6 tips contra la exigencia de propinas

La gratificación es voluntaria, si un establecimiento la exige puede ser multado hasta por 2.1 mdp; el 12% de lugares verificados por Profeco ha incurrido en faltas como incluir propina en la cuenta.
propina  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La propina es una gratificación voluntaria que se da en el caso de un buen servicio, por lo que ningún establecimiento tiene derecho a determinar un monto para ello o incluirla en la cuenta sin tu consentimiento. En México no existe una ley que exija el pago de la propina, pero debido al desconocimiento varios son los establecimientos que exigen esta gratificación a través de montos fijos que van desde el 10 y hasta el 25%.

"La Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC) establece que deben respetarse los precios de bienes y servicios ofrecidos, en esta lógica la propina no forma parte de estos conceptos, por lo que exigirla está fuera de la ley", dice el director general de Verificación y Vigilancia de la Procuraduría Federal del Consumidor (Porfeco), José Luis Alba Costal.

Incumplir con esta disposición legal tiene sanciones y multas que van desde los 500 y hasta los 2.1 millones de pesos, dependiendo de la resistencia o no del establecimiento para resarcir la afectación a los consumidores.

En lo que va del año Profeco ha realizado aproximadamente 35,000 verificaciones de comportamiento comercial, de las cuales entre 10 y 12% han presentado irregularidades como la no exhibición de precios o exigencia de propina, dice Alba Costal.

Esta práctica, igual que el condicionamiento de mesas por un consumo mínimo o de botellas, es ilegal, por lo que bajo ninguna circunstancia debes permitir que abusen de ti.

Si al revisar tu cuenta notas que añadieron la propina sin tu autorización, Profeco te recomienda lo siguiente:

1. Pregunta al mesero por qué hay una diferencia en el total de tu cuenta y pide que te muestre de nuevo la carta con los precios de cada producto.

2. Si te dice que es la propina, niégate a pagar tal imposición y pide hablar con el responsable del lugar, como el gerente o el capitán de meseros.

3. Explica que conoces tus derechos, que la propina es voluntaria y no pueden obligarte a pagarla. Si el responsable del lugar te da el mismo argumento que el mesero, y alega que exigirla es política de la empresa, dile que sabes muy bien que sólo tú como consumidor determinas si el servicio amerita o no una gratificación.

4. Si aún así el responsable te quiere obligar a pagar propina y no te deja salir del lugar, dile no te puede retener, ya que hacerlo es privación ilegal de la libertad. En este supuesto puedes acudir a un patrullero, enseñarle el ticket y decir que estás dispuesto a curbir el importe de la cuenta, pero no la propina, ya que el uniformado tiene la facultad de protegerte y exigir que te dejen salir del establecimiento una vez que hayas pagado la cuenta

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

5. Presenta tu denuncia ante la Profeco, esto es importante ya que ante una queja la procuraduría ordena verificaciones expeditas, y es más rápido cuando tiene varias denuncias del mismo lugar. La queja la puedes hacer al Teléfono del Consumidor al 5568 87 22 en el Distrito Federal y área metropolitana, o al 01 800 468 8722 desde el interior de la República. Este número funciona las 24 horas del día los 365 días del año, por lo que no importa la hora en que quieras hacer tu denuncia. De preferencia anota el nombre y dirección del establecimiento, y exige tu ticket o comprobante, si el lugar no te lo da, también está incurriendo en faltas legales.

6. Si pagaste la propina de forma obligada porque fuiste objeto de intimidación, también puedes denunciar este hecho a la Profeco y recuperar el dinero pagado por la propina, siempre que conserves el ticket de la operación.

Ahora ve
La cifra de grupos extremistas en Estados Unidos ha crecido en el último año
No te pierdas
×