Profeco retira andaderas peligrosas

La dependencia prohibió también un modelo de corral; los productos son inseguros para los infantes; los proveedores deberán devolver al consumidor la cantidad pagada más una bonificación del 20%.
andadera  (Foto: Especial)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inmovilizó en México más de 3,600 andaderas y corrales para bebé por carecer de las medidas mínimas de seguridad establecidas por la ley. Los artículos corresponden a las marcas Prinsel, Glenco Baby, Brevi y Bebe Sin; ya que además no tenían leyendas precautorias y ofrecían garantías menores a las dispuestas, señaló la dependencia en un comunicado.

Por estas razones Profeco prohibió la comercialización a nivel nacional de cuatro modelos de andaderas y uno de corral de las marcas anteriores.

"Tras practicarse las pruebas de seguridad en el Laboratorio de Profeco se dictaminó que (estos artículos) no cumplían con las especificaciones de seguridad establecidas ni con las Normas Oficiales Mexicanas NOM-133/1-SCFI-1999, relativa a andaderas, y NOM-133/3-SCFI-1999 de corrales", dice el documento.

La dependencia también ordenó a los fabricantes, importadores y distribuidores el retiro inmediato de los productos de puntos de venta, y la devolución a los consumidores de la cantidad pagada más una bonificación no menor al 20% del precio pagado, así como a informarles los mecanismos para ello.

Los productos prohibidos son: andadera marca Glenco Baby Musical, modelo Travesuras clave 97; andadera marca Prinsel, modelo 7186; andadera marca Glenco Baby, modelo Baby Walker Imperial; andadera musical marca BEBE SIN, modelo 1109; y el corral marca Brevi, modelo Soft & Play Green Farm 580.

El laboratorio de Profeco halló que las andaderas presentan orificios y ranuras en la base y la charola que permiten el acceso de los dedos del infante, lo que puede provocar cortaduras o mutilaciones.

Además estos productos no cuentan con la altura mínima requerida, por lo que el menor puede fácilmente salir de las andaderas. Tampoco soportan una carga asignada, lo que ocasiona que se rompa el mecanismo de enganche y la caída del niño.

Finalmente el material con el que están elaboradas presenta roturas y los mecanismos de ajustes no son adecuados, lo que no garantiza que sostengan totalmente al infante.

En lo que respecta al corral, la colchoneta de la base presenta un espesor que excede el  límite indicado en la norma, lo que podría facilitar que el infante salga del corral o provocar que el accesorio se vuelque.

Si eres dueño de alguno de los artículos citados y tienes dudas respecto a su devolución o el proveedor se niega a efectuar el cambio o reembolso, acude a la delegación Profeco más cercana o llama al 55 68 87 22 del DF, o al 01 800 468 87 22 del interior de la República.

Ahora ve
Este país identifica a cada ciudadano en las calles en apenas segundos
No te pierdas
×