Invierte 10,000 pesos en cambiar tu vida

6 ideas para arrancar una nueva etapa en tu vida, con un desembolso que sí puedes hacer; renuévate con un viaje, impulsa tu carrera o reestrena tu casa con estos consejos.
Regina Reyes-Heroles C.

Un cambio de vida no tiene que implicar un cambio de residencia, país o continente. La inversión tampoco debe ser millonaria, con 10,000 pesos puedes lograrlo.

Ahora que comenzaste a analizar tus cuentas para empezar tu presupuesto anual, tal vez hayas encontrado que tienes un dinero extra, eso que juntaste para un día lluvioso, y quizá por el miedo a más turbulencias económicas, no gastaste en diciembre.

Encuentra cómo puedes usar ese ahorro.

1. Cambia tu cocina. ¿Cuándo fue la última vez que arreglaste tu cocina? Invertir en el hogar siempre es motivante, y si decides hacerlo en la cocina disfrutarás más las horas que pasas ahí y crearás un espacio más agradable para tu familia. “Éste es uno de los espacios que disfrutan todos los miembros de la familia, y que al renovarlo, puedes hacer feliz a más de uno”, dice Daniella SantosCoy, diseñadora industrial experta en cocinas. Un lugar que te guste, te inspira a cocinar más en casa, lo cual puede representar un ahorro para la familia.

De acuerdo con SantosCoy, las cocinas son espacios funcionales que deben adaptarse al estilo de vida de quien las utiliza. “No es lo mismo lo que usa la cocina una pareja que lo que la utiliza una familia con tres hijos”, señala. Por eso, cuando las familias cambian, las cocinas deben adaptarse.

“La cubierta es lo que da vista, y si la vas a cambiar yo recomendaría un material liso que se vea moderno y más atemporal”, dice SantosCoy.

El cambio de una cubierta en una cocina estándar (3 metros de largo por 60 centímetros de fondo) utilizando Corian blanco, un material con un certificado de emisión ‘Green Word’ (ecológico y reciclable), cuesta 8,500 pesos.

Este material está hecho para que las uniones no se noten, sino que se fundan gracias a la resina que se utiliza para pegarlas y la pulida que se da a las piezas, por lo que en vez de comprar una placa entera –que es lo que necesitarías de otros materiales para una cocina de esta medida– sólo debes comprar una parte de placa porque los recortes que se hagan, por ejemplo, alrededor de la tarja de lavado, se pueden reutilizar e instalar para completar la superficie.

Este precio incluye la instalación de la cubierta.

Con los 1,500 pesos restantes, SantosCoy recomienda comprar unas 18 nuevas jaladeras –otro elemento que muestra la edad de tu cocina– que pueden costar unos 80 pesos cada una. “Estos cambios hacen ver tu cocina como nueva”, dice la diseñadora industrial.

“Lavar en lavaplatos ahorra mucha más agua que cuando se lava a mano”, dice SantosCoy, además de que te libera de la temida actividad. Una lavavajillas utiliza de 12 a 14 litros de agua para lavar unos 48 platos.

Para instalar el lavavajillas es probable que tengas que quitar algunas puertas para hacerle espacio a esta nueva máquina y hacer algunas adaptaciones de la tubería, para lo cual puedes usar los 2,000 pesos restantes.

2. Fondo para tu hijo. Invertir este monto el día que nace tu hijo y darle de verdad un horizonte de largo plazo (30 años) podría hacer mucho por el futuro de esta persona.

“Si realmente le quieres cambiar la vida, quizá debas tomar el mayor riesgo en la inversión”, dice Enrique Solórzano, director de Fondos de Inversión de ING Investment. El activo de mayor riesgo, pero también de mayor rendimiento, son las acciones. Por ejemplo, si una persona hubiera pensado esto en 1989 y hubiera invertido lo equivalente a 10,000 pesos en acciones de Dell ahora tendría 184,270 dólares.

Pero invertir en acciones no es para todos, porque si tienes la manía de revisar tu inversión a diario, los tiempos de volatilidad pueden causarte mucho estrés.

Por eso, Solórzano recomienda también pensar en inversiones más conservadoras, como las afores.

La opción menos riesgosa es invertir este dinero en tu afore y dejarlo madurar hasta que puedas decidir junto con tu hijo qué quieren hacerle a ese dinero. Como aportación voluntaria, lo puedes retirar sin problemas. De esta forma, te aseguras de que el dinero esté trabajando, pues te dará mucho mejor rendimiento que si lo dejas en una cuenta bancaria, en la que, sólo por las comisiones, terminarás pagando por tu ahorro. “La afore va a existir en 30 años, quizá se llame diferente, pero ese dinero seguirá siendo tuyo”, añade Solórzano.

Si lo que quieres es poco riesgo, la afore, insiste Solórzano, es mejor opción que los fondos a corto plazo, pues el rendimiento es mucho más atractivo. Por ejemplo, 10,000 pesos en la Siefore básica 2 de las afores que se hubieran invertido en 1997 habría mostrado un rendimiento anualizado de 13%. Con ese rendimiento, en 36 años 10,000 pesos llegarían a 1 millón.

3. Dale un empujón a tu carrera profesional. Visita a un coach profesional. El coaching sirve para orientarte y ayudarte a fortalecer tus puntos débiles, proveer estructura y darte una guía para analizar tu situación actual laboral, establecer metas realizables y aprender a reflexionar sobre acciones en el proceso de acción para llegar a cumplir los objetivos.

Una sesión personal de una hora a una hora y media cuesta, según el coach que se contrate, entre 2,000 y 4,000. “Pero todos tenemos paquetes”, dice Natalia Ortiz Mena, coach ejecutivo de Coaching y Desarrollo, por lo que en general por 10,000 pesos podrías conseguir entre tres y cinco sesiones.

Lo que Ortiz recomienda es llegar a la primera cita con tus objetivos muy claros, “no una lista como de regalos que pides a Santa Claus, sino uno o dos objetivos muy claros que deseas, por ejemplo, aprender a delegar”, añade la coach.

4. Sal de viaje y regresa como nuevo. El estrés laboral ya afecta a 30% de los trabajadores mexicanos, según datos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y disminuye 25% la productividad.

Según el Instituto Francés del Manejo del Estrés (IFAS, por sus siglas en francés) una hora de inmenso placer sustituye, con tranquilidad, tres horas de sueño.

- Retiro de yoga
Retiro de tres días en el hotel Paraíso Miramar, desarrollo ecológico a 20 minutos de San Blas, Nayarit (www.retirosensanblas.com): 3,000 pesos.  Vuelo redondo México-Tepic o México-Puerto Vallarta: 3,300 pesos. Masajes extra y comidas en San Blas: 3,700 pesos.

En el retiro, antes del desayuno haces una hora y media de yoga y meditación. Después caminas por la playa o vas a la alberca.

Por las tardes hay actividades a escoger, ya sea visitar las ruinas de un fuerte y una iglesia, consentirte con un masaje o participar en la terapia de flotación en el mar y después experimentar un tratamiento de barro natural.

Después de la cena puedes asistir a las pláticas de naturismo y nutrición y tener otra sesión de yoga.

- Un viaje de pareja
Dos días y una noche en el Misión del Sol, Cuernavaca: 4,338 por persona. Incluye habitación de lujo, alimentos y servicio de spa. Total: 8,676. El resto lo puedes usar para el transporte.

5. Que te volteen a ver. Ya es hora de que le saques jugo de verdad a todas las horas que pasas en el gimnasio. Si estás inscrito en uno de esos clubes de lujo, lo más probable es que sólo recibas unos cuantos minutos de atención de parte de los entrenadores. Tienes que hacer un esfuerzo adicional y desembolsar un poco más para contratar a un entrenador personal. Cada sesión con uno de ellos en el Sport City cuesta alrededor de 240 pesos. En cuatro meses puedes tener 40 sesiones y con un total de 9,400 pesos ya tendrás un cuerpo más lucidor y, lo más importante, ya habrás aprendido los principios para hacer los ejercicios por tu cuenta, y ya necesitarás menos orientación.

Puedes buscar una combinación diferente. Un nutriólogo te cobra 500 pesos por una consulta al mes. Dedícale tres meses, porque el chiste es que te mida los avances, suma a eso 200 o 250 pesos por sesión de un entrenador personal (te alcanza para 10 sesiones) y la inscripción a un gimnasio de barrio, que cuesta alrededor de 6,000 pesos anuales.

6. Cambia tu retrato: Imagina dejar de usar ese saco que ya hasta a ti te aburre. Con 10,000 pesos puedes darle un giro a tu guardarropa. Diana Vargas, experta en imagen, recomienda lo siguiente para que con 10,000 pesos seas más feliz al entrar a tu clóset.

“Las prendas básicas para todos, no existen”, dice Vargas, quien cree que cada quien tiene un estilo y un cuerpo singular. Pero sí hay algunas prendas que pueden ayudar a muchos a darle un giro a la imagen. Lo que recomienda es que se haga un esfuerzo por mostrar estilo propio, por adquirir cosas, “no sólo tener cinco pantalones oscuros y camisas blancas iguales, sino elementos que demuestren tu personalidad”.

Ahora ve
Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones
No te pierdas
×