Cómo invertir con tu pareja

Para compartir más que amor existen cuentas de inversión que puedes abrir junto con otra persona; esta opción tiene implicaciones fiscales que recaen en una o ambas partes, según el contrato.
parejainversion  (Foto: Jupiter Images)
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Abrir una cuenta de inversión con tu pareja es una opción que ofrecen las administradoras y operadoras de fondos para quienes desean manejar su dinero de forma conjunta y compartir algo más que gastos y obligaciones. Esta opción obtiene los mismos rendimientos que una cuenta individual, pero se enfoca a las parejas que buscan beneficios comunes.

Es necesario saber que tiene implicaciones fiscales que deben tomarse en cuenta como cualquier otra inversión a través de un fondo, ya que al tratarse de una cuenta con un titular y cotitular, las imposiciones pueden caer en una u otra parte, según quede establecido en el contrato.

Por ejemplo si tú destinas 50,000 pesos a un fondo conjunto con tu pareja, y este dinero forma parte de tu ahorro personal, los impuestos causados por el rendimiento serán para ambos, sin importar quién haya aportado más o menos dinero.

"Lo ideal es que antes de abrir cualquier instrumento financiero, ambas partes hagan primero un presupuesto conjunto para saber cuánto dinero pueden destinar a este fin (...), no sirve aportar si se desconoce la situación financiera del otro porque esto puede limitar la planeación", dice el director general adjunto de la distribuidora de fondos Allianz-Fóndika, Juan Carlos Pelayo.

Para las inversiones conjuntas existen dos opciones, la cuenta mancomunada y la solidaria.

En el caso de la mancomunada, aunque la titularidad recaiga en una sola persona, la disposición de los recursos podrá hacerse sólo cuando ambas partes estén de acuerdo y siempre que lo manifiesten por escrito.

En la solidaria la administración y disposición de los bienes puede hacerse por el titular, ya que aunque los recursos sean de ambos el contrato establece que existe plena confianza entre las partes, por lo que la disposición de efectivo es unilateral.

"En este caso la comunicación es vital, ya que si la cuenta es solidaria y uno de los miembros de la pareja gasta todos los recursos, la otra parte no podrá presentar ninguna queja conforme lo establecido en el contrato", señala Pelayo.

El especialista en finanzas personales recomienda analizar todos los escenarios antes de abrir una inversión conjunta, ya que más allá del compromiso que ésta significa, pueden obtenerse los mismos rendimientos en una cuenta individual gracias a la diversificación del portafolio.

Un fondo de inversión agrupa los recursos de varios participantes, por lo que no hay mucha diferencia entre quienes invierten más o menos, ya que porcentualmente las ganancias son iguales.

Otro punto que debe considerarse es la disolución de esta cuenta en el caso de la separación.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Si existe un divorcio de por medio será necesario que ambas partes estén de acuerdo para terminar el contrato del fondo y repartir el dinero correspondiente a cada uno, que será del 50%.

"Lo importante no es dividir esfuerzos, sino compartir obligaciones y derechos (...), por lo que la mejor opción para cada pareja debe siempre estar dictada por un presupuesto conjunto que respalde sus proyecciones financieras", finaliza Juan Carlos Pelayo.

Ahora ve
Independentistas catalanes se preparan ante el anuncio de Mariano Rajoy
No te pierdas
×