La pesada loza del mal deudor

El historial crediticio registra tu manera de manejar el dinero y la puntualidad para pagar; una reputación limpia te abrirá las puertas a mayores créditos, pero una mala te las cerrará.
credito deuda banco pago  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Además de la ubicación, ¿qué otra cosa es clave para el éxito de una tienda? ¡Su reputación, por supuesto! Si tiene precios demasiado altos, los clientes no son bien tratados o sus productos no son buenos, seguramente no regresas a ese lugar.

Lo mismo sucede con la reputación financiera de una persona, basada en su capacidad para manejar el dinero, la cual puede influir en su vida de muchas maneras. No es posible corregir tu reputación crediticia de un día para otro, pero definitivamente es un problema que puedes resolver convirtiéndote en un deudor responsable.

Hay agencias de información sobre los consumidores que son las Sociedades de Información Crediticia (SIC o conocidas como buró de crédito), que mantienen registros del cumplimiento y de la puntualidad de las personas para pagar sus cuentas y deudas.

Estas agencias saben dónde vives, dónde trabajas y la puntualidad con que pagas tus cuentas. Los datos son absolutamente confidenciales. Nadie que no sea una empresa afiliada puede tener acceso a esta información.

Ganar y mantener una buena reputación de crédito no es ningún misterio, ni tampoco es difícil. Basta con manejar tu dinero de forma responsable y seguir sin falta dos reglas sencillas:

1. Pide prestado sólo cantidades que podrás pagar sin ningún problema.

2. Haz todos tus pagos con puntualidad.

Lo más importante es llevar siempre un control de nuestros gastos para no enfrentar problemas a futuro, dice Eduardo López, coordinador de la Escuela de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Panamericana.

Muchas personas se enfocan al uso del crédito por medio de tarjetas y empiezan a adquirir productos a meses sin intereses, a plazos y deben tomar en cuenta que se verá reflejado en su historial crediticio, por lo cual hay que tener cierta mesura en los gastos porque eso nos permitirá después acceder a créditos mayores.

"Sin embargo, muchas veces la gente no alcanza a entender que tener una tarjeta de crédito es el primer paso para una vida crediticia, por así decirlo. Hay que ser mesurados en nuestros gastos y realizar los pagos a tiempo", menciona López.

Jesús Cuauhtémoc Téllez, profesor-investigador del Departamento de Finanzas y Economía del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores Campus Estado de México, coincide en la importancia de tener un buen historial de crédito.

"El que uno tenga una buena reputación financiera, le va a permitir obtener créditos. No sólo aplica a las personales, sino también a las empresas. Por ejemplo, si el representante legal o el dueño de la compañía no tienen un buen historial de crédito, simplemente no les otorgarán el préstamo que sería de utilidad para seguir con sus proyectos".

Recomienda disciplinarse financieramente. Antes de eso de embarcarnos en una deuda hay que ver si la podremos pagar y si tus entradas te van a permitirá cubrir esas salidas, que es el nuevo endeudamiento.

"No hay que ser economistas para saber cómo va la economía y pedir un crédito, pero sí podemos seguir algunos indicadores económicos, como el comportamiento de las tasas de interés especialmente la Interbancaria de Equilibrio (TIIE) para determinar si me puedo o no embarcarme con un crédito y estar con la seguridad de que al menos en este año voy a permanecer en mi trabajo".

Para Eduardo López, si mantenemos un buen historial crediticio y dentro del buró aparecemos como sujeto de crédito, y somos puntuales en los pagos, en algún momento podemos acceder a créditos mayores.

"Sí es de suma importancia mantener un historial crediticio limpio, porque esto nos podrá ayudar en caso de requerir un préstamo para alguna urgencia. Pero todo se complica si no tenemos una correcta administración de su dinero".

Reparación del historial crediticio

Una calificación crediticia baja puede ser un verdadero problema. Si no tienes un buen historial de crédito, te será muy difícil, o imposible, obtener un préstamo. Sin embargo, es un problema que puede corregirse. Si estás dispuesto a cambiar tu forma de manejar tus finanzas, con el tiempo deberías poder convencer a las instituciones de crédito a que te otorguen un financiamiento nuevo.

Tal vez no te des cuenta de esto, pero a veces lleva mucho tiempo deshacerse de los problemas de crédito. La información negativa acerca de la mayoría de las deudas generalmente permanece en tu registro durante siete años y, en algunos casos, la información queda registrada durante más tiempo. Pueden surgir problemas de crédito si realizas pagos atrasados en tus tarjetas de crédito o préstamos, o no cumples con el pago.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Otros factores negativos que pueden reducir tu capacidad crediticia son saldos de tarjeta de crédito muy altos o tarjetas cargadas al máximo, y demasiadas solicitudes de crédito.

Inicia tus esfuerzos de reparación de crédito determinando exactamente en qué situación te encuentras. Quizás desees empezar obteniendo una copia de tu Reporte de Crédito.

Ahora ve
Wayne Van Niekerk, el hombre que podría ser el heredero de Usain Bolt
No te pierdas
×