Una familia ‘económicamente’ feliz

La crisis puede afectar al núcleo familiar, angustiando a los padres sobre el futuro de los hijos; te damos pequeños consejos para un control más efectivo del presupuesto en el hogar.
familia ejecutiva feliz comida mesa  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Una mala decisión financiera puede afectar a una familia. Si estás teniendo problemas ‘gracias' a la crisis económica, no estás solo, porque sí hay forma de sanar tus aflicciones y controlar tus preocupaciones financieras.

La mayoría de las parejas, enfrentan discusiones financieras que terminan de forma acalorada, personal e improductiva. Temen que su capacidad para proveer para sus hijos (ahora y en el futuro) está en peligro, y una vez que estás en esta mentalidad ansiosa de supervivencia, es difícil encontrar energía para la vida familiar y para tu matrimonio, dice Marc D. Rabinowitz, un consejero matrimonial en Norfolk, Virginia.

Cuando la buena vida está amenazada o te fue quitada sin que sea tu culpa, te puedes sentir destrozado y la persona más cercana a ti siempre resulta ser el blanco de tus frustraciones, agrega la psicóloga Rosalind S. Dorlen.

Juan Sherwell, director de la Escuela de Graduados en Administración del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México, agrega que el problema de las finanzas personales en la familia viene de que hay un solo ingreso, ya sea uno sumado por dos o de uno solo, pero por el lado del gasto existe una gran diferencia entre prioridades y preferencias.

Por ello, recomienda que haya total transparencia y comunicación entre la pareja y esto es clave para hacer una buena planeación financiera. "Si los números están inflados o no hay una perfecta comunicación en términos de finanzas de la pareja, no se puede planear adecuadamente".

También considera necesario que ambos trabajen. "No solo mejora los ingresos de una familia, sino la valoración de ambos. Es algo de lo mejor que se puede recomendar, aunque una persona gane más que la otra, creo que la valoración viene casi igual cuando ambos trabajan".

Un tercer punto es que la familia haga una lista de prioridades en el gasto. "Si ya tenemos transparencia y comunicación ahora nos podemos sentar y elaborar una lista cada mes de cuáles son las prioridades y dejar al fondo de cada lista aquellos gastos que quizás no son tan importantes".

La única razón para sacar a relucir las equivocaciones es aprender de ellas. Enfocarse en lo mejor que tengan como pareja y tomar responsabilidad asumiendo sus equivocaciones.

Sherwell agrega que la disciplina financiera debe existir desde el inicio de la relación de pareja, para que años después no tengan que modificar los hábitos de consumo por problemas que se presenten.

"Es más sencillo si desde un inicio hay comunicación y las cuentas sobre los ingresos y egresos son claras. Con eso se puede partir para hacer una mejor planeación financiera en la familia y es importante que haya objetivos comunes en el largo plazo".

Las recomendaciones financieras en familia son:

Objetivos comunes y de largo plazo

Sin importar el ingreso, la familia debe designar un porcentaje al ahorro para gastos futuros como colegiaturas de los hijos, el retiro o alguna eventualidad, como una enfermedad o pérdida del empleo.

Si es una pareja joven, es más fácil que abra un portafolio de inversión donde parte esté destinado al mercado de capitales. Si están en la madurez participar en instrumentos más seguros para que no haya una mala decisión y una pareja que quizás ya se encuentra en la mitad de su vida laboral deberá tener más cuidado ala realizar inversiones riesgosas porque podría perder los ahorros por una mala decisión.

Cuidar el uso de las tarjetas de crédito. Verlas como medio de pago y no como una extensión del salario y tratar de pagar más del mínimo o el total en la fecha de corte.

De ser posible, adquirir un bien inmueble para ir construyendo un patrimonio.

Planear qué hacer con el aguinaldo de ambos a final de año, porque cuando se destina a un gasto que tendrá efectos positivos duraderos, siempre la familia se verá beneficiada.

Poner sus preocupaciones sobre la mesa (en privado, los niños no necesitan saber cuán enojados están)

No sometas a tu esposo a un interrogatorio sobre si mando su currículo. En vez de eso pregunta exactamente que ayuda necesita y ofrecerla.

Cuando las reglas financieras son explicitas toda la familia funciona bien.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×