Europa por 33 euros... ¡al mes!

Gracias al Internet viajar por países europeos se ha vuelto más barato y accesible; hay portales que ayudan al viajero a ahorrar en transporte, comida y hospedaje.
tren  (Foto: Cortesía SXC)
Sofía Macías Liceaga

Pablo Escobedo pagó sólo 33 euros de hospedaje durante todo su viaje de un mes por Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia y Francia. ¿Cómo? Aprovechó las comunidades online para viajes.

De 30 días que pasó en Europa, sólo pagó una noche de hostal en Copenhague y el resto se quedó, literalmente, en el sillón de personas que conoció a través del portal couchsurfing.com, una red social de viajeros en el que las personas ofrecen hospedaje gratuito.

Viajar de mochilazo puede ser más barato si, además de dormir en el cuarto de visitas o el sofá de un desconocido, te animas a compartir coche, con lo que gastas menos que en el tren.

Entrar a esta red le permitió a Escobedo dejar de gastar entre 750 y 1,000 euros de hospedaje y, además, integrarse mejor con los locales. Así también se ahorró la curva de aprendizaje del turista.

En los primeros días de viaje es cuando más se gasta porque no se sabe dónde comprar las cosas, todo se paga al triple porque "llegamos directo a los lugares más turísticos y no tenemos parámetros" asegura  Enrique Escalona, director de lagiraffe.com, un sitio multimedia de propuestas de viaje, quien sobrevivió un mochilazo de ocho meses de Londres a Estambul con 30,000 pesos en 2002.

La mayoría de los anfitriones de couchsurfing explican a los viajeros cuál es la forma más barata y accesible para moverse en la ciudad, en qué lugares comer o, incluso, dejan a sus huéspedes cocinar en  casa.

Pablo llegó a Copenhague en mayo de 2009, cuando México vivía la contingencia de la gripe A1NH1. Él pensaba que no encontraría anfitriones en la emergencia, pero su sorpresa fue que Rasmus, su anfitrión de 31 años, lo recibió con una copia de las llaves de su casa y un mapa de la ciudad y se tomó el tiempo para explicarle cómo funcionaba el sistema de bicicletas.

Este detalle puede no ser tan importante en ciudades muy ordenadas,  como la capital danesa, pero para Kerena Lam, una canadiense de 32 años que viajó el año pasado a  Bangkok con su pareja, los tips de transporte fueron casi de supervivencia.

Pese a que en Bangkok hay metro, la forma más sencilla y barata de moverse en la ciudad, sin sufrir el desquiciante tráfico, es tomar un barquito, "que tiene unas cortinas enormes para que no te vaya a empapar el agua que está realmente sucia", explica Kerena.

Si estás dispuesto a quedarte en un hostal y compartir habitación, Enrique Escalona recomienda los de Youth Hostel, www.hihostels.com, pero considera mejor estrategia, especialmente en destinos caros, reservar sólo la primera noche y en el día buscar hoteles pequeños, la mayoría sin sitios web, en lugares céntricos y atractivos, para ahorrar en pasajes y pagar una suma decente.

En algunas ciudades como Roma, Barcelona o Madrid, donde los Youth Hostel no son muy buenos y siempre están llenos, hay pensiones privadas a muy buenos precios.

En su último viaje a Madrid encontró una pensión, llamada Juli, muy cerca del metro Argüelles, en una zona muy agradable por sólo 5 euros más y donde tenía un cuarto para él solo.

También hay que considerar si conviene quedarse en los lugares de moda. Durante su mochilazo en Grecia, Enrique y sus amigos habían viajado muy barato y cómodos por islas poco famosas, pero todos querían ir a Mykonos para reventarse el fin de semana.

"Acabamos pagando una fortuna por compartir una horrible casa de campaña en la playa, y extrañando nuestro departamento de 25 euros la noche que dejamos en Paros. Debimos haber ido a Mykonos sólo durante el día".

Puedes gastar menos también en el viaje. Entre antes busques el boleto, mejor. Pablo compró el suyo México-Amsterdam-Copenhague seis meses antes de volar, en 750 dólares. El mismo vuelo dos semanas antes de viajar puede salir entre 250 y 500 euros más caro.

Algunas aerolíneas ofrecen tarifas de estudiantes y maestros o para menores de 25 años.

Para transportarte dentro de Europa, en algunos países, hay sitios de rides colectivos, también conocidos como carpool o covoiturage, en los que se anuncian trayectos, número de asientos disponibles en el vehículo y precio.

Ashish Chitale, un estudiante de maestría en negocios de 27 años en Rennes, ha estirado su presupuesto con estos servicios: con 50 euros fue de Nantes a Burdeos ida y vuelta por medio de www.covoiturage.com, cuando el costo del tren habría sido de 200 euros. Para trayectos internacionales recomienda www.123envoiture.com

Josh Lund, un estadounidense de 21 años que vive en Alemania, recomienda www.mitfahrgelegenheit.de. "Siempre es más barato que el tren y además regresas con historias interesantes por la gente que conoces", cuenta Lund, que lo utilizó hace un par de semanas para regresar de Polonia a Berlín.

Y ahora, pórtate bien, porque para mantener la confianza, todos estos sitios califican a sus usuarios.

Ahora ve
Así se grabó el final de la séptima temporada de Game of Thrones
No te pierdas
×