Retoma el control de tus inversiones

Después de sobrevivir la crisis financiera es hora de pensar cómo obtener ganancias en el futuro; los especialistas aconsejan aprovechar los bienes raíces, los fondos y la Bolsa Mexicana de Valores.
inversion-casas  (Foto: Cortesía SXC)
Regina Reyes-Heroles

El último trimestre de 2008 golpeó a todas las carteras de inversión y las alzas en 2009 no fueron suficientes para recuperarse. Es el momento de buscar la recuperación.

Lo primero, dice Roberto Cano, director general de Principal, es reconocer y aprender la lección de la crisis: cuando se habla de ahorro e inversiones debes tomar decisiones fundamentadas, no precipitadas. Las decisiones apresuradas te llevan a comprar cuando el mercado está alto, porque alguien te dijo que a la Bolsa le iba muy bien, y a vender cuando alguien dice que los mercados caen.

La meta es tener un comportamiento estable por periodos largos, dejar que maduren las inversiones y no afectar el ahorro con decisiones emocionales.

Empieza por hacer un balance de lo que tienes. Contesta esta pregunta, ¿qué desempeño presentó la inversión en la que tienes tu dinero durante los últimos dos años?

La segunda pregunta clave es: ¿esa inversión ha sido consistente y congruente con lo que te ofrecieron desde un inicio?

“Hay que cuestionar al asesor: quiero analizar el desempeño en este periodo completo de 2008 a la fecha”, dice Cano.

La mayoría de las carteras de inversión ha tenido alzas en el último año, tanto que, en el largo plazo, esta crisis sólo se verá como un pequeño tope en el camino. De todos modos debes analizar el comportamiento de tu inversión en este periodo para saber si el vehículo en el que está tu dinero es el adecuado. Puedes descubrir que tu asesor no entendió para qué y para cuándo necesitabas el dinero, o tú no le dijiste que no entendías el tipo de producto que te estaba vendiendo. Si esto pasó, es ahora cuando debes ajustar cuentas.

Regresa a lo básico y explícale a tu asesor para qué es el dinero que pusiste en sus manos y cuándo lo vas a querer. No firmes hasta que entiendas el instrumento que te ofrecen. El gran problema con las inversiones en México es que no se destina el ahorro a los vehículos más eficientes para lograr una rentabilidad acorde a las necesidades del cliente. No permitas que eso te pase.

Selecciona dónde invertir por tus necesidades y no por lo que está de moda en el mercado. No debes escoger un fondo porque es el sabor favorito del mes, advierte Cano. Tienes que pensar en tus metas en el corto y el largo plazo.

Inversiones en ladrillos

Comprar un bien inmueble es un proceso complejo en el que influyen decisiones de vida: ¿voy a vivir en la casa o el departamento que voy a comprar?, ¿cómo voy a pagar?, ¿pido un crédito?, ¿será buena inversión?

A diferencia de lo que pasó en Estados Unidos, en México los precios de los bienes inmuebles no sufrieron mayores contratiempos. De 2000 a 2009 las tasas de los créditos hipotecarios se han reducido de 30 a 12.5%. Además, los precios no han escalado a cifras impactantes ni se han derrumbado al suelo.

Pero las inversiones en ladrillos son a largo plazo y no es fácil convertirlas a dinero en efectivo de un día para otro.

Otro aspecto complejo es escoger qué comprar o en qué invertir y para esto no hay una única respuesta correcta. La primera recomendación es buscar asesoría profesional, dice Fernando Soto-Hay, director general de Tu Hipoteca Fácil. “Es un proceso en el que debes estar guiado y no caer en la tentación de excederte”.

Soto-Hay recomienda seguir tres lineamientos si se quiere invertir (con ayuda de un crédito) en una casa propia para vivirla y crear patrimonio:

1. Comprar en pesos.
2.
Procurar que el crédito sea a 15 años, pues la diferencia en el monto de la mensualidad entre 15, 20 y 30 años puede ser pequeña y no necesariamente justifica los gastos extra en intereses y seguros.
3. Pedir el crédito que puedas pagar. En general, no es recomendable destinar más de 30% del ingreso bruto en vivienda.

Una forma de tomar el control de las inversiones en vivienda es analizar la compra, no tenerle miedo a los créditos y saber cuándo es momento de vender.

Para analizar la compra, señala Soto-Hay, no hay nada más importante que ser honestos consigo mismo en cuanto a lo que se puede pagar y buscar la mejor localización para tu estilo de vida.

Con respecto a los créditos, dice, no es recomendable irse por la mensualidad, la tasa o el Costo Anual Total (CAT) más bajos. En cambio, debes entender que la mensualidad tiene varios componentes: intereses, seguros, comisiones y amortización de capital. No es lo mismo calcular intereses sobre una base que se mantiene más o menos igual con una tasa de interés baja, que pagar sobre una base que cada vez se hace más pequeña aunque tenga una tasa de interés más grande. La base sobre la cual calculas es el secreto del crédito hipotecario.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Saber cuándo hay que vender no es fácil, hay que analizar el mercado, ver que los precios estén estables y hayan mostrado plusvalía. Se calcula que, en promedio, una familia vive en su casa unos ocho años. Para crear patrimonio se puede utilizar el sistema conocido como ‘escalera de propiedades’, es decir, vender la casa que tienes y adquirir una mejor. Según datos de Softec y Tu Hipoteca Fácil, este sistema permite a una familia que gana en pesos el equivalente a 3,000 dólares mensuales, comenzar con una primera vivienda de 125,000 dólares y, a los 24 años, contar con una propiedad de 425,000 dólares.

Las inversiones inmobiliarias toman tiempo. Si decides comprar casas para rentarlas, piensa si esta actividad te gusta lo suficiente como para que se convierta en tu trabajo. Como cualquier otra inversión hay que hacer la tarea, dedicarle tiempo y buscar asesoría. Pero si sabes qué quieres y cómo lo pagarás, tienes el control para tomar las decisiones adecuadas.

Ahora ve
En 20 frases, así fue la defensa de Emilio Lozoya sobre el caso Odebrecht
No te pierdas
×