La riqueza empieza a los 40

En esta edad surgen oportunidades únicas... pero también nuevos retos, advierte Sonia Sánchez; si no has comprado una casa o un seguro es momento de hacerlo, aconseja la autora de blogylana.com.
familia  (Foto: Cortesía SXC)
Sonia Sánchez *

Los 40 son una edad mágica. Y no lo digo sólo porque uno se esté acercando a ellos, sino porque son una etapa realmente interesante:

  • En la adolescencia queremos miles de cosas (gadgets, ropa, permisos, carros) y la mayoría de las veces no obtenemos lo que queremos. Frustrante (aunque formativo).
  • De los 20 a los 30 viene una temporada de locura de compras, salidas y gastos porque ya trabajamos, tenemos nuestro propio dinero, pero nadie nos dice lo que tenemos que hacer (¡Yaiii!).
  • También estamos más propensos a cometer errores, como pagar todo con tarjeta de crédito y no liquidarla, comprar un auto mucho más caro de lo que podemos pagar, no ahorrar un peso y llegar a la quincena ‘fríos’, etcétera. ¡Ah!, pero qué bien lo hemos pasado.
  • De los 30 a los 40 se comienza a poner bueno: ya pasamos por algunos trabajos y decidimos lo que queremos para el resto de nuestra vida profesional, estaremos casándonos y empezando a tener familia (adiós a los antros, el ligue, los corazones rotos y las altas cuentas en bares).
  • Surgen nuevas responsabilidades como rentar una casa, pagar todos sus servicios, pensar en muebles en lugar de viajes, gastos de los bebés, etcétera.
  • Y cuando tocan los 40 hemos llegado (estadísticamente) a la mitad de la vida. Los retos son interesantes, pero pueden corregir muchos de los errores del pasado y nos dan la oportunidad de afianzar el futuro de nuestra familia.
¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

5 desafíos que debes enfrentar

  • Necesitas tener un fondo de emergencia, equivalente a por lo menos tres meses de tus ingresos mensuales, para que puedas enfrentar cualquier acontecimiento y no tengas que echar mano de tus inversiones.
  • No importa la edad de tus hijos, debes hacer un testamento. Este documento los protege del gobierno (impuestos fuertes), peleas entre hermanos y parientes, etcétera.
  • Asegura tu salud. Eres el sostén de tu familia. En caso de una enfermedad fuerte, larga, crónica o simplemente costosa, el seguro de gastos médicos mayores es la mejor protección que puedes darte a ti y a los tuyos. Asegura también a tus hijos y a tu pareja.
  • Termina lo más pronto que puedas con las deudas de consumo. Merman tu salud financiera, tu capacidad de ahorro y tus planes a largo plazo.
  • Hablando de largo plazo, es clave que a los 40 empieces a desarrollar una buena visión de largo alcance. Comienza tu ahorro para el retiro ¡Ya! Si cuentas con una afore, incrementa tus aportaciones y procura abrir otra cuenta personal de retiro (que es deducible de impuestos) para tener una buena diversificación.

Tres consejos que debes tomar en cuenta

  • Planea bien los pasos a seguir para terminar de pagar tu casa. La idea es no arrastrar esa deuda demasiado tiempo. Si no has comprado casa, traza el mapa para hacerlo lo más pronto que puedas sin que te ponga en riesgo económico.
  • Ahorra desde que nacen tus hijos para la educación (si se puede). No te preocupes si a los 18 años tu hijo no quiere estudiar en una universidad, podrás usar ese dinero para el enganche de su primer depa o como ahorro para su retiro.
  • Los 40 son diferentes a las décadas anteriores, aunque presiento que se parecerán mucho a los 50. Hay que aprovechar que, a esa edad, nos encontramos en el mejor momento de salud, madurez, compromiso y productividad.
* Sonia Sánchez es autora del blog blogylana.com
Síguela en Twitter: @blogylana
Ahora ve
Las calles de Los Ángeles se pintan de blanco y te decimos la razón
No te pierdas
×