Guía para hacer un presupuesto familiar

Para iniciar con este ejercicio financiero, detalla cuáles son tus ingresos y gastos mensuales; el dinero sobrante de este análisis debe destinarse a lograr metas personales, sugieren expertos.
divorcio, separación, presupuesto familiar,  (Foto: Jupiter Images)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si estás gastando todo lo que ganas y nunca tienes dinero para ahorrar o invertir, debes buscar maneras de cortar algunos gastos. Si analizas a fondo las maneras en que utilizas tu dinero, te sorprenderás de cómo puedes eliminar los pequeños desembolsos diarios que, sumados a la larga, te darán un buen capital.

Teniendo en cuenta lo anterior, la Fundación para la Educación del Inversor (FINRA) sugiere comenzar a desarrollar un presupuesto familiar, que no es otra cosa que un análisis de gastos e ingresos mensuales.

La primera regla del presupuesto familiar es mantenerlo sencillo. No hay que verlo como una limitación al control que se tiene sobre el dinero, sino como una guía para saber a dónde se van los recursos ganados mensualmente. Una vez que lo desarrolles, la segunda regla es ser disciplinado en mantenerlo, recomendó la institución.

Mediante este ejercicio financiero, podrás detectar áreas en las que existen oportunidades para ahorrar, ya que se trata de una comparación de los gastos que realizas contra el dinero que obtienes. El resultado de este paralelo es la ganancia o el dinero extra que consigues cada mes, detalla la fundación con sede en Estados Unidos, creada para apoyar a personas de recursos limitados para manejar sus finanzas.

Aunque el dinero restante lo puedes destinar para darte un gusto, FINRA recomienda que pienses en hacer algo diferente para lograr una meta financiera como un ahorro destinado a los estudios universitarios de sus hijos, jubilación, una propiedad, entre otras.

Pasos para realizar un presupuesto familiar

  • Primero, recopila los estados de cuenta de tarjetas de crédito, registro de cheques, recibos de todo lo que compras, incluyendo el del supermercado, y cualquier otra cosa que adquieras con efectivo, cheque o tarjeta de débito.
  • Segundo, en una hoja de papel o si prefieres en una hoja de cálculo en la computadora, anota tu ingreso mensual e incluye otros tales como seguro social, pensiones, sustento de menores, trabajos extras, etc.
  • Tercero, anota los gastos fijos como pagos que vencen en una fecha específica o que se hacen regularmente, tales como: alquiler o hipoteca, segunda hipoteca o línea de crédito, obligaciones crediticias, préstamos personales, tarjetas de crédito, seguros de casa, auto o vida, pagos de matrícula, sustento de menores, pensión alimenticia, guardería, y contribuciones.
  • Cuarto, consigna la información de los gastos variables, los cuales ocurren regularmente, pero cambia la cantidad, tales como: tarifas de transporte público, gasolina, reparaciones del vehículo, el súper, almuerzos, meriendas, servicios de electricidad, agua, celular, teléfono, tarjetas de crédito, necesidades personales (peluquería, artículos de aseo), médicos y medicinas.
  • Quinto, determina los gastos flexibles, que son aquéllos que deseas en vez de los que necesitas, tales como ropa, entretenimiento, artefactos y subscripciones, entre otros.

De acuerdo con FINRA, este es el punto donde podrás hacer ajustes o recortar de tu presupuesto, para así encontrar dinero extra.

"Una vez tengas toda esta información, podrás evaluar qué puedes ajustar para comenzar a ahorrar. No importa que la cantidad sea pequeña, lo importante es comenzar", concluyó FINRA. 

Con información de PR Newswire

Ahora ve
Uber pagó 100,000 dólares a hackers para que destruyeran información robada
No te pierdas
×