Tasas bajas, reestructura tu deuda

Las menores tasas de interés activas que ofrecen unos bancos son ideales para renegociar tu deuda; antes de hacer la reestructuración fíjate en las condiciones y en los costos de ese trámite.
calculadora-deudas  (Foto: Jupiter Images)
Diana Fernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Ante el anuncio  de la Cámara de Senadores que obliga al Banco de México a publicar bimestralmente información e indicadores sobre el comportamiento de las tasas de interés,  la decisión de qué deuda reestructurar y con qué institución endeudarte será más sencilla.

Si bien es cierto que las tasas de interés activas, porcentaje que cobran las entidades bancarias por los préstamos que dan a los clientes, no han tenido mayores cambios a favor del deudor, hay instituciones que ofrecen menores tasas, por lo que la recomendación es que hagas una reestructuración de la deuda si la diferencia entre una institución y otra es mayor a dos puntos porcentuales, indicó el director del programa de la licenciatura en Economía del Instituto Tecnológico  Autónomo de México (ITAM), Germán Vargas.

"Si por ejemplo contrataste una hipoteca a 25 años y el banco te va a cobrar una tasa de 16% anual, para que valiera la pena que decidieras liquidar tu deuda e hipotecar con otro banco porque las tasas bajaron tendrían que bajar mucho más que medio punto porcentual", afirmó el académico.

HSBC y Scotianbank,  por ejemplo, son algunas de las entidades que han bajado sus tasas de interés en los créditos hipotecarios, con el objetivo de ganar mayor participación en el mercado.

En el caso de que estés pensando iniciar una reestructuración de tu deuda, lo más conveniente es que pagues en la totalidad la deuda que traes en la tarjeta de crédito e inicies un proceso de reestructuración de la deuda hipotecaria, recomendó.

"Si antes pagabas 8,000 pesos al mes por tu casa y así será por 20 años, al momento de reestructurarla te dará una libertad en tu potencial de ingreso al momento de disminuir ese pago a 7,200 mensuales. De esta forma podrás también pensar en solicitar otro crédito o bien refinanciar el del coche", explicó el docente del ITAM.

Otro de los aspectos a considerar es que tengas en cuenta cuál será tu futuro financiero, es decir, que no te despedirán de tu empleo y que tendrás un futuro económico sólido para afrontar la nueva negociación del crédito, indicó Rojas.

Si lo que buscas es una reestructura de la deuda en la tarjeta de crédito estas son las opciones que ofrecen las instituciones bancarias a los clientes, según información de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Inbursa

Clientes morosos  o los que deseen reestructurar su deuda.

a) Tasa 24%

a) Plazo 24 y 36 meses.

c) La tarjeta queda congelada.

d) Aplica sólo al saldo de la tarjeta, no de otras.

HSBC

Clientes con adeudo al corriente o con pagos vencidos.

a) La Tasa y Plazo varían de acuerdo a las condiciones de cada cliente.

b) Clientes al corriente: La tarjeta queda bloqueada; la reestructura no genera reporte a Buró de Crédito; se puede volver a utilizar la tarjeta una vez liquidado el saldo.

c) Clientes con pagos vencidos: La tarjeta queda bloqueada; la cuenta queda identifica cada como reestructura en Buró de Crédito; al terminar de pagar, el cliente puede solicitar reinstalación.

Bancomer

Clientes que estén al corriente en sus adeudos o presentan atrasos en sus pagos.

a) Tasa. Entre 18% y 30%

b) Plazo. 6, 12, 18 y 60 meses

American Express

El banco revisa los casos de morosidad de forma individual. Cuenta con programas de apoyo de acuerdo a las necesidades particulares del cliente y de su comportamiento crediticio.

IXE

Clientes que se encuentren en etapa de atraso. Los esquemas varían y se establecen de acuerdo a las condiciones de cada cliente.

Banorte

Clientes con atrasos.

a) Descuento en tasa de hasta el 50%

b) Plazo de hasta 60 meses.

Banamex

Clientes con atrasos.

a) Tasa: 27%

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

b) Plazo: De 9 a 36 meses.

En el caso de que las bajas tasas de interés te atraigan, la recomendación es que no sustituyas una vieja deuda por una nueva, es decir que no liquides la deuda de un banco pagando con el crédito que te da otra entidad a una  menor tasa, aconsejó el académico de ITAM.

Ahora ve
Esta es la contradicción entre Donald Trump y sus abogados
No te pierdas
ç
×