Dónde invertir: 9 acciones inteligentes

La recesión concluyó pero ahora es más difícil invertir y no se deben tomar decisiones a la ligera; las acciones financieras serán el terreno fértil para los buscadores de gangas durante este 2011.
acciones  (Foto: Cortesía CNNMoney.com)
Pat Dorsey
MONEY Magazine -

Durante el pánico financiero de 2008 y principios de 2009, cuando el mercado actuaba como si estuviera por ocurrir el Apocalipsis, la única pregunta que debías hacerte era si las posibilidades de una catástrofe financiera eran peores o mejores que las de un rebote. Mientras que comprar acciones en un periodo de tal ansiedad pudo ser emocionalmente difícil, intelectualmente fue fácil, pues todas las inversiones estaban a la venta.

Hoy, mientrasla economía comienza a sanar, a pesar de sus inicios, la situación se ha revertido. Ahora que las inversiones rebotaron de sus bajas conducidas por el pánico (el índice S&P 500 recuperó cerca de 20% anual durante los últimos 2 años), las inversiones se han vuelto emocionalmente más fáciles. Pero mentalmente, el reto es mayor.

Se deben tomar algunas decisiones bien pensadas y honestas en torno a esta recuperación: ¿cuándo es que la economía de Estados Unidos crecerá lo suficientemente rápido paracrear empleos? ¿Ocurrirá otra catástrofe con la crisis financiera fiscal en Europa? ¿La economía de China disminuirá el paso o mantendrá su ritmo abrasador?

Es difícil decirlo, así que incluso mientras la economía de Estados Unidos comienza a tomar fuerza una vez más, podríamos decir que las inversiones son más inciertas hoy que en las profundidades del pánico financiero.

Aun así, hay varias tendencias en las que confío. Para empezar, la amenaza de la deflación es tan perniciosa que la Reserva Federal hará todo lo que está en su poder para combatirla.

De hecho, el esfuerzo de la Reserva Federal por estimular los mercados accionarios y laborales por medio de unasegunda ronda de estímulos cuantitativos(conocidos como QE2) es una muestra clara de que la inflación aumentará eventualmente.

El miedo a la deflación es una de las razones por las que las acciones financieras estaban entre las de peor desempeño el año pasado. Pero desde bancos hasta compañías de tarjetas de crédito, este sector maligno será el terreno fértil para los buscadores de gangas en 2011, sobre todo si la Reserva Federal logra mantener la recuperación en buen camino.

Finalmente, si el crecimiento toma fuerza, los valores ya no serán conducidos en su totalidad por el tenso pánico macroeconómico por un lado y el alivio en otro.

La forma de escoger acciones populares a ‘la antigüita' volverá a ponerse de moda, es decir, en lugar de concentrarnos en la economía, prestaremos atención a fundamentales como el crecimiento de ganancias y las valuaciones.

A continuación se presentan varias formas de aprovechar estas tendencias, con base en las investigaciones del equipo de análisis de valores que superviso en Morningstar.

Tendencia 1: la Reserva Federal re-inflará la economía

En lugar de apostarle al Apocalipsis, es hora de invertir en compañías con verdadero poder de apreciación.

Hasta hace poco tiempo no me había preocupado mucho por la inflación, pues el desempleo sigue siendo alto, los sueldos siguen estancados y los préstamos bancarios siguen estando bajos según estándares históricos. Sin acceso a esos fondos, los consumidores no pueden aumentar su gasto, lo que en teoría mantendría los precios fijos.

Pero después de escuchar declaraciones recientes de la Reserva Federal, estoy convencido de que los banqueros centrales re-inflarán esta economía cueste lo que cueste.

En un ambiente verdaderamente deflacionario (como Japón), los consumidores limitan sus compras porque saben que si esperan obtendrán mejores descuentos.

Para los negocios, este retraso tiene el potencial de crear un círculo vicioso, en donde las ventas caen, las bancarrotas aumentan y los precios de los activos decaen todavía más.

Si el QE2 (el esfuerzo de 600,000 millones de dólares por parte de la Reserva Federal para incitar la toma de riesgos manteniendo las tasas de intereses bajas) no logra cumplir su cometido, prepárense para el QE3 y el QE4.

Pero es difícil re-inflar la economía lo suficiente para fomentar la creación de empleos, pero no tanto como para que la inflación permanezca en forma. De hecho, no hay ejemplos históricos de ese tipo de ajuste macroeconómico, lo que nos indica que el riesgo de que la Fed se sobre-esfuerce es alto, y en ese caso la mejor póliza de seguro es una inversión que te dé un rendimiento razonable ajustado a la inflación, como estos: 

Health Care REIT 

Mientras que muchos fondos de inversión en bienes raíces (REIT, por sus siglas en inglés, que se refiere a las compañías que tienen u operan propiedades que producen ingresos) están sobrevaluadas y acosadas por fundamentales malos, HCN no es una de ellas.

Este REIT administra edificios de consultorios médicos y de viviendas de personas mayores, y ofrece estabilidad a los inversionistas. El balance de HCN tiene poca deuda por pagarse antes de 2012, y sólo el 2% de los arrendamientos de la compañía se renovarán antes de 2012, por lo que los niveles de ocupación se mantendrán fijos.

Lo mejor es que Health Care REIT tiene un par de protectores integrados contra la inflación: muchos de sus arrendamientos tienen escaladores de inflación que aumentan automáticamente la renta con base en los cambios del índice del precio del consumidor.

Además, casi todas las instalaciones de viviendas de personas mayores y el 85% de sus edificios de consultorios médicos tienen un arrendamiento de red triple, es decir, los inquilinos de HCN son responsables de cubrir el costo de los impuestos, seguros y mantenimiento de las propiedades. Si esos gastos aumentan por la inflación, HCN simplemente los informa a sus inquilinos.

Otra cosa que HCN informa: rendimientos de dividendos de 6%.

Magellan Midstream Partners LP 

Magellan es una sociedad maestra limitada, una compañía productora de ingresos que suele participar en el sector energético o en otro campo de materia prima que recibe ciertas ventajas fiscales. Como opera en los ductos de productos de petróleo refinado (como gasolina y aceite) más grandes de Estados Unidos, de cierta forma se beneficia de la inflación.

En una economía reflacionada, la demanda de combustible crecerá. Eso podría aumentar el volumen de productos refinados que Magellan envía por sus ductos y de las cuentas que cobra.

Pero sus ingresos podrían crecer incluso más si los volúmenes no aumentan, pues el negocio de ductos regulados de la compañía cobra aranceles que pueden aumentar con los cambios en el índice de precios del productor para bienes terminados, más 1.3%.

Advertencia: como podrías perder algunas de las ventajas fiscales con acciones de una sociedad maestra limitada en una cuenta de retiro individual, invierte en MMP en tu cuenta fiscalizable.

Abbott Laboratories

Además de los negocios con protección contractual contra la inflación, busca compañías que puedan transferir los aumentos de precio a sus clientes sin dañar las ventas. Suelen ser compañías con marcas fuertes o productos únicos que los clientes están dispuestos a comprar. Abbott es ambos.

Este conglomerado de cuidado de la salud de 74,000 millones de dólares (un J&J pequeño) crea y vende una amplia serie de aparatos médicos y fármacos.

Aunque la línea de suministro de Abbott no es tan fuerte como la de algunos de sus competidores, la división de fármacos de la compañía gozó de un crecimiento de 23% en el tercer trimestre, gracias, en parte, a la fortaleza de marcas de medicamentos como Humira, para tratar desórdenes autoinmunes como la artritis reumatoide.

Alrededor del 40% de los ingresos de Abbott provienen de negocios no farmacéuticos, como aparatos médicos, stents vasculares y productos de nutrición como la fórmula para bebé Similac.

Las acciones de Abbott se comercian a una proporción de precios por ganancias de alrededor de 10, según ganancias proyectadas este año. Los pagos de acciones tienen un dividendo sano de 3.7%.

Tendencia 2: las compañías financieras se unen a la fiesta

Después de que el mercado financiero estuvo rezagado en las primeras etapas de la recuperación, este sector se preparara para crecer.

Las acciones bancarias han sido vistas como uno de los primeros grupos en crecer cuando la economía comienza a sanar. Fueron el segmento con mejor desempeño después de la recesión de 1990-91. Las compañías financieras tuvieron un segundo mejor desempeño después de la crisis de 2001.

Desde que la recesión terminó oficialmente en junio de 2009, las acciones bancarias han sido uno de los peores sectores del mercado. Pero esa no es ninguna sorpresa; entre el meollo en torno a los préstamos subprime, las ejecuciones hipotecarias robotizadas y los ajustados estándares de préstamo, los bancos han sido el sector azotado favorito del público últimamente.

Pero los bancos bien capitalizados con buenas prácticas de préstamos son valores excelentes ahora. Si la Reserva Federal previene otra crisis, varias áreas de este sector se beneficiarán.

Wells Fargo 

En una época en la que los bancos luchan por mejorar las ventas, los consumidores pagan su deuda, no crean más.

Wells tiene una gran ventaja: su capacidad de hacer ventas cruzadas de productos a clientes existentes. El cliente promedio de Wells tiene 6.1 relaciones con el banco, desde cuentas de cheques hasta hipotecas. Por otro lado, Wachovia (antes de ser adquirido por Wells en 2009) tenía 4.6 productos por cliente.

Wells ha demostrado una estupenda disciplina de préstamos, lo que generó menos pérdidas en préstamos en comparación con sus contrapartes durante la crisis hipotecaria. Esto quiere decir que Wells tuvo el capital disponible para comprar a Wachovia a un precio bajísimo cuando explotó en medio de la crisis financiera.

Los analistas de Morningstar creen que el banco combinado tiene un gran poder de ganancias no reconocido, pero la acción se comercia a sólo 10 veces sus ganancias proyectadas para 2011.

Bank of New York Mellon

Si la Reserva Federal logra promover la toma de riesgos en acciones, este banco de 35,000 millones de dólares podría ser un gran beneficiario.

BNY Mellon es un proveedor de servicios financieros de custodia líder, supervisando activos de compañías de manejo de inversión en todo el mundo y ofreciéndole servicios administrativos.

Como se trata de servicios sin cuota, un aumento en el valor en el mercado de los activos de BNY Mellon en el extranjero podría aumentar las ganancias. De hecho, mientras los valores de mercado crecieron el año pasado, las cuotas que generó el banco a partir de servicios de activos aumentaron a 832 millones de dólares el tercer trimestre, por encima de los 600 millones de dólares del año anterior.

A pesar del potencial, su acción se comercia a un precio por ganancia de apenas 10.9, según ganancias proyectadas para 2011.

Visa 

¿Te da mucho miedo invertir en bancos? Existen otras oportunidades financieras, como Visa, que opera en la omnipresente red de tarjetas de crédito.

Visa no presta dinero, sino que actúa como mediador entre los comercios que aceptan la tarjeta Visa para comprar y los bancos que emiten las tarjetas a los consumidores. Es una caseta de cobro para el gasto del consumidor, y es tan rentable que goza de márgenes operativos de alrededor de 60%.

Es cierto que el bajo gasto del consumidor ha afectado a Visa, pero si la economía se recupera mejorará el panorama de la compañía.

Incluso si el gasto no se recupera mucho, la tendencia clave a largo plazo sigue intacta: los consumidores se alejan del efectivo y de los cheques, y adoptan formas electrónicas de pago. Esto mejoraría el crecimiento de Visa a la larga, sin importar la condición de la economía.

Por ahora, las acciones de Visa están 20% abajo desde el pico de la primavera debido a cambios regulatorios pendientes que afectarán la rentabilidad de su negocio de tarjetas de crédito.

Pero estas preocupaciones ya fueron apreciadas en la acción, así que puedes comprar ahora una compañía ridículamente rentable con ningún riesgo de crédito a una proporción de precio por ganancia de menos de 14.

Tendencia 3: los miedos macroeconómicos pasan a segundo plano

Es hora de concentrarse en problemas específicos de las compañías, como crecimiento de ganancias, participación en el mercado y proporciones de precio por ganancias.

Existen dos formas básicas de ver el mercado: la primera es concentrarse en tendencias macroeconómicas e invertir de acuerdo a ellas. ¿Préstamos subprime malos? Evita el sector vivienda. ¿El cobre de China? Compra materias primas. ¿La Gran Depresión II? Busca bonos.

Esta forma de invertir tomó fuerza desde que el pánico financiero global hizo erupción en 2007, pero creo que eso cambiará este año.

Para empezar, el peor de los medios que frenó a los mercados recientemente ya quedó en el pasado, y aunque podría haber otras preocupaciones macroeconómicas en el futuro, no hay alertas obvias inminentes a futuro.

En este punto de la recuperación, la otra forma de invertir, el enfoque en la economía local, debería regresar. 

NVR 

Si sólo prestaste atención a las tendencias macro, como la continua caída del precio de las viviendas, quizás evitaste a este fabricante de viviendas. Pero si te concentras en la compañía te darás cuenta de que NVR no es un fabricante común.

Esta compañía de Reston, Virginia, suele comprar terreno por medio de acuerdos de opciones con los desarrolladores. Esto le permite alejarse de acuerdos, dejando sólo un depósito si las condiciones en el mercado se agrian. Este modelo de negocios único hizo que NVR sufriera sólo un trimestre con pérdidas durante toda la crisis de las viviendas.

Evitar estas pérdidas hizo que NVR tuviera más de 1,000 millones de dólares en efectivo en su pulquérrimo balance. La compañía comenzó a usar recientemente ese efectivo para comprar agresivamente sus acciones.

Ésta es la primera actividad de re-compra de NVR después de una pausa de más de dos años, e indica que los ejecutivos de la compañía creen que las acciones por fin tienen un buen valor.

A un precio de 668 dólares por acción, en Morningstar creemos que está subvaluada en más de 20%.

Landstar System 

Con ventas anuales de 2,400 millones de dólares, esta compañía de transporte puede ser pequeña. Pero en su industria, su escala es envidiable. Por eso nos referimos a Landstar como una compañía de mucha profundidad, es decir, sus competidores batallarán por tener participaciones en ella.

Landstar es una compañía de logística que reúne a transportistas que necesitan mover bienes con camioneros listos para conducir. Suena muy simple, pero la ventaja competitiva de la compañía surge de su masiva red de 1,300 agentes, 27,000 proveedores y 8,000 operadores de camiones.

La compañía también viaja ligera. Sus únicos activos físicos son el equipo computacional y los camiones, que ayudan a reducir los costos. Esto ha ayudado a Landstar a producir rendimientos sobre el efectivo (un calculador de rentabilidad) de más de 40% en promedio durante la última década, a pesar de dos recesiones y poco uso de apalancamiento. Un rendimiento sobre la inversión de 20% o más se considera eficiente. 

Con una proporción de precio sobre ganancia de alrededor de 17, las acciones de Landstar no lucen baratas, pero creemos que su profundidad y sus buenos prospectos de crecimientos valen la pena.

Creemos que las acciones se comercian 25% por debajo de su valor real.

Advanced Micro Devices

A diferencia de Landstar, Advanced Micro Devices no goza de la misma profundidad económica. De hecho, este fabricante de semiconductores fue apaleado por su rival más grande, Intel, en el mercado de chips que atiende a PCs y servidores.

Pero de vez en cuando, AMD contraataca. Esto ocurrió entre 2003 y 2006, cuando el procesador Opteron de AMD ayudó a la compañía a ganar participación en el mercado. Este año podría marcar el inicio de otro periodo similar.

AMD lanzará un juego de microprocesadores para el mercado de servidores en un nuevo diseño que permite más poder de procesamiento en un solo chip.

Intel también presentará un nuevo chip, pero en Morningstar creemos que el diseño de AMD será más atractivo para los administradores tecnológicos en los centros de información de grandes corporativos, pues podrán funcionar en más máquinas con un solo procesador del servidor.

Por ahora, las acciones de AMD para chips de servidor valen casi nada, por lo que incluso una ganancia modesta tendrá un gran impacto en sus balances. Por ejemplo, si AMD captura 10 puntos porcentuales de participación en el mercado, eso sumaría 1,000 millones de dólares a sus ingresos, duplicando sus ganancias.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Aún así, el mercado está valuando a AMD como si el chip se fuera a morir desde su llegada. A alrededor de 8 dólares por acción, se comercian a casi 50% de descuento de su valor real. Por otro lado, Intel está casi en su valor justo.

Si un miedo macroeconómico reinara este mercado, Intel aún luciría más atractivo debido a su tamaño, pero los análisis de economías locales dicen que AMD es la mejor opción.

Ahora ve
Las claves para entender la postura de Trump ante el TLCAN
No te pierdas
×