La vida sin tarjeta de crédito

La ausencia de este financiamiento limita tu acceso a facilidades de pago e incluso diversiones; tener un historial crediticio mejoraría tus condiciones para acceder a otros créditos.
sin tarjeta  (Foto: Photos To Go)
Diana Fernández
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si por el miedo a endeudarte con una tarjeta de crédito estás pensando no acceder a este instrumento o prescindir de él, lo más recomendable es que aprendas a utilizarlo, ya que no tener el plástico te puede generar algunas complicaciones a la hora de querer hacer reservaciones de hotel o cuando necesites contar con dinero para atender una emergencia.

"La tarjeta crédito es una herramienta para planear tus pagos y diferir el consumo, mantener un buen historial crediticio que te permita acceder a mejores condiciones de crédito cuando quieras solicitar un préstamo hipotecario, automotriz o de cualquier tipo", dijo el vicepresidente de Productos para MasterCard México y Centroamérica, Carlos de Cárdenas.

Si bien es cierto que la tarjeta de crédito no es una extensión de tus ingresos, sino que constituye una forma de pago que al ser manejada responsablemente te brinda diversas ventajas,  no tenerla podría limitarte para realizar compras en Internet o contratar algunos servicios como la televisión por cable, agregó De Cárdenas.

"Las tarjetas de crédito permiten que al adquirir bienes duraderos como una lavadora, refrigerador o un equipo de cómputo el usuario pueda extender la garantía del artículo, además de acceder a las facilidades de pago que algunas tiendas ofrecen a los clientes de tarjetas de crédito", indicó la asesora del Programa de Educación Financiera de Visa, Patricia Ortega.

Algunas de las situaciones en las que tendrías desventajas por no tener una tarjeta de crédito son:

Emergencias

En el caso de que tengas un accidente o requieras de atención médica de emergencia, con la tarjeta de crédito podrías abrir una cuenta en el hospital mientras tu seguro de gastos médicos mayores interviene, explicó el vocero de MasterCard México.

En la ausencia de una tarjeta, tendrías que contar con una suma generosa de dinero en efectivo que tendrías que dejar como depósito mientras eres atendido o tu seguro responde, detalló de Cárdenas.

Viajar

Además de facilitar la compra y reserva de boletos de avión y hoteles, algunas tarjetas de crédito ofrecen a sus clientes beneficios como un seguro de viaje y para una posible pérdida de equipaje, afirmó Patricia Ortega.

"Quedarse sin efectivo cuando estás lejos de tu país o ciudad puede ser un problema aún mayor sino tienes tarjeta de crédito, ya que si contaras con una podrías retirar dinero en efectivo o pagar tus gastos", precisó la asesora del programa de educación financiera Finanzaspracticas.com.mx de Visa.

En el caso de que ocurra una contingencia que cause el cierre de aeropuertos y no puedas viajar, el no tener una tarjeta de crédito podría reducir tus posibilidades de seguir pagando por un hospedaje, relató Ortega.

Comprar

Aunque existen plataformas como PayPal y el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), que te permiten hacer transferencias electrónicas y pagos entre instituciones financieras, si no tienes una tarjeta de crédito tareas sencillas como pagar por un bien en una tienda virtual sería todo un reto, añadió Ortega.

"Para comprar libros, participar en subastas, acceder a eventos de entretenimiento en Internet o hacer uso de los contenidos y aplicaciones disponibles para los dispositivos móviles es necesario contar con una tarjeta de crédito que posibilita hacer el cargo del consumo", explicó la asesora del programa, Patricia Ortega.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Si bien es cierto, que las tarjetas de crédito pueden facilitarte la vida, sino la usas de forma adecuada podría ser una gran enemiga de tus finanzas personales, para que esto no ocurra la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) te da las siguientes recomendaciones.

  • Conoce tu capacidad de pago para que no consumas más allá de tus ingresos.
  • Se puntual para pagar.
  • Compara el Costo Anual Total (CAT) de la tarjeta de crédito antes de contratarla.
  • Abona más que el pago mínimo que te exige la entidad bancaria.
  • No adquieras bienes perecederos como ropa o alimentos a meses sin intereses.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico), de los 15.6 millones de plásticos crediticios que se usaban al cierre de 2009, para septiembre de 2010 la cifra se redujo 6.4%, al registrar operaciones en sólo 14.61 millones de tarjetas.

Ahora ve
Protestas dentro y fuera del Congreso por el proyecto de salud de Trump
No te pierdas
ç
×