De ‘rockstar’ a administrador financiero

El ex bajista de Guns N’ Roses, Duff McKagan, dejó el rock e incursionó en el mundo de las finanzas; creó su compañía de administración y asesoría de riqueza para músicos, ‘Meridian Rock’.
Duff McKagan  (Foto: Fortune)
Mina Kimes

En 1994 explotó el páncreas de Duff McKagan.  El ex bajista de Guns N' Roses dice que tantos años de abuso de drogas y alcohol provocaron el incidente, que lo dejó incapacitado por meses. Mientras se reponía en su casa y recuperaba la sobriedad, se dio cuenta de que tenía mucho tiempo libre y pocas cosas qué hacer. Un día, McKagan se aventuró a su sótano y se encontró un archivero con las finanzas de GnR de los últimos seis años. Mientras revisaba los documentos, se dio cuenta de que no entendía nada... y entró en pánico.

"Nada tenía sentido, no sabía cuánto habíamos ganado o perdido en la gira", recuerda McKagan. "Como millonario de 30 años de edad, ¿cómo puedo admitir que no sé qué demonios estoy haciendo?".

Ahora, 17 años después, McKagan está creando su nueva compañía de administración de riqueza para músicos. La empresa, llamada Meridian Rock, estará encabezada por McKagan y Andy Bottomley, un inversionista británico. Su objetivo es enseñar a los rockeros finanzas en lugar de cumplirles sus caprichos o mentirles, algo frecuente en el mundo musical, donde los empresarios, o "las personas de traje", suelen ser vistas como el enemigo.

McKagan, de 47 años de edad, dice que su epifanía vino en 1994. Se inscribió a un curso de finanzas básico en la Universidad Comunitaria de Santa Monica, donde surgió su hambre por la educación. McKagan se mudó a Seattle cuatro años y volvió a estudiar en la universidad comunitaria.

"Me tomó el doble de tiempo que a un adolescente recién graduado de la preparatoria hacer la tarea, pero lo hice", dice. Cuando fue aceptado en la Facultad de Negocios Albers de la Universidad de Seattle, McKagan ya participaba activamente en la administración de su portafolio, que incluía de todo, desde acciones hasta fondos mutualistas y propiedades.

Pocos meses antes de terminar su último año en la carrera, McKagan, que dejó Guns N' Roses a finales de los 90, formó una nueva súper banda de rock: Velvet Revolver. La banda, que también incluía a Slash de GnR y a Scott Weiland, vocalista de los Stone Temple Pilots, fue un sorprendente éxito. El disco de Velvet Revolver fue el número 1, y McKagan se tomó una pausa de la escuela para irse de gira (aún le falta un semestre para graduarse).

Cuando Velvet Revolver se desintegró, unos meses después, tocó un tiempo con la banda Jane's Addiction, y después creó su propio conjunto: Duff McKagan's Loaded.

Dice que alrededor de esa época se comenzó a correr la voz de que él sabía algo de administración monetaria. Comenzó a recibir llamadas regulares de amigos músicos con preguntas de todo tipo, desde comprar o no una casa hasta consejos para invertir su dinero

Aunque McKagan ha hablado públicamente sobre el negocio de la música y escribió una columna en Playboy sobre finanzas (Duffonomics), no presume su experiencia de inversión.

"No soy un planeador financiero, sólo estaba intentado hacer que esto tuviera sentido para mí", dice. "No quería tener 60 años y estar en la ruina después de haber hecho tanto dinero en mis 20... ese era mi objetivo".

Ser 'un traje sin el traje'

Pero el hecho es que sus amigos buscaban consejos de un tipo que había estudiado algunos años, lo que provocó su siguiente epifanía. La mayoría de las estrellas de rock no saben nada de finanzas. Algunos no quieren saber nada, pero otros están en blanco, o son muy orgullosos como para hacer preguntas simples. Aún así, se sentían cómodos hablando de dinero con McKagan, uno de los suyos. ¿Qué podía cerrar la brecha entre los músicos y los trajes?

Hace un año y medio, McKagan conoció a Andy Bottomley, ex banquero que dice que su compañía en inicios, Imprimatur Capital, trabaja con inversionistas como Tudor Investment Corp. de Paul Tudor Jones. Bottomley es un músico aficionado (los proyectos independientes como Sonic Youth y Sebadoh son algunos de sus favoritos) y ambos se llevaron bien de inmediato, tanto, que decidieron crear juntos Meridian Rock.

Aunque la compañía sigue en su etapa inicial (McKagan y Bottomley están entrevistando a gestores monetarios tanto en Europa como en Estados Unidos), ya se ganó el respaldo de la industria con personalidades como Peter Asher, ex representante de artistas y repertorio de Apple Records, de Los Beatles, y productor de varios discos de James Taylor. 

Ya hay una serie de administradores de riqueza, tanto en pequeñas boutiques como en bancos grandes, que atienden a los individuos de alto valor neto, como los músicos. Lo que hace que Meridian Rock sea distinta es su entendimiento de la industria, dice McKagan.

Por ejemplo, dice que la mayoría de los banqueros sobrestiman la 'ventana' en la que se les garantiza un ingreso a los actos musicales, que él calcula es de entre tres y cinco años. Los músicos mismos tampoco tienen idea. "Creen que el dinero va a seguir entrando", dice. "Cuando hay un contrato grande, o cuando tu disquera obtiene un disco de platino y agotas boletos para conciertos, no crees que eso pueda terminar".

Cualquiera que haya visto Behind the Music o Cribs sabe que las estrellas de rock no suelen ser criaturas frugales, pero pocas veces se les dice, y de forma brusca, que necesitan recortar sus gastos, una de las razones por las que muchos de ellos se endeudan.

"Varios gestores monetarios y abogados fomentan esto, diciendo "tú eres el mejor, esto nunca va a terminar, el siguiente disco será todavía mejor", dice Rick Canny, manager de la banda de McKagan. "La responsabilidad de un manager no es decirle al artista que en un par de años ya no va a existir. Esa es la mejor forma de perder a un cliente".

Los músicos suelen rodearse de intermediarios que toman sus decisiones financieras por ellos.  McKagan dice que los asesores de Meridian Rock hablarán directamente con el talento en términos simples y directos. Los tres principios de la compañía, dice, son la rectitud (es decir, no 'fregar' a la gente), la transparencia y la educación.

Aunque admite que no todos los rockeros estarán interesados en el servicio, cree que muchos quieren aprender más de finanzas, pero temen admitir lo poco que entienden.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

"Si se parecen en algo a mí cuando yo tenía 30, les da pena preguntar", dice. "Yo no sabía lo que era una acción, o un bono".

Hoy, McKagan sabe mucho de eso, y tiene un gran apetito por compartir su conocimiento.

Ahora ve
Harry Potter cumple 20 años
No te pierdas
ç
×