Cómo volverte millonario en 3 pasos

La fórmula consiste en definir tiempo de trabajar, cuánto ahorrar y cómo invertir esas reservas; para lograrlo hay que comenzar desde contemplar tu situación actual y tus inversiones.
millonario-dinero-dolares-  (Foto: Jupiter Images)
Paul J. Lim y George MannesMarch

¿Recuerdas la vieja broma de Steve Martin para volverte millonario? "Primero... consigue un millón de dólares..."
Pues sí, hacer que el marcador de tu portafolio de inversión llegue a siete dígitos no es nada fácil. Sólo el 7% de las viviendas estadounidenses lo logran, según la compañía de investigación Spectrem Group, aunque sin duda no es por falta de ganas.

Aunque un millón de dólares ya no vale ahora lo que valía cuando Martin era un tipo loco a finales de los 70, lograr esa cifra icónica aún es un objetivo muy atractivo. Significa que vas un paso adelante en el juego. Se te asegura una base de seguridad para tu retiro. Lo lograste.

Quizás Martin lo simplificó demasiado, pero la realidad es que llevar a tu portafolio el millón no es tan difícil como piensas, incluso si hasta este momento ya lograste separar sólo una fracción de la cifra. Sólo debes entender cómo operar las tres principales palancas de creación de riqueza: cuánto tiempo tienes que trabajar, cuánto puedes ahorrar y cómo vas a invertir tus ahorros.

Hasta la más mínima alteración en una o dos de estas palancas puede afectar dramáticamente tu camino hacia el millón. Usa nuestra calculadora para marcar cuándo podrías convertirte en millonario con base en tu situación actual y en tus rendimientos de inversión. 

Palanca 1: cuánto tiempo tienes

Cuando piensas en volverte rico, ¿qué te viene a la mente? ¿Ahorrar más dinero? ¿Obtener más dinero para que trabaje por ti? Seguro, son elementos críticos. Pero no son tan importantes como lo es el tiempo. El tiempo que asignes determinará cómo podrás controlar tus otras dos palancas, y esa es la razón por la que debes calcular tu itinerario antes de pasar a las siguientes secciones.

No siempre puedes jugar con la palanca del tiempo; tus hijos irán a la universidad cuando tengan que hacerlo, pero en ciertos casos, es posible controlar el reloj.

Digamos que tienes 45 años; quieres retirarte a los 62 con un millón de dólares, y tienes 250,000 dólares ahorrados. Tienes 17 años para hacerlo. Si pudieras ahorrar 15,000 dólares al año, ajustando una inflación de 3% (es decir, ahorras 15,000 dólares un año, 15,450 en dos, y así sucesivamente), y pudieras ganar 4% al año en términos reales (7% antes de la inflación), no lo lograrías.

Pero si retrasas tu fecha de retiro en sólo dos años, sí lo conseguirías. Como dice Chris Dardaman, presidente de Brightworth, una compañía de planeación financiera en Atlanta, "no sería el fin del mundo que no puedas ahorrar tanto o invertir como tú quisieras, siempre y cuando ahorres e inviertas más tiempo".

En parte, el tiempo que te tome volverte millonario depende de dónde estés ahora. Si ya tienes ahorros de 500,000 dólares, podría tomarte sólo entre 10 y 15 años, en términos ajustados a la inflación, siempre y cuando ahorres entre 10,000 y 15,000 dólares al año y tus inversiones superen modestamente la inflación.

Pero incluso si estás a sólo la décima parte del camino, como un trabajador típico que ha estado invirtiendo en un plan de retiro 401 (mil) desde hace 10 o 20 años, según el Instituto de Investigación de Beneficios al Empleado, puedes lograr tu objetivo en dos décadas o menos, siempre y cuando ahorres una buena parte de tus ingresos o ganes rendimientos decentes.

Claro que ese es el dilema. Mientras que la capacidad por ahorrar más está bajo tu control, la capacidad de generar cierto rendimiento no está 100% en tus manos. A medida que tu horizonte se reduce, también lo hará tu capacidad para predecir con cierta precisión cuál será el desempeño de tus inversiones, así que deja que el tiempo determine cuáles de las otras dos palancas (ahorros o inversión) tendrán mayor peso.

Si quieres llegar al millón en 10 años o menos: aumenta seriamente tus ahorros 

Con sólo unos años para invertir, hay un riesgo significativo de que incluso una estrategia de ahorro aparentemente segura pueda no cumplir con tus expectativas, debido al amplio rango de posibles sucesos.

Por ejemplo, según modelos computacionales manejados por Ibbotson Associates, una estrategia de bonos modesta de 60% en acciones y 40% en bonos podría generar rendimientos anualizados de hasta 16% en los próximos 10 años, pero también podría ocasionar la peor pérdida imaginable de cerca de 1% al año. Aunque la ganancia sin duda aceleraría las cosas, una pérdida sostenida (aunque sea modesta) podría ser devastadora dado tu marco temporal.

Así que si tu fecha límite autoimpuesta para llegar al millón (o cualquier otro objetivo financiero) es ajustado, en lugar de hacer dinero de rendimientos optimistas, te iría mejor intentando aumentar tus ahorros lo más posible. Después, invierte en una mezcla fija de 50% en acciones y 50% en bonos que puedan superar la inflación en dos o tres modestos puntos porcentuales al año.

Si estás dispuesto a esperar más de 10 años: invierte de forma más agresiva 

Mientras más tiempo tengas para invertir, más oportunidades darás al mercado para controlar cualquier alta y baja. Retomando ese portafolio de 60%-40%: en 20 años, la proporción anualizada podría estrecharse a ganancias de entre 2% y 14%. Podrías tomar incluso un riesgo mayor, aumentando tu exposición a los valores, para aumentar así las posibilidades de generar mejores rendimientos.

Lo más importante que debes saber sobre la creación de riqueza: te irá mucho mejor si eres un ahorrador audaz -aunque tengas inversiones mediocres- que siendo un ahorrador mediocre que pueda sacarle mucho jugo al S&P 500.

Ahora ve
A cien años del nacimiento del ‘ídolo de Guamuchil’, Pedro Infante
No te pierdas
×