Los 6 secretos del emprendedor

Jóvenes empresarios te dan prácticos consejos para que armes tu negocio y seas tu propio jefe.

1. Genera una nueva idea de negocio

1
Pablo González-Cid se diferenció de las demás cafeterías presentando un producto de calidad hecho en México. (Foto: Alfredo Pelcastre/Mondaphoto)
emprendedor-punta-cielo-cafe  (Foto: Alfredo Pelcastre/Mondaphoto)

Pablo González-Cid tenía 30 años cuando hace ocho abrió el primer local de Café Punta del Cielo. Ahora su empresa tiene 150 sucursales y varios productos (como cápsulas de café o expreso enlatado).Ya se tiene muy aprendida la historia del negocio.

Dice que cuando sus papás tenían la franquicia del café Gloria Jean's en México ni siquiera estaba muy interesado por el negocio pero, empezó a reflexionar en que, a pesar de que el país era ya uno de los principales productores de café del mundo, los mexicanos consumían apenas un kilo per cápita al año, muy lejos de los 10 kilos anuales de los habitantes de países nórdicos.

Así que tenía una oportunidad: presentar al café mexicano como algo de calidad. Había que aprovechar el momento, porque empezaban a llegar cadenas importadas de cafeterías, que no tenían en su oferta el café producido localmente. Suficiente para diferenciarse. "Nunca quise que mi negocio fuera una simple barra de café", dice.

La iniciativa de Pablo es el claro ejemplo de que las mejores ideas surgen del mundo en el que te desenvuelves y no hay que perder la oportunidad de aprovecharlas.

Ya que tienes la idea, el siguiente secreto es ayudarla a que se desarrolle. Y para conseguirlo necesitas alguien que te ayude a aterrizar esa idea.

2. Buscar ayuda no está de más

2
Lizz Nava dejó la política social por la repostería y ahora su negocio Manzanni, vende alrededor de 30 mil manzanas cubiertas al año. Ella aceptó la ayuda de su esposo para hacer el plan de negocios y arrancar el proyecto. (Foto: Adán Gutiérrez)
emprendedor-lizz-nava  Lizz Nava dejó la política social por la repostería y ahora su negocio Manzanni, vende alrededor de 30 mil manzanas cubiertas al año. Ella aceptó la ayuda de su esposo para hacer el plan de negocios y arrancar el proyecto. ✓  (Foto: Adán Gutiérrez)

Lizz Nava dejó la política social por la repostería, gracias a que, mientras estudiaba en Estados Unidos se topó con una jugosa manzana Granny  Smith cubierta con caramelo y chocolate belga, y lo mejor fue la idea que le surgió de traer el concepto a México.

Ahora su empresa, Manzanni, vende alrededor de 30,000 manzanas cubiertas al año, desde su sitio de internet.

El chocolate la apasionó, la repostería la conquistó. Y cuando platicó la idea con su esposo, éste la ayudó a hacer el plan de negocios y a arrancar la empresa. Nava aceptó la ayuda.

Una de las ventajas que tienen los jóvenes es que entienden el trabajo en equipo mejor que otras generaciones, observa Daniel Nájar.

Nájaer es investigador y coach que acaba de publicar un libro sobre los emprendedores emergentes (menores de 25 años).

Además de la gente que te rodea, puedes acudir a agencias como Proempleo que te servirán de guía en la elaboración de tu plan de negocios y cuánto necesitas para ponerlo en pie.

3. Haz un plan de negocios (es tu guía)

3
Jorge Pasalagua y Nancy Ortega, fundadores de Flormat, acudieron a Proempleo para que los asesora en su plan de negocios. (Foto: Carlos Aranda/Mondaphoto)
emprendedores-negocio  Jorge Pasalagua y Nancy Ortega, fundadores de Flormat, acudieron a Proempleo para que los asesora en su plan de negocios. ✓  (Foto: Carlos Aranda/Mondaphoto)

Jorge Pasalagua y Nancy Ortega, los fundadores de Flormart, una florería por internet que ha encontrado otros nichos de negocio que no estaban bien atendidos en México, lograron madurar su empresa gracias a la asesoría de Proempleo.

Y los salvó de algunos errores: "En 2009 queríamos poner una tienda. Nos hicieron ver nuestros números y nos recomendaron, primero, madurar como empresa. Ese año se veía muy difícil. Si no hubiera sido por eso, seríamos parte del 80% de los emprendedores que ya cerraron su negocio", explica Nancy.

La asesoría los llevo a armar un plan de negocios con puntos clave para entender el panorama general de su empresa.

  • Quién eres como empresa.
  • Hacia dónde vas.
  • Cómo le harás para llegar ahí.
  • Un pequeño análisis de la competencia.
  • Qué áreas tendrá tu empresa y qué funciones debe cumplir.

Puedes encontrar algunos formatos por internet para armar tu plan de negocios, solo encuentra a alguien que te ayude a pulirlo.

Recuerda que, más que un plan de negocios, una empresa es cuestión de riesgos e intuición para hacerla crecer, así que no tengas miedo ante los retos que se te puedan presentar.

4. Equivócate, pero aprende la lección

4
Un buen emprendedor aprende de sus errores, tal como lo hizo Gabriel Kleiman, quien ya vende franquicias de su negocio. (Foto: Gerardo y Fernando Montiel Klint)
emprendedor-negocio  Un buen emprendedor aprende de sus errores, tal como lo hizo Gabriel Kleiman, quien ya vende franquicias de su negocio. ✓  (Foto: Gerardo y Fernando Montiel Klint)

Gabriel Kleiman encontró una fórmula diferente de negocio en un localito en la Condesa; empezó a vender pizzas por rebanada, o al taglio, como se diría en italiano.

Pizzerías hay muchas, pero la pizza ‘Amore' de Kleiman explota el ambiente bohemio de la zona y vende la experiencia, como dicen los mercadólogos. Ahora tiene sucursales y ya vende franquicias.

Arriesgar, es parte de alcanzar lo que quieres para tu empresa y no siempre va a salir como lo pensaste o vas a tomar la decisión indicada, es bueno equivocarse porque aprendes a entender los límites de tu negocio, tal como lo hizo Gabriel Kleiman.

Como veía que le iba tan bien en su pizzería de la Condesa, recuperó la inversión en 10 meses, Kleiman decidió abrir una sucursal en el Centro Historico del DF. "No funcionó. Fue un golpe duro, no pensamos que nos iba a fallar así", cuenta.

El fracaso de la sucursal le sirvió para conocerse mejor, afinó el mercado al que quería dirigirse. Un público dispuesto para pagar por la experiencia y el diseño, algo que no sucedía entre los transeúntes del centro, que querían algo barato y rápido.

Hay que arriesgar sin miedo, teniendo en cuenta hacia dónde quieres ir y sobre todo, sabiendo quiénes van a ser tus aliados en el camino.

5. Define a tus socios y sus roles

5
Energetika-Tech surgió gracias a las ideas y habilidades innovadoras de estos tres jóvenes egresados del TEC de Monterrey. (Foto: Carlos Aranda/Mondaphoto)
emprendedor-negocios  Energetika-Tech surgió gracias a las ideas y habilidades innovadoras de estos tres jóvenes egresados del TEC de Monterrey. ✓  (Foto: Carlos Aranda/Mondaphoto)

Alejandro Chico, Rodrigo Calderón y Rodrigo Centineo son el ejemplo de que el trabajo en equipo es mejor.

Los tres estudiantes del Tec de Monterrey fundaron la empresa Energetika-Tech impulsados por la idea de encontrar otras formas de generar energía que contamine menos.

Todos egresados de diferentes carreras: ingeniería industrial y administración financiera, lograron complementar sus habilidades para sacar el proyecto.

Las incubadoras de negocio también ayudan a los emprendedores a integrarse. A través de un mediador negocian lo que cada uno puede contribuir a la empresa, tanto en el aspecto creativo como el económico.

El primer documento de tu empresa debe decir entonces qué le corresponde hacer a cada persona.

Después, juntos tienen que planear y visualizar el camino de la empresa, y cuáles son los posibles escenarios a enfrentar.

6. Plantea el peor escenario posible

6
Gracias a la experiencia que adquirió al trabajar en otros lugares, Peter Eschenbech sabe cómo y cuándo terminar una organización. (Foto: Carlos Aranda/Mondaphoto)
emprendedor-peter  Gracias a la experiencia que adquirió al trabajar en otros lugares, Peter Eschenbech sabe cómo y cuándo terminar una organización. ✓  (Foto: Carlos Aranda/Mondaphoto)

Peter Eschenbech estaba ligeramente relacionado con la industria de la energía cuando aceptó colaborar con su socio George Dudoff para distribuir en México paneles solares.

Junto con otros socios, Eschenbech desarrolló esa idea hasta llegar a fabricar esos paneles en una planta en San Andrés, Tuxtla.

Pero, antes de formar su propia empresa, Peter adquirió cierta experiencia de otros empleos y se hizo de un ahorro para enfrentar emergencias. "Si no funciona el negocio, no es el fin del mundo", dice.

Peter aconseja ser realistas y tener en mente que un negocio puede o no puede funcionar, saber cuándo dar el carpetazo y pasar a lo siguiente. Además, entiende que una organización debe reinventarse cada determinado tiempo.

Tener claras las reglas de salida de un negocio y saber quién participa en el, es parte de terminar una organización de manera correcta.