Evita 4 ‘horrores’ en tu remodelación

El gasto que implican los arreglos en casa debe ser bien organizado para que sea lo menor posible; un proyecto importante en casa debe cuidar la inversión, aquí, 4 consejos para no gastar de más.
remodelar  (Foto: CNNMoney)
Josh Garskof

El camino hacia una mala remodelación está lleno de buenas intenciones. Cualquiera que quiera poner en marcha un proyecto importante quiere que su casa luzca y funcione mejor, y además quiere recibir un rendimiento razonable por su inversión. Pero las renovaciones están llenas de mucho estrés y emociones, lo que podría propiciar que algo salga mal. "Yo suelo ver a compradores de casas desacreditar cocinas y baños completamente nuevos todo el tiempo, sobre todo en este mercado", dice Curt Schultz, corredor, arquitecto y constructor en Pasadena.

Debes saber cómo no cometer estos cuatro errores comunes:

1. Ser un esclavo de la moda

Mientas más actualizado esté tu proyecto hoy, más desactualizado estará en 10 años.

Evita las tendencias como los revestimientos de vidrio, las luces de rieles de metal y los lavabos de buque (los que se colocan sobre los muebles de baño como si fueran ensaladeras), dice Schultz.

Lo que debes hacer es optar por una opción clásica que combine con el estilo original de la casa.

Para un baño en una casa colonial de 1920, por ejemplo, la mejor opción sería un pedestal blanco y revestimientos de madera con azulejos de ladrillo, pero estas opciones no lucirían tan atemporales en una casa de construcción contemporánea de los años 80.

Puedes hallar vendedores especializados en productos de diversos periodos en traditional-building.com.

2. Escatimar en el diseño

La compensación que obtengas de una remodelación disminuirá si el proyecto no fue bien pensado, dice el valuador de Omaha, John Bredemeyer, vocero del Appraisal Institute, una organización fijadora de estándares.

Si estás creando un ala nueva para la casa o moviendo paredes internas, vale la pena gastar entre mil y 3,000 dólares más para contratar a un arquitecto que dibuje un plano, no alguien que sólo administre el proyecto.

Es cierto que muchos contratistas, vendedores y diseñadores pueden ofrecerte un plan, pero no tienen la capacitación especializada de un arquitecto.

3. Invertir demasiado en la cocina

Sí, una gran cocina puede marcar la diferencia en una casa.

Pero hay un límite entre lo que puedes recuperar por haber puesto cubiertas de granito y electrodomésticos comerciales. Como la cocina suele representar entre el 5% y el 15% del valor de una casa, limita el presupuesto para la renovación de la cocina a esa proporción, y haz el trabajo sólo si la cocina está en muy malas condiciones, dice Bredemeyer.

Calcula el valor de tu casa en zillow.com

4. Contar con un fuerte rendimiento por volverte ecologista

La mayor eficiencia de energía muy pocas veces justifica un proyecto costoso.

Un ejemplo son las ventanas. Las compañías de este producto te dicen que reemplazar las viejas (entre 300 y 1,200 dólares cada una) reducirá en un 50% tus cuotas de energía. Pero las ventanas sólo representan el 15% de la pérdida de calor de una casa, dice Jerry Thatcher, de Energy Diagnostics, un certificador de energía ecológica en Valparaiso, Indiana, así que te habrás ahorrado sólo entre 50 y 175 dólares al año.

Esto no quiere decir que no deberías cambiar las ventanas. Mientras combinen con el estilo de tu casa, las nuevas ventanas sumarán valor. Podrán abrirse y cerrarse con mayor facilidad, serán más prácticas para su limpieza y reducirán las corrientes de aire. Pero no se pagarán solas.

Ahora ve
Una estación de bomberos se convierte en centro de acopio
No te pierdas
×