¡Que nadie te quite tu casa!

Los seguros de título de propiedad evitan lidiar con trámites si un inmueble tiene vicios ocultos; la cobertura puede incluso reembolsar tu inversión si pierdes la casa por una irregularidad.
casa hipoteca finanzas ahorro construccion seguro  (Foto: Photos To Go)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si ya tienes ‘en la mira' la casa de tus sueños y sabes cómo pagarla, no está de más que consideres el seguro de título de propiedad como una protección para tu inversión.

Este tipo de cobertura ampara los vicios ocultos que la casa o departamento puedan tener en términos de trámites. Así, si por ejemplo la propiedad resulta intestada o carece de algún registro, el litigio corre por cuenta de la aseguradora. Incluso si perdieras la propiedad porque alguien cuenta con los derechos legítimos, el seguro reembolsa tu inversión.

Phillip Hendrix, director general de Coldwell Banker Affiliates de México, explica que se trata de un seguro poco convencional porque generalmente las coberturas amparan sucesos futuros, mientas que este servicio protege al futuro propietario de eventos que hayan sucedido en el pasado.

El costo de la cobertura se realiza en un solo pago, que generalmente equivale a menos de 1% del valor de la casa, departamento o terreno. Una vez que firmas el contrato, la aseguradora se encarga de cerciorarse que la situación legal del inmueble esté en orden.

De acuerdo con información de Fidelity National Title de México, existen etapas durante el proceso de adquisición de un seguro de título de propiedad.

En primera instancia, se realiza la investigación exhaustiva en los Registros Públicos de la Propiedad (RPP), las oficinas de Catastro y en el Registro Agrario Nacional, así como cualquier otra instancia a visitar, según sea el caso, sobre los antecedentes del registro de la propiedad.

El objetivo de esta primera fase es asegurarse de que la propiedad cuente con certificados de libertad de gravamen y certificado de no adeudo de predial, para después elaborar un reporte u opinión de título, en el cual se plasman los términos y las condiciones en los que se encuentra el predio en particular.

El segundo paso es la adquisición del seguro de título de propiedad, esta es la parte donde se paga la prima y se firma el contrato que ampara pérdidas provenientes de riesgos y defectos existentes en la cadena de titulación, se trata de un contrato indefinido vigente hasta que exista otra operación de compra-venta.

"En México ha habido casos en que se realizan fraccionamientos de tierras y se venden terrenos o casas que no cuentan con los derechos indicados, la gente que compra con estas condiciones está en un grave riesgo de perder su inversión", señala Phillip Hendrix.

Preguntas clave

1.¿Puedo tener una cobertura si ya compré la casa?. Generalmente no, la cobertura debe adquirirse antes de cerrar el trato.

2.¿Todas las aseguradores ofrecen este servicio?. La figura de seguro de título de propiedad tiene su origen en Estados Unidos y en México sólo cuatro o cinco instituciones cuentan con el servicio, entre ellas: Fidelity National Title de México, GNP y First American Title Insurance de México.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

3.¿Implica el pago de un deducible si hay irregularidades?. No, el costo de tu prima ampara cualquier ‘siniestro', es por eso que la aseguradora realiza una investigación exhaustiva antes de acordar las condiciones finales de tu contrato.

4.¿Quién puede asesorarme para contratar uno?. Lo ideal es que te acerques a un agente inmobiliario certificado que te brinde orientación sobre el caso particular del inmueble que quieres adquirir.

Ahora ve
Donald Trump despide a Steve Bannon, su estratega en jefe
No te pierdas
×