3 razones para amar la desaceleración

Existen muchas oportunidades que aprovechar durante una recesión económica, si sabes dónde buscar; tomar acciones baratas o invertir en una casa son apuestas riesgosas pero posiblemente redituables.
inversionista  (Foto: Photos to Go)
Kim Clark, Lisa Gibbs y Susie Poppick

No se puede negar que estos son tiempos difíciles para ti y para tu dinero. La economía se tambalea al borde de otra recesión.

Los precios de la vivienda continúan en el sótano. Los recientemente degradados bonos del Tesoro estadounidense están pagando tan poco interés, que es muy probable que pierdan terreno frente a la inflación. Y las acciones se han estado hundiendo desde hace meses. Entonces, ¿qué podemos 'amar' de la desaceleración, te preguntarás?

El miedo y la aversión, por lo general, crean oportunidades para los cazadores de gangas con suficiente dinero en efectivo, crédito y Pepto-Bismol para soportar las náuseas a corto plazo.

Esto no sólo aplica en los mercados accionarios. Puedes aprovechar las tasas hipotecarias históricamente bajas y el alza en las rentas para avanzar en este mercado de bienes raíces, o simplemente para pedir dinero prestado con más eficacia que en los últimos años.

Recuerda que la administración de tu dinero se trata de riesgo y rendimiento, dice William Bernstein, autor de The Investor's Manifesto. "Cuando el riesgo crece, el potencial de rendimiento futuro se eleva también".

1. Las acciones están a un precio muy atractivo

Cuando Warren Buffett estaba comprando acciones de Bank of America a un bajo precio en agosto, después que la empresa perdió la mitad de su valor, los cazadores de gangas quizá se preguntaron si el 'oráculo de Omaha' estaba tratando de decirles algo. Bueno, sí y no.

Sí, el movimiento de Buffett pone de manifiesto que las acciones lucen como un mejor negocio. Con base en las ganancias proyectadas, la relación precio/beneficio del mercado ha caído recientemente. Incluso utilizando 10 años de ganancias promedio, la relación P/E (por las siglas en inglés de price/earnings), un indicador conservador popularizado por el economista de Yale Robert Shiller, se ha reducido desde sus elevados niveles de principios de año.

Sin embargo, permanece superior al promedio histórico. Y si Buffett hubiera pensado que las acciones eran una compra atractiva, no habría pedido un trato preferencial con Bank of America. Él podría simplemente haber comprado las acciones en el mercado abierto.

Sin embargo, los valores de renta variable han caído hasta el punto en que incluso los profesionales escépticos piensan que hay una buena oportunidad de ver rendimientos decentes -aunque no espectaculares- a largo plazo. Por lo menos, las acciones están muy baratas en comparación con los bonos del Tesoro estadounidense.

Una forma de saberlo es un indicador llamado rendimiento de ganancias. Obtenida al invertir la relación P/E, esta cifra observa si un dólar invertido en una empresa a través de sus acciones podría generar más ingresos que lo que una apuesta similar en bonos produciría en rendimiento. En este momento, las acciones están por encima.

Qué hacer

Re-equilibra tu cartera al tomar las ganancias de los bonos del Tesoro, que han subido más de 7% este año, y utilízalas para comprar acciones de renta variable que arrojen dividendos.

Es la segunda vez desde la década de 1950 que el rendimiento de dividendos del S&P 500 es mayor que el que los bonos del Tesoro estadounidense están pagando. Tom Rosenbluth, analista de fondos de Standard & Poor's, recomienda opciones de bajo costo, tales como el Vanguard High Dividend Yield Index (VHDYX).

Lo que debes tener en cuenta

El profesor de Finanzas de la Universidad de Pennsylvania, Jeremy Siegel, dice que "las personas con tantas agallas como Buffett" pueden realizar una transacción bursátil aislada en un sector de riesgo, como el financiero.

Por desgracia, tú no puedes conseguir las ofertas preferenciales que Warren consigue. Así que si quieres nadar desde el fondo en estas aguas, quédate con los jugadores más fuertes, que están menos expuestos a hipotecas que Bank of America. Al analista de renta variable de S&P, Erik Oja, le gusta Wells Fargo, una acción que Buffet ha estado comprando en el mercado abierto.

Para aquéllos que buscan un fondo estilo Buffett en el sector financiero, Harry Davis de Morningstar favorece el fondo Davis Financial (RPFGX).

2. Las tasas de interés permanecerán bajas durante un tiempo

Con la economía navegando cerca de otra recesión -y con gobiernos endeudados incapaces de hacer algo al respecto- el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, se ha comprometido a ser el 'apoyador en jefe' de la economía.

Bernanke ha dicho que las tasas a corto plazo se mantendrán bajas durante al menos dos años. Y no ha descartado la opción de que la Reserva Federal aumente gradualmente sus compras de bonos del Tesoro si la economía realmente se viene abajo. La combinación de estas acciones significa que aquéllos que tienen buen crédito podrán tomar préstamos baratos durante años.

Qué hacer

Las tasas de las hipotecas fijas a 30 años cayeron a un 4.15% a mediados de agosto pasado, el punto más bajo que han tocado en 40 años, por lo que esta es otra oportunidad para refinanciar. Sin embargo, con las hipotecas a 15 años también en mínimos históricos, el mejor movimiento es acortar la vida de tu préstamo.

No se trata sólo de hipotecas que lucen atractivas. Los préstamos para automóviles también están más baratos de lo que han estado en al menos una década.

Y el momento es bueno: los fabricantes de automóviles japoneses, frenados por el tsunami de marzo, han introducido descuentos en los precios y ofrecido incentivos para retener su cuota de mercado. Una vez que recuperen la tracción, se espera que las firmas automotrices de Estados Unidos y Corea reaccionen con su propia racha de incentivos en otoño.

Lo que debes tener en cuenta

La razón por la que la Fed está abierta a una nueva ronda de compra de bonos es para evitar que la economía caiga en una deflación al estilo de Japón. Pero una consecuencia no deseada de la postura agresiva de Bernanke sobre las tasas puede ser similar a la de la deflación.

Cuando los precios caen precipitadamente, los consumidores posponen sus compras porque saben que los precios bajarán aún más si esperan unos meses. Bueno, ya que Bernanke está comprometido a mantener un limite en los precios, puedes jugar el mismo juego de espera. No hay prisa para pedir prestado o para comprar algo ahora, puedes esperar a que los vendedores te cubran con ofertas.

3. Las inversiones inmobiliarias son un buen negocio

No sólo las hipotecas están baratas, los precios de las viviendas a nivel nacional están de nuevo en los niveles del verano de 2003, y las ejecuciones hipotecarias han caído a su nivel más bajo desde noviembre de 2007.

El resultado: el costo mensual de tener una casa es ahora inferior a las rentas promedio en la mayoría de las ciudades. Esta es "la oportunidad de una generación", dice el economista de la firma CB Richard Ellis, Gleb Nechayev.

Sin embargo, la preocupación por el empleo y los problemas de crédito mantienen a los compradores al margen, mientras la demanda de alquileres sigue aumentando.

Para cualquier persona que necesite vender una casa para comprar una nueva, el mercado todavía es "terrible", dice Rick Sharga, de RealtyTrac. Para la gente que no necesita vender -como aquéllos en el mercado que quieren invertir en una propiedad- se trata de una oportunidad para comprar.

Qué hacer

¿Estas interesado en ser un propietario? Apunta a propiedades en barrios estables que tengan escuelas buenas y se encuentren cerca de un centro de empleo, como una universidad o un hospital.

Tiene sentido quedarse cerca de casa, ya que tú conoces tu vecindario. Pero al menos trabaja con un agente que conozca el mercado en el que estás interesado.

A continuación, asegúrate de que tus ingresos de renta estimados cubran los pagos de préstamos, seguros e impuestos - y algo más. Deja un colchón de mínimo 20% para cubrir los costos de mantenimiento y de falta de pagos periódicos de inquilinos.

Lo que debes tener en cuenta

Debes estar preparado para pagar una tasa hipotecaria más alta - en alrededor de medio punto porcentual- por una propiedad de alquiler que por una casa ocupada por el propietario, y a sacrificar 20%.

Y a menos que tengas un historial de dos años como inversionista, los prestamistas pueden no considerar los ingresos por alquiler futuro como calificación para el préstamo, dice Mike D'Alonzo, presidente de la Asociación Nacional de Corredores de Hipotecas estadounidense.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Por último, debes entender que éste es un compromiso a largo plazo. "Los inversionistas no son capaces de intercambiar propiedades como lo hacían hace incluso un año", dijo Thomas Popik, director de investigación de Campbell Surveys, que recopila datos de ventas de 3,000 agentes. La mayoría de los analistas dicen que tardará al menos cinco años, probablemente 10 en algunos mercados deprimidos, para que los precios se recuperen lo suficiente como para proporcionarte ganancias sólidas. Esto no es un mercado para volverse rico rápidamente con bienes raíces - o con acciones tampoco.

Sin embargo, los que tienen la paciencia para buscar las oportunidades creadas por esta nueva realidad de tasas bajas y crecimiento lento, estarán bien. Un ejemplo: las acciones de Procter & Gamble, el fabricante de Pepto-Bismol, han regresado al 1% en un año, cuando el resto del mercado ha generado pérdidas.

Ahora ve
La compra de Fox y otras predicciones acertadas de ‘Los Simpson’
No te pierdas
×