6 mitos sobre el uso de créditos

Es un error pensar que, por sí sola, una tarjeta puede ocasionar que te endeudes y pierdas tu casa; el uso responsable del crédito ayuda en la compra de bienes y a tener finanzas personales sanas.
tarjetas de credito finanzas personales dinero pareja viry  (Foto: Thinkstock)

Pagar el mínimo para mantener 'sano' tu crédito o usar la tarjeta sólo para ganar puntos son estrategias que pueden generarte serios problemas financieros. Los créditos están envueltos en una serie de mitos que es necesario aclarar, coinciden los expertos. "Es común escuchar historias de algún pariente que se endeudó tanto con una tarjeta que lo perdió todo; también es común que ante estas historias los tarjetahabientes entren en pánico y no quieran usar su tarjeta como medio de pago", explica Angélica Gutiérrez, directora de Comunicación Corporativa de MasterCard.

Los presupuestos son el primer paso para tener el control de las finanzas, el sólo hecho de darte cuenta a cuánto asciende tu ingreso y tus gastos fijos (comida, vestido, vivienda, transporte) puede darte una idea de tu capacidad de ahorro y de endeudamiento, señala Uriel Galicia Negrete, Director de Educación Financiera de BBVA Bancomer de México.

Los principales mitos que ocasionan una concepción errónea del crédito y que pueden poner a tus finanzas en aprietos son:

1. La tarjeta me endeudará y lo perderé todo. Angélica Gutiérrez explica que los casos en que las deudas por tarjetas ocasionan embargos o pérdidas considerables ocurren porque los usuarios consideran el crédito como dinero adicional a sus ingresos; esta es la primera razón por la cual puedes perder el control de tus niveles de deuda, pues si gastas más de lo que ganas, tus deudas podrían convertirse en una bola de nieve.

2. Conviene pagar el mínimo para aprovechar mejor los créditos. Completamente falso: en un ejercicio, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) señala que si, por ejemplo, pagas unos tenis que cuestan 1,200 pesos con tu tarjeta y luego abonas sólo el mínimo, al cabo de un año habrás pagado 446 pesos de intereses, 213 para el pago de los tenis y todavía quedarán pendientes 987 pesos por pagar. Haz cuentas.

3. Las tarjetas de crédito son una buena opción para tener beneficios por pagar gastos diarios. A menos que realices un presupuesto estricto y lo sigas al pie de la letra para cumplir cada mes con el pago total de tu tarjeta, es poco recomendable usar tu línea de crédito para gastos como comidas y café.

"Existen otras opciones como las tarjetas de débito o de prepago que pueden ayudarte a disminuir los riesgos por el uso de efectivo y pueden otorgarte beneficios por uso frecuente", señala Angélica Gutiérrez.

Una forma de sacar provecho a tu tarjeta (y acumular puntos por uso frecuente) es domiciliar los pagos, así evitarás tener que acudir a una sucursal para realizar el pago de servicios como agua, luz, teléfono, televisión por cable o gas; de acuerdo con los cálculos de Visa, el costo de una operación directamente en la sucursal puede llegar a ser hasta 980% más alto que a través de la domiciliación o la banca electrónica.

4. Mi estado de cuenta es mi brújula. Confiarte a que debes recibir tu estado de cuenta para realizar el pago de tu tarjeta puede ser un error costoso, dependiendo del producto de crédito; los cargos por pago atrasado pueden representar un descalabro para tu bolsillo, memoriza tus fechas de corte y pago y evita perder la noción de cuanto debes.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

5. Los cargos a meses son diferidos. Es muy fácil saturar tu línea de crédito si no conoces el procedimiento para el cargo de los meses sin intereses. Cualquiera pensaría que si compras unos tenis (los mismos del ejemplo de Condusef) que cuestan 1,200 pesos a 12 meses, cada mes te cargarán 100 pesos, la realidad es que los créditos son revolventes, lo que significa que cuando realizas el pago con tu tarjeta, si, por ejemplo tu línea de crédito es de 3,000 pesos, el crédito que te quedará disponible será de 1,800 y no 2,900.

6. Es muy difícil cancelar un plástico. Falso. Es importante que tengas en mente que como cliente tienes todo el derecho de terminar tu relación con el banco en el momento que decidas e incluso, de acuerdo con la Condusef, si migras tus deudas de una tarjeta a otra el banco que te ofrece la nueva tarjeta debe hacer el trámite por ti.

Ahora ve
El papel que juega Corea del Sur en la histeria actual por el bitcoin
No te pierdas
×