Quejarte en la Profeco... ¡sí funciona!

La Procuraduría recibe 110,000 quejas anuales y concilia el 81% de ellas a favor del consumidor; su titular, Bernardo Altamirano, te pide que te conviertas en el defensor de otros consumidores.
profeco  (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si alguna vez has pensado que quejarte ante la Procuraduría Federal de la Defensa del Consumidor (Profeco) por un mal producto o servicio no sirve de nada, tendrás que pensarlo de nuevo, pues según la institución de las 110,000 quejas que recibe anualmente, en 81% se logra la conciliación a favor del consumidor; es decir, de cada 100 pesos que se reclaman, se regresan 83.

En una entrevista publicada por la revista Dinero Inteligente en su edición de febrero 2012, el titular la Profeco, Bernardo Altamirano, afirma que los verdaderos ojos de la procuraduría son los propios consumidores, quienes mediante su queja o denuncia se convierten en defensores de otros consumidores.

"Interponer una queja o denuncia tiene un efecto multiplicador, porque al hacerlo abres un paraguas de protección para otros consumidores", señala el procurador a la publicación mensual de finanzas personales.

"En 2010 se recuperaron 1,015 millones de pesos y para noviembre de 2011 estamos casi pegándole a los 900 millones. Eso sólo por conciliaciones directas", dice,

El procurador explica para Dinero Inteligente, que las personas deben saber diferenciar entre una queja y una denuncia: la queja la hace un consumidor que ha sufrido un abuso o un problema comercial, mientras que en la denuncia no tiene que haber un perjuicio directo contra el consumidor en particular.

Las quejas se desahogan en un promedio de 68 días y en 20 días vía Concilianet, el servicio en línea para quejas y reclamos de la Profeco. 

En el caso de la denuncia, el consumidor no está obligado a presentar pruebas de las operaciones que denunció ni a proporcionar sus datos. Sólo tiene que dar la información que permita identificar al proveedor. 

Sobre este último punto, Altamirano comenta que la institución que dirige recibe cada año 50,000 denuncias y a partir de ellas se hacen verificaciones, por ejemplo, de básculas bien calibradas o que el etiquetado cumpla con las normas oficiales mexicanas.

Si no cumplen las reglamentaciones, se inmoviliza el mayor número de productos y se les somete a pruebas de laboratorio. También se hacen alertas, en las que se recomienda a la gente que no compre algún producto o servicio.

Según el procurador, la Profeco busca darle prioridad a las quejas o denuncias que impliquen algún riesgo para la salud.

"En 2011 hicieron dos alertas, una por un producto dental, que la misma empresa detectó y otra por una crema que podía generar un riesgo para los consumidores", dice Altamirano.

Si sufres o detectas un servicio o producto de mala calidad, la Procuraduría ofrece cuatro alternativas para que te quejes o denuncies:

telefono.gif
mail.jpg
twitter.png
D.F y área metropolitana 5568-8722. Sin costo, larga distancia 01 800 468 8722. @Profeco www.profeco.gob.mx asesoria@profeco.gob.mx
Ahora ve
Estos cinco escenarios marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×