Tips para financiar tu posgrado

Créditos, ahorro, préstamos familiares o inversión son algunas de las vías para especializarte; conoce los puntos clave a considerar para cubrir los costos de un posgrado.
estudiar maestria  (Foto: Thinkstock)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Estudiar una maestría no es una misión imposible, pero resulta una tarea ardua para muchos mexicanos. De acuerdo con las últimas cifras de la Secretaría de Educación Pública, en México sólo siete de cada 100 universitarios realizan una maestría, diplomado o doctorado.

Existen diferentes alternativas financieras para hacer frente a los gastos que implica regresar a la escuela tras la universidad. Conoce cuál se adapta mejor a tus necesidades:

1. Si estás trabajando.

Los créditos bancarios y de instituciones financieras especializadas pueden ser una buena alternativa si requieres iniciar de inmediato con tus clases; sin embargo, si no se trata de una cuestión ‘urgente' puedes considerar iniciar con un ahorro programado con opción a inversión, esto te permitirá hacerte de un capital considerable dependiendo de tu capacidad de ahorro.

"Contar con un posgrado puede ayudar a mejorar en la escala salarial, sin embargo no es una condición generalizada en todas las carreras. Antes de tomar un crédito es importante que exista un plan para pagarlo y que la especialización sea una herramienta para mejorar las condiciones de trabajo", explica Alejandro Carriedo, director de créditos universitarios de Santander.

También debes considerar que es posible que tu especialización requiera que te dediques a la escuela de tiempo completo. Los créditos bancarios diseñados especialmente para educación permiten que durante el tiempo de estudio únicamente pagues una parte de los intereses para que, una vez que te reincorpores al ambiente laborar, reanudes los pagos y termines de liquidar tu préstamo.

2. Si recién terminaste la universidad.

Cursar una maestría es una opción viable para aquellos estudiantes que cuenten con el respaldo financiero de sus familias. Si, por el contrario, no tienes una cantidad inicial para hacer frente al pago de tus estudios de posgrado, lo ideal es que te asesores sobre becas y programas de apoyo.

Uno ejemplo son los créditos educativos gubernamentales del Programa de Financiamiento a la Educación Superior, que consisten en el otorgamiento de garantías por 3,000 millones de pesos para que los bancos puedan conceder créditos educativos a 25,000 jóvenes mexicanos, de tal manera que si tienes intenciones de cursar una maestría sólo necesitas ser mexicano, haber sido aceptado por una de las 21 universidades incorporadas al programa, contar con un aval, no tener historial crediticio negativo en el Buró de Crédito y tener un promedio mínimo de 7 en el periodo inmediato anterior del ciclo a cursar (varía conforme a los criterios de aceptación de cada universidad).

3. Si quieres estudiar en el extranjero.

Es probable que una especialización fuera de tu país sea la opción más cara o la que implica un trámite más complejo; sin embargo, puede ser la única opción para estudiar algunas maestrías.

"Existen muchas alternativas para estudiar en el extranjero, desde los viajes para aprender idiomas, que son mucho más efectivos que sólo tomar clases, hasta los posgrados, siempre habrá una opción educativa que se adapte al perfil profesional de cada quien; sin embargo se debe tener cuidado de hacer una inversión en educación y aprovecharla en vez de pagar unas vacaciones demasiado caras", explica Sebastian Fernandes, de la Expo Cursos en el Extranjero, que cuenta con una versión virtual disponible por Internet.

¿Qué maestría me conviene?

Una especialización no garantiza un mejor salario, sin embargo sí puede ser decisiva para conseguir un mejor puesto.

El observatorio laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) indica que los rubros en los que los trabajadores especializados tienen mayores salarios son las ciencias aplicadas (ingenierías, medicina), trabajo educativo y arquitectura y diseño. Mientras que, en el otro extremo, las ciencias sociales y artes figuran como los sectores en los que la gente trabaja en áreas diferentes a lo que estudió.

 

Ahora ve
Esta fotógrafa quiere romper el estereotipo de los hombres árabes
No te pierdas
×