Compra tu ‘pedacito’ de casa de descanso

El esquema de propiedad fraccionada es una alternativa para una segunda vivienda o departamento; conoce cómo operan y qué debes tener en cuenta antes de adquirir este tipo de inmueble.
casavacacion  (Foto: Thinkstock)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El estrés de las grandes ciudades es uno de los motivos por los que tener una casa para vacacionar o pasar los días festivos y puentes  es el sueño dorado de muchos trabajadores.

Una encuesta realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) y Kaleydoscopio.com señala que en la ciudad de México uno de cada cuatro habitantes pasa al menos dos horas en el tráfico todos los días.

Esa es la razón para que muchas personas utilicen su crédito Infonavit  o contraten una segunda hipoteca bancaria para hacerse de una propiedad en otra ciudad, o en algún destino vacacional.

La estrategia suena atractiva, tener una casa o departamento para tomar unos días libres es una idea razonable pero se debe considerar que una casa deshabitada implica que la propiedad se deteriore más rápidamente, además de que, siendo honestos, son muy pocas las personas que disponen de más de un mes de vacaciones al año y no siempre van al mismo destino.

"Existen diferentes esquemas para tener una casa de descanso, el tiempo compartido es uno de ellos pero a mucha gente no le gusta la idea de pagar una membresía y no ser propietario, por eso también existen las propiedades fraccionadas", señala Octavio Novelo, director de Casa Chilanga.com.

Esta opción implica que tú compras una fracción de una casa, es decir, la misma propiedad tendrá 3,4 o 5 dueños, el mantenimiento generalmente tiene un costo de entre  3 y 5 % anual respecto del valor pagado por la fracción adquirida y generalmente las propiedades son operadas por cadenas de hoteles de lujo.

Dicha característica hace que sea posible acudir a otros destinos en el que los hoteles tengan esta modalidad de propiedad, funciona prácticamente como un tiempo compartido pero en vez de pagar una membresía adquieres un título de propiedad, por lo cual puedes venderlo y genera plusvalía.

"Esta opción está enfocada para los segmentos de alto poder adquisitivo, pero comprar una fracción siempre será menos costoso que adquirir la totatilidad de la propiedad o que hospedarte en un hotel de lujo cada vez que tengas vacaciones", señala Octavio Novelo.

Consejos prácticos 

Si esta opción te llama la atención asegúrate de seguir los siguientes consejos para convertirte en un propietario parcial.

1. Verifica el desempeño del operador. Si optas por un esquema que sea operado por una cadena que no conozcas asegúrate de que se trate de una empresa confiable.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

2. Conoce los lineamientos. Antes de firmar echa un vistazo a las reglas que deberás respetar, algunas personas ‘prestan' sus casas de descanso a la familia para que puedan acudir cuando éstas no están ocupadas, pero debes conocer las políticas de los operadores al respecto.

3. Analiza si es la opción adecuada para tu perfil. Si eres más el tipo de viajero mochilero que le gusta conocer lugares exóticos es probable que la opción no sea para ti, antes de adquirir este tipo de propiedades cuestiónate dónde quieres pasar tus próximas vacaciones (y las siguientes).

Ahora ve
Pese a Trump, las personas transgénero podrán enlistarse en el ejército de EU
No te pierdas
×