ABC para ‘mudar’ el pago de tu nómina

Solicitar la portabilidad de tu pago de sueldo es una tarea sencilla que puede implicar beneficios; desde que se aprobó en 2008, son pocos los clientes que han recurrido a la portabilidad.
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si deseas tener todas tus cuentas en el mismo banco o encontrar más cajeros automáticos a tu disposición puedes considerar el cambiar la institución en la que recibes tu pago de nómina

El 31 de octubre de 2008 entró en vigor el derecho a portabilidad de nómina para que tu sueldo sea depositado en la institución de tu elección, sin embargo, fue hasta 2010 que la circular 16/2010 del Banco de México (Banxico) obligó a los bancos a entregar una solicitud estandarizada para agilizar el proceso, que eliminó trámites y redujo el tiempo de respuesta.

Las últimas estadísticas del Banco de México indican que, desde que entró en vigor la disposición, cerca de 30,000 cuentas de nómina -de las más de 30 millones susceptibles al traslado- solicitaron el proceso.

De acuerdo con las reglas vigentes, tu ‘mudanza de nómina' debe quedar completada en 10 días hábiles, pero hay algunas cosas sobre ese proceso que debes saber, a continuación una guía que puede apoyarte.

1. ¿Qué necesito para ‘mudarme'?

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros explica que existen cinco requerimientos básicos: Identificación oficial; formato de portabilidad de nómina debidamente llenado; contrato o Estado de Cuenta o Tarjeta de débito (con nombre impreso) de la cuenta receptora; número de la cuenta donde se venía depositando y número donde se depositará.

2. ¿Necesito contratar antes una cuenta?

Sí, el Banco de México cuenta con un listado de las instituciones que ofrecen cuentas básicas de nómina, es importante que corrobores que te ofrezcan los siguientes servicios y características libres de comisión.

a) Apertura y mantenimiento de la cuenta.

b) Otorgamiento de una tarjeta de débito y su reposición en caso de desgaste o renovación.

c) Abono de recursos a la cuenta por cualquier medio (transferencia, depósito, cheque, etc.)

d) Retiros de efectivo en las ventanillas de sus sucursales y en los cajeros automáticos operados por la institución de crédito que lleve la cuenta.

e) Pago de bienes y servicios en negocios afiliados a través de la tarjeta de débito.

f) Consultas de saldo en las  ventanillas de sus sucursales  y en los cajeros automáticos operados por  la institución  de crédito que lleve la cuenta.

g) Domiciliación del pago de servicios a los proveedores que utilicen este mecanismo de pago.

h) Cierre de la cuenta.

3. Además de contar con más cajeros, ¿existen otras ventajas de cambiar de banco?

Sí, las comisiones por realizar consultas de saldo o retiros de efectivo en cajeros que no corresponden a tu banco pueden alcanzar 12 y hasta 36 pesos, según información de Condusef.

Además, algunos bancos ofrecen rebajas en el costo de anualidad de las tarjetas de crédito cuando éstas se pagan desde otra cuenta del mismo banco (que puede ser tu cuenta de nómina), en este caso debes ser cuidadoso pues si dejas de cubrir los pagos mínimos de tu tarjeta de crédito por un periodo mayor a 90 días corres el riesgo de que tu banco liquide el adeudo desde tu tarjeta de nómina, esto está estipulado en la mayoría de los contratos al abrir tu cuenta de nómina.

Cuando realices este trámite toma en cuenta también la cercanía de las sucursales de tu nuevo banco y los servicios adicionales que puedas contratar. 

Te presentamos un formato de solicitud de portabilidad de nómina proporcionado por Condusef:

 

nominasolic.jpg

 

Ahora ve
Con su música, estas monjas rockeras quieren inspirar al mundo
No te pierdas
×