Protege tu cartera ante un despido

Quedarte sin empleo es un golpe para tus finanzas pero el ahorro y administración te pueden ayudar; prepara un plan de contingencia y realiza tus pagos inmediatos con tu finiquito.
cartera  (Foto: Thinkstock)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Un ajuste financiero en la empresa en que trabajas o una conducta indebida pueden ser el motivo de que tu vida de un giro de 180 grados y pierdas tu empleo, sin embargo existen algunas formas de evitar que esta contingencia se convierta en un problema financiero fuerte. 

Los expertos recomiendan que en caso de despido pongas atención en la composición de tu indemnización, pues un despido injustificado amerita el pago de tres meses de sueldo más 20 días por año laborado, además una prima de antigüedad de 12 días por año laborado por hasta dos veces el salario mínimo.

Por otra parte, si presentaste una renuncia voluntaria, tu patrón está obligado a al pago proporcional de tus prestaciones como vacaciones y aguinaldo por el tiempo del año transcurrido, y cuando el trabajador tiene más de 15 años de antigüedad en la empresa se le concede la prima de antigüedad (12 días por año laborado por hasta dos veces el salario mínimo).

"Cuando la renuncia se presenta de manera voluntaria no se tiene derecho a la indemnización de tres meses, y la prima de antigüedad únicamente se otorga a los trabajadores que tienen más de 15 años trabajando, lo curioso de este esquema es que si el trabajador es despedido sí tiene derecho a esta prima", explica Ricardo Martínez, socio del área laboral de Backer and McKenzie.

Según explica el especialista, es recomendable no firmar ningún documento de conformidad antes de recibir la indemnización debida, también es necesario que los trabajadores tengan presente que para que un despido se considere justificado debe haberse cometido alguna de las causas de recisión previstas en el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo.

"Ningún patrón puede establecer causas diferentes para que el despido se considere justificado, es ilegal, por ejemplo, alegar que una manera de vestir es causal de despido por ‘políticas de la empresa', porque esas cuestiones no están previstas en la Ley", señala.

Las causales del artículo 47 están relacionadas con conductas como robo, agresiones a compañeros, descuidos que pongan en riesgo la seguridad de la empresa y difusión de información confidencial. Para que cualquiera de las causales se considere válida el patrón debe reportar el despido por escrito en los siguientes 30 días, Es decir, en caso de robo o agresión la conducta debe probarse antes de que transcurra un mes.

Plan de acción

Una vez que finalizas los trámites correspondientes al término de la relación laboral el primer paso es poner manos a la obra  en la organización de un presupuesto para contingencias.

Es recomendable que tengas siempre un ahorro de emergencia equivalente a por lo menos seis meses de tu gasto fijo (vivienda, alimentación, transporte y pago de deudas), eso te ayudará a hacer frente a este tipo de contingencias, así lo recomienda Juan Pablo Zorrilla, director de la reparadora de crédito Resuelve tu deuda.

Sin embargo, la mayoría de las veces, cuando se enfrenta una contingencia relacionada con el empleo los trabajadores no cuentan con esta previsión, en ese caso lo mejor es poner orden en las prioridades de gasto, toma nota de los consejos de Resuelve tu Deuda para evitar que la pérdida de tu trabajo se convierta en un problema financiero mayor.

1. La prioridad cuando no se cuenta con un fondo de emergencia es dedicar una parte de tu liquidación al pago de las deudas con garantía, es decir créditos hipotecarios o de automóvil, pues en caso de incumplimiento severo puedes perder tu casa o auto.

2. Destina los mayores montos a las deudas que puedas liquidar más pronto, o en todo caso a las tarjetas que tengan las tasas más altas.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

3. Si no cuentas con un ahorro y sí con alguna deuda evita pensar en tomarte ‘un pequeño descanso' de semanas o meses antes de buscar un nuevo empleo.

4. Si tienes más de dos tarjetas y dejas de pagar durante más de tres meses lo más recomendable es que te acerques a una reparadora de crédito para reestructurar tu deuda, pues aún cuando consigas un nuevo empleo será muy difícil que te pongas al corriente con el pago de los intereses que ya se generaron. 

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×