ABC para ser un ahorrador disciplinado

Adquirir este hábito puede ser más fácil de lo que crees, aprende a dejar de lado los pretextos; puedes iniciar con una medida sencilla como la regla de guardar 10% de tus ingresos.
ahorradordisciplinado  (Foto: Thinkstock)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Así como encender un cigarrillo puede ser el inicio de un hábito de por vida, adquirir la costumbre del ahorro puede ser más sencillo y menos ‘doloroso' de lo que imaginas. 

El primer paso es terminar con el mito de que ahorrar implica la necesidad de ganar más, pensar que ‘ahorrarás cuando te sobre dinero' es como aniquilar de entrada la posibilidad, pues aunque ganes más el dinero no sobrará porque también se incrementa el ritmo de gasto.

De acuerdo con la última encuesta sobre hábitos de ahorro de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), cinco de cada 10 mexicanos tienen la costumbre de provisionar una parte de su ingreso, pero son pocos los que recurren a algún producto financiero como una cuenta de ahorro o inversión.

La Amafore recomienda que se tomen en cuenta tres factores para mentalizarte con respecto a la necesidad de ahorrar:

*El emocional: Que implica que si tienes miedo a que en tu futuro cercano o tu vejez tengas necesidad económica estés consciente de que solucionarlo está en tus manos.

*El Cultural: Muchas personas (38% de los encuestados) no ahorra porque piensa que ‘dios proveerá' y cinco de cada 10 mexicanos considera que sus hijos deberán mantenerlos durante su vejez, en este caso debes estar consciente que las generaciones cambian y el vínculo de los jóvenes con las personas mayores cada vez es más frágil, podría no ser tan buena idea confiarte en que tu familia se hará cargo de ti.

*El Racional: Cuando te informas sobre los productos de ahorro e inversión disponible resulta sorprendente cómo cambia tu panorama de jubilación si, por ejemplo, destinas 300 pesos más al mes como aportación voluntaria en tu Afore.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recomienda a los ‘ahorradores amateur' que empiecen por adoptar la regla del 10%, es decir que reserven la décima parte del total de sus ingresos y  no tocarlo a menos que ocurra una emergencia; los ataques de compras o la ‘necesidad' de comprar un televisor de 50 pulgadas no cuentan como emergencia.

Este capital inicial puede formar parte de tu ahorro de contingencia que sirve para afrontar cualquier situación inesperada como la pérdida del trabajo o una emergencia médica.

Para tener un plan de ahorro que te permita hacerte de bienes duraderos como una casa o un auto, puedes tomar en cuenta las tres claves para ‘ahorradores primerizos' que difunde la Profeco.

1. Conoce tus ingresos: Contempla las entradas extras y los pagos de impuestos y deudas, la cantidad que quede es tu ingreso disponible.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

2. Identifica tus gastos: Separa los gastos fijos (alimentos, vivienda, transporte) de los gastos variables (comidas fuera, esparcimiento), y busca lo que puedes eliminar o reducir de la segunda categoría, este ejercicio te permitirá determinar tu capacidad de ahorro. Como tip adicional considera tu ahorro inicial de 10% como parte de tus gastos fijos.

3. Fija una meta: El incentivo para tu ahorro puede ser el deseo de tener tu propia casa, un auto nuevo o unas vacaciones fuera del país, de la misma manera que ‘a nadie le sobra dinero para ahorrar' a nadie le viene de más tener dinero suficiente para darse alguno de estos gustos, una vez que lograste hacerte de un ‘pequeño guardadito', considera la posibilidad de invertirlo pues ese momento te dará la señal de que ya te convertiste en ahorrador disciplinado. 

Ahora ve
Estos fueron los autos más vendidos en México durante 2017
No te pierdas
×