Las casas, ¿en peligro de extinción?

Comprar una vivienda de dos plantas se convirtió en una misión casi imposible en las ciudades; vivir en departamento se ha vuelto más barato y a la larga genera mayores beneficios.
casas  (Foto: Archivo)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Comprar tu primera casa o departamento generalmente es un hecho relevante en tu vida. Factores como el presupuesto, ubicación y planes a futuro son determinantes para elegir entre una u otra opción. Sin embargo, en las grandes metrópolis, comprar una casa se ha convertido en una opción poco viable.

"El problema no es tanto de precio como de oferta, las casas particulares como se conocían se han convertido en oficinas, o han sido compradas para demoler y construir edificios de departamentos que permitan satisfacer la demanda de vivienda urbana", así lo explica Octavio Novelo, director general del portal CasaChilanga.com

Esta tendencia puede observarse en toda la región latinoamericana. Durante el Comité Especial sobre Población y Desarrollo realizada en Ecuador, Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la CEPAL, explicó que las personas deben acostumbrarse a la idea de un futuro urbanizado.

Cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, arrojan que dos de cada tres latinoamericanos viven en ciudades de 20,000 o más habitantes. Este porcentaje ha aumentado en las metrópolis (con una población de 1 millón o más) de 8 habitantes en 1950 a 56 en 2010, por lo que actualmente éstas concentran a un tercio de la población mundial.

En opinión de Octavio Novelo, las colonias populares y las más lujosas son los lugares que tienen una mayor oferta de casas de concepción tradicional, es decir, en un terreno privado, con una o dos plantas y donde habita una sola familia.

"Es probable que eso haya quedado atrás, las casas solas pueden ser propiedades en peligro de extinción dado que la demanda crece y para las desarrolladoras resulta más rentable construir departamentos en un predio que antes albergaba una sola casa", señala.

La otra cara de la oferta son las casas construidas en los suburbios o áreas metropolitanas, que generalmente también son una oferta dirigida a familias grandes o a personas de altos ingresos.

"A diferencia de lo que puede verse en el extranjero, en México la ciudad no está diseñada para tener suburbios que funcionen de manera orgánica, hay oferta a las afueras pero el sistema de transporte ocasiona que la gente pase un promedio de dos horas y media al día en trayectos".

El especialista inmobiliario explica que incluso hay casos en que, por el afán de poseer una casa sola, las personas adquieren viviendas grandes a las afueras de sus ciudades de trabajo y terminan poniéndola en venta y buscando un departamento más céntrico y cercano a sus centros de trabajo.

Antes de decirle no a un departamento, pon atención a los siguientes factores:

1. Puede ser más seguro: Generalmente los edificios de departamentos cuentan con vigilancia y mantenimiento, esto es un factor de seguridad adicional pues sería muy caro tener un vigilante afuera de tu casa.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

2. Los gastos son menores: Dar mantenimiento a un jardín y un patio puede ser más costoso de lo que crees, una casa sola requiere que seas tú quien esté al pendiente todo el tiempo de los desperfectos.

3. Un departamento céntrico adquiere más plusvalía que una casa a las afueras: Un departamento bien ubicado en la ciudad puede ganar más valor en el tiempo, considera también cuántas horas al día ocuparías en traslados.

Ahora ve
Estados Unidos revoca el marco normativo de la “neutralidad” de internet
No te pierdas
×