¿Regreso a clases? ¡Gasta menos!

Si crees que ahorrar en inscripciones y útiles es imposible, te hace falta aprender a planear; comienza por reciclar y luego por armar un fondo semanal; las compras colectivas también funcionan.
escuela  (Foto: Archivo)
Georgina Navarrete

El inicio de un nuevo ciclo escolar es difícil para los niños, pero también para los padres por las compras que deben realizar. Sin embargo, en cualquier gasto relacionado con el colegio, desde las inscripciones, cuotas y colegiaturas, hasta hasta la compra de útiles, uniformes y libros, existe una manera de ahorrar.

El secreto es planear. "Los gastos de verano deben hacerse con orden, a tiempo y luego de un inventario de lo que sobró del ciclo anterior", dice Martha López-Santibañez McNally, profesora investigadora de la Escuela de Contaduría de la Universidad Panamericana (UP).

Una manera de planear, publica la revista Dinero Inteligente de julio 2012, es ir ahorrando poco a poco durante cada semana del año en un fondo especial. Puede ser una lata de galletas, el cajón de la alacena o una cuenta de ahorro en un banco. "El caso es guardar una cantidad pequeña pero fija todas las semanas. En mi caso son 400 pesos y cuando llega el momento de los gastos fuertes, ya tengo un buen colchón para enfrentarlos", cuenta la profesionista retirada y madre de dos, Luisa Sánchez Nieto.

El fondo semanal es una buena alternativa, pues te permite tener flujo suficiente para aprovechar las promociones de pago adelantado que algunas escuelas dan. "Van varios años que ahorro 15% en reinscripciones porque las pago desde diciembre", cuenta Luisa.

Una alternativa al fondo semanal, explica Martha López, de la UP, es "ahorrar una parte de todos los ingresos extra del año: un porcentaje del aguinaldo, del fondo de ahorro, del reparto de utilidades, de los bonos si es que existen... ‘Botarse' esas entradas es mala idea".

"Si sabes que la escuela comienza reinscripciones en abril, la venta de uniformes en mayo, y que la lista de útiles la liberará hasta que termina el curso en julio, puedes planear los gastos y diferirlos para que no sean tan pesados. En función de ese cálculo, sabrás cuánto debes guardar de los ingresos extra", explica la académica.

Una vez que terminó el curso y el colegio da las nuevas listas de útiles y libros, lo primero es saber qué artículos sobrevivieron del ciclo anterior y pueden ser reutilizados.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Otra opción es organizarse entre varias mamás para comprar los útiles escolares por mayoreo. "El ahorro es de entre 10% y 15%", asegura la mamá Taydé del Río.

Comprar por paquete, aunque no lo hagas en grupo, también puede ser una buena opción, sin embargo deberás hacer que tus hijos se comprometan a administrar, con un número fijo de útiles por bimestre. Si el niño desperdicia, tendría que pagar de su domingo.

Ahora ve
Barack Obama sorprende a niños con una bolsa gigante de regalos
No te pierdas
×