Inversionistas en México, más protegidos

Las normas GIPS adoptadas recientemente regulan las prácticas de los asesores de inversión; los clientes deben recibir información certera de sus cuentas y poder comparar los resultados.
inversiones  (Foto: Archivo)
Viridiana Mendoza Escamilla
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Hace algunos años, al solicitar información sobre el desempeño de un asesor de inversiones, el gestor en cuestión podía mostrar los resultados de los portafolios administrado en un tiempo determinado (un año en el que le fue muy bien, por ejemplo); esto implica riesgos porque el cliente no tenía manera de apreciar un panorama completo de la experiencia en el manejo de recursos. 

Ahora, existen diferentes códigos de ética que los manejadores de inversiones y las instituciones financieras deben seguir para evitar malas prácticas y conflictos de intereses, entre ellas destacan los Estándares Globales del Rendimiento de Inversiones (GIPS, por sus siglas en inglés), que México recién adoptó.

"Desde 1999, los estándares GIPS han sufrido modificaciones y actualizaciones, tienen su origen en la necesidad de corregir malas prácticas en la divulgación de información sobre rendimientos y desempeños de las inversiones en la década de los 90. Se trata de un conjunto de principios éticos que ofrece a las compañías de inversión una guía sobre la forma de calcular y reportar sus resultados de inversión a los clientes potenciales", así lo explica Jonathan Boersma, director general del CFA Institute en entrevista con CNNExpansión.

CFA Institute es la asociación global de profesionales de inversiones que marca la pauta para la excelencia y acreditación de los profesionales de inversión, este organismo sin fines de lucro asesora a las instituciones financieras en la adopción de las mejores prácticas en materia de manejo de inversiones.

Los objetivos de las normas GIPS son garantizar la exactitud y consistencia de los datos, obtener aceptación internacional de un estándar para el cálculo y presentación de resultados de inversión, promover la competencia internacional y homogénea entre sociedades de inversión y fomentar la idea de autorregulación de la industria a escala internacional.

Según explica Jonathan Boersma, México es el país número 35 en adoptar los estándares y uno de los primeros en hacerlo en América Latina, la idea es que exista una adopción global, sin embargo, aquellos países en los que la actividad es mayor en los mercados tienen una adopción más acelerada.

"En América Latina estamos viendo un crecimiento muy fuerte en los mercados, consideramos que este es un paso importante para que el desarrollo se mantenga de manera saludable. Además, permiten que los países en desarrollo tengan mayor participación en los mercados globales, ayudan a que se conviertan en jugadores mundiales", señala.

Al ser un esquema de adopción voluntaria, depende de cada institución si manejará los estándares. En Estados Unidos son entre 85% y 95% de las instituciones las que los tienen como parte de su normatividad, sin embargo en otros países como Perú, no hay instituciones que los hayan adoptado.

"Los GIPS no se han establecido como una regulación obligatoria porque sufren cambios y porque convertirlo en un estándar obligatorio global implica costos que no todas las instituciones pueden enfrentar, no de adopción porque la guía y la asesoría es gratuita pero las instituciones deben invertir tiempo y recursos en la capacitación de sus asesores", señala.

¿Qué deben saber los inversionistas?

Las normas GIPS establecen que debe haber una comparación de resultados de inversión, un cálculo y presentación de resultados consistentes, información periódica de los resultados de inversión y comisiones, el reconocimiento de las entidades que componen a la institución y el fortalecimiento de los controles internos.

Para Jonathan Boersma, el objetivo de las normas GIPS es precisamente que el cliente no debe preocuparse por ello,

"Existen múltiples beneficios de que estas normas sean adoptadas, para los clientes son un factor adicional de sentir tranquilidad en cuanto a cómo se manejan sus inversiones", señala.

Explica que para los clientes, lo importante debe ser revisar el contrato y pedir referencias sobre el manejador de los portafolios en que se invertirán sus recursos. Señala que es importante que el cliente se sienta cómodo con el perfil de riesgo asignado.

En junio, el Sistema Mexicano de Sociedades de Inversión (SI) se expandió por décimo primer mes consecutivo, al registrar un monto total de activos en custodia de 1.429 billones de pesos, que representa un crecimiento mensual de 2.06%.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Para tener una herramienta adicional a la disposición de los inversionistas la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) lanzó este mes un buscador básico, buscador avanzado y un comparador de fondos que permite obtener información importante para la toma de decisiones de inversión, ahí los inversionistas pueden conocer el desempeño histórico y nivel de riesgo de los fondos en que están invertidos sus recursos.

A nivel nacional el costo promedio de las comisiones para manejo de fondos de deuda especializados en valores de corto plazo es de 1.34% anual sobre el total de los activos bajo administración, mientras que las sociedades de Inversión en renta variable y especializadas en acciones nacionales registran comisiones promedio de 2.66% anual sobre activos administrados, según los informes de la Comisión.

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×