Paola convirtió un defecto en medallas

Con déficit de atención en su niñez, sus padres la iniciaron en el deporte para evitar medicamentos; aprendió a controlar su mente y cuerpo de formas que otros no pueden. Luego llegaron otros éxitos.
paola espinosa  (Foto: CNN)
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

"Ganar una medalla en las Olimpiadas es mi mayor sueño, pero no cambiará mi vida", dijo hace poco la clavadista Paola Espinosa, y tras ganar varias preseas quizá sea cierto. Sin embargo, lo que definitivamente transformó su vida es el deporte mismo, pues es el arma con la cual dominó el déficit de atención que padeció desde muy pequeña.

"Fue un momento difícil, no sabíamos qué hacer con ella, pero no queríamos llenar su cuerpecito con medicinas", dice doña Josefina, mamá de Paola, a la revista Quién del 17 de agosto de 2012.

La publicación ofrece en portada un reportaje especial sobre el carácter, demonios y dolores de la clavadista, quien recientemente regresó de los Juegos Olímpicos de Londres con una medalla de plata.

Desde que Paola tenía cuatro años de edad, sus padres buscaron alternativas para tratar su trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDHA). En un principio probaron con la gimnasia artística, pero resultó ser insuficiente para que Paola viviera sin medicamento, de acuerdo con Quién.

El remedio llegó con los clavados, cuando tenía siete años. Aunque allí también vivió una lucha, pues temía no sólo al agua sino a las alturas.

Ana Luisa Sánchez, terapeuta de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) que atiende atletas de alto rendimiento, entre ellos a Paola, explica en el reportaje escrito por Diana Amador, que el deporte puede ayudar a los niños con TDAH a desarrollar nuevas habilidades que fortalecen sus capacidades de concentración.

"Así logran lo que llamamos inteligencia corporal. Controlan y se comunican con su cuerpo de formas que para otros son imposibles", detalla.

Paola ha demostrado que es dueña de cada uno de sus músculos y de sus movimientos en el aire. Asi, luego de conseguir su primer triunfo: conquistar su trastorno, llegaron otros éxitos.

En 2004 asistió a sus primeros Juegos Olímpicos en Atenas. Cuatro años después en Beijing ganó medalla de bronce. En 2009 fue oro en el Campeonato Mundial de Roma. También ha sido multimedallista en juegos Centroamericanos y Panamericanos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Con su presea en Londres 2012 se convirtió en la primera mujer mexicana que gana medallas en dos Juegos Olímpicos.

La historia completa de Paola, contada por ella misma, su familia y patrocinadores está en la edición del 17 de agosto de Quién, que también publica otros artículos como:

  • Adiós, Chavela: Los últimos días de Chavela Vargas en Madrid y México. 
  • Vuelos de poder: El próximo presidente de México cruzará océanos y continentes en el avión más moderno y equipado.
Ahora ve
Esta aplicación te permitirá detectar daños cerebrales desde tu smartphone
No te pierdas
×