Mueve tu dinero o lo perderás

Si un cliente de un banco abandona una cuenta de ahorro por seis años pierde sus recursos; 42.8 millones de tarjetas de débito no tuvieron actividades en el último trimestre de 2011: Banxico.
tarjeta  (Foto: Thinkstock)
CIUDAD DE MÉXICO (Notimex) -

Cuando un cliente de una institución bancaria deja abandonada una cuenta de ahorro durante seis años ya no puede recuperar su dinero. Una cuenta se considera abandonada cuando no se registra en ella movimiento alguno, como depósitos o retiros, advierte la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) a  través de su programa Educación Financiera.

 "Para la mayoría de nosotros suena extraño esto de dejar dinero abandonado en el banco durante años, pero la situación podría ser más frecuente de lo que te imaginas", expone el organismo en su publicación "Consejos para tu bolsillo", en donde  se refiere a la Ley de Instituciones de Crédito.

Según el Banco de México, de 85.6 millones de tarjetas de débito que existen en el país, aproximadamente la mitad no registró actividad durante el último trimestre del año pasado.

Aunque es distinto no hacer movimientos bancarios en tres meses que no hacerlos en tres o seis años, menciona la Condusef, existen situaciones que propician que una cuenta quede abandonada.

Por ejemplo, cuando las personas fallecen súbitamente y jamás revelaron a sus familiares la existencia de una cuenta bancaria; personas que se cambian de domicilio y olvidan notificar al banco y, por lo tanto, no reciben sus estados de cuenta, y connacionales que se han ido a trabajar al extranjero.

La Condusef precisa que la regla aplica para aquellos instrumentos de captación (es decir aquellos en que depositas tu dinero, como las cuentas de ahorro) que no tengan fecha de vencimiento, o bien, que teniéndola se renueven en forma automática.

Si pasa un periodo de tres años sin que se haga un depósito o un retiro de dinero, el banco enviará los recursos a una cuenta concentradora.

"Toma en cuenta que 90 días antes de enviar tu dinero a la cuenta concentradora, el banco deberá avisarte por escrito en tu domicilio, de allí la importancia de notificar al banco cada vez que te mudas de casa", subraya.

Una vez que haya sumado el dinero a la cuenta concentradora, el banco no podrá cobrarle al cuentahabiente más comisiones y su dinero sólo generará un interés mensual equivalente al aumento en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (inflación) en el periodo respectivo.

"Si en ese lapso te presentas en el banco, la institución deberá retirar el dinero de la cuenta concentradora y regresártelo, ya sea restituyendo la cuenta original o entregándote la suma en efectivo", aclara el organismo.

Puntualiza que el dinero no puede mantenerse para siempre en la cuenta concentradora, por lo que si el cuentahabiente no lo reclama, éste se quedará ahí otros tres años y después será enviado a la "beneficencia pública", junto con los intereses generados.

La beneficencia pública es un órgano desconcentrado de la Secretaría de Salud cuya misión es generar y canalizar recursos a remediar carencias de salud o situaciones de pobreza en personas que no tienen seguridad social.

Ahora ve
Estas son las nueve mejores cámaras para fotografiar tus viajes
No te pierdas
×