¡Ahora sí! Cumple tus propósitos 2013

¿Quieres ahorrar o comprar casa? Primero controla tus impulsos y luego sigue estos consejos.

Respira profundo y ¡contrólate!

1
Tu primera acción para alcanzar tus propósitos de Año Nuevo, según expertos en finanzas personales, es el autocontrol. (Foto: Getty Images)
champagne, dinero  (Foto: Getty, )

Ya es diciembre otra vez y no ahorraste como lo prometiste el año pasado, no compraste la casa que querías y tampoco iniciaste tu propio negocio.

Si el ahorro es la mejor herramienta para conseguir estabilidad financiera y alcanzar los propósitos en la vida, ¿por qué cuesta tanto trabajo hacerlo? La clave, dicen los expertos, es el autocontrol.

"Si a las personas se les pregunta si conviene ahorrar, todas dirán que sí. Pero no lo hacemos porque preferimos la satisfacción de corto plazo", explica Raúl Martínez Solares, especialista en economía conductual, a la revista Dinero Inteligente de diciembre 2012.

Según Martínez, quienes logran controlar sus impulsos, toman mejores decisiones. Algunos psicólogos aseguran que la clave del éxito es retrasar la gratificación cuando hay una expectativa de algo mejor.

"Si no tenemos claro lo que queremos, no sabemos a dónde podríamos llegar y nos ganarán las emociones de querer comprar cosas que no necesitamos con el poco ahorro que tenemos", afirma Juan José Salas, coordinador del curso Finanzas Personales Prácticas en la Universidad Iberoamericana.

Dicho esto, tú puedes empezar entonces por determinar cuánto cuesta tu meta, cuánto tienes, cuánto te falta para alcanzarla, en qué tiempo la quieres obtener así como dónde puedes recortar gastos.

Martínez recomienda además dedicar por lo menos dos horas a la semana (pueden ser diferidas) para registrar y revisar tus gastos y tus metas.

Los expertos te ofrecen consejos más específicos para que cumplas tu propósito de:

  1. Ser tu propio jefe
  2. Comprar casa
  3. Ahorrar

El 1,2,3 para que prospere tu negocio

2
Paciencia, disciplina y autocontrol, son las cualidades que requieres para que tu negocio prospere. (Foto: Getty Images)
1,2,3  Paciencia, disciplina y autocontrol, son las cualidades que requieres para que tu negocio prospere. /  (Foto: Getty, )

Especialistas coinciden en que para que un negocio prospere, debe madurar. Y eso requiere paciencia, disciplina y autocontrol. "Lo ideal es iniciar el negocio sin adeudos, porque cuando éste comience a dar frutos, te verás tentado a tomar las ganancias para pagar o sacar los gastos del día a día en lugar de reinvertir", expone Rafael Castillo, asesor en la incubadora de Alta Tecnología del Tecnológico de Monterrey, campus Santa Fe.

Ezequiel Domínguez, director de Transformando México, expone: "Los malos hábitos que tengas en tus finanzas personales pueden repetirse en tu negocio. Debes ser disciplinado".

Emprender un negocio debe ir aparejado con qué quieres hacer en tu vida. Además debes adquirir las competencias necesarias para hacer crecer tu idea. Para esto puedes acudir a incubadoras de negocios donde se capacita a los emprendedores.

"Si la persona no posee la preparación adecuada, tiene un mayor riesgo de fracasar", afirma Israel Reséndiz, coordinador de la incubadora Proempleo.

Según el especialista, en México, ocho de cada 10 empresas que no se incuban perecen durante los primeros seis meses de vida. Mientras 85% de las que sí se incuban sobrevive aun después de los primeros dos años de operaciones (los más críticos).

Debes tener el capital suficiente, pues pasarán uno o dos años antes de que comience a darte ganancias. También debes dedicarle el tiempo que necesita. No todos los negocios requieren el mismo tiempo. Identifica cuánto tiempo requiere el tuyo.

Lo que se debe evitar desde un principio, dice Castillo, especialista del Tecnológico de Monterrey, es dedicarle tiempo libre a un negocio que requiere tiempo completo.


El paso a paso para comprar una casa

3
Geo está evaluando reestructurar su deuda ante la difícil situación por la que atraviesa la industria. (Foto: Getty Images)
casa, compra  (Foto: Getty, )

Un paso elemental para saber cuál es la vivienda que podrías pagar sin poner en peligro tus finanzas, es conocer tu capacidad de pago. "Para esto debes hacer un presupuesto con lápiz y papel en el que restes a tus ingresos todos tus gastos. El excedente es tu capacidad de pago real", explica Enrique Aranda Vargas, gerente de Innovación e Iniciativas Estratégicas del Infonavit.

¿Cuánto dinero tienes para el enganche? En México, los bancos financian alrededor de 85% del valor de la vivienda, el resto deberás cubrirlo con tus recursos. Mientras más alto sea el enganche que des, más bajas serán tus mensualidades. Si el monto que puedes dar es muy bajo, es recomendable esperar un poco para ahorrar más o comprar un inmueble de un precio menor.

¿Cuánto te prestan? Sondea opciones para conocer cuánto te presta cada institución y bajo qué condiciones. Puedes comprar alternativas con base en la tasa de interés o el Costo Anual Total en el Simulador de Crédito Hipotecario de la Condusef a través de su página web (www.condusef.gob.mx).

Considera gastos extras. Cuando la institución financiera te da un crédito te cobra comisión por apertura de préstamo, investigación, gastos notariales y el avalúo comercial.

Sylvia Villaseñor, directora de Coldwell Banker Bienes Raíces Villaseñor, recomienda calcular estos gastos en 10% del valor de la casa. "Si es menos, qué bueno, pero ya te protegiste", comenta.

No olvides tus otras deudas. Lo ideal es que no destines más de 30% al pago de deudas, ya considerando el pago de tu casa, de tarjeta de crédito, automotriz u otros financiamientos. Si tu deuda hipotecaria ya se come la tercera parte de tu ingreso, es recomendable no adquirir más compromisos.

También tienes que ahorrar. El hecho de pagar la hipoteca no te da licencia para no tener fondo de emergencias, pues esto te permitirá afrontar gastos inesperados sin que el pago de tu casa corra riesgo.

6 tips para hacer de tu ahorro un éxito

4
Para lograr el ahorro deseado, el primer paso es reducir tus gastos, atrévete. (Foto: Getty Images )
ahorro  (Foto: Getty, )

En México, 30% de las personas que no ahorra afirma que es porque no tiene dinero o tiene muchos gastos. Así lo revela la última encuesta sobre ahorro para el retiro elaborado por la Asociación Mexicana de Afores. Pero, no tener dinero para ahorrar no es una razón, es un pretexto. Si en 2013 quieres comenzar tu ahorro, los especialistas te ofrecen algunos consejos.

Busca un motivo poderoso. Tus propósitos financieros son la vía para alcanzar tus objetivos de vida, como pagarte la maestría, juntar para el enganche de tu casa o poner tu propio negocio.

Identifica cuánto necesitas ahorrar para tus metas específicas. Adolfo Arditti, director de Mercadotecnia y Comunicación Corporativa de Sura, sugiere ahorrar entre 10 y 15% de tu ingreso mensual, pero esto dependerá de tu meta y del tiempo en el que quieres alcanzarla.

Haz un presupuesto. Realiza una lista de todos tus ingresos fijos. No consideres bonos ni otros ingresos extraordinarios, enlista todos tus gastos fijos y variables, resta todos tus gastos a tus ingresos. Si tienes un excedente, calcula si es suficiente para alcanzar tus objetivos en el plazo que deseas, si no lo es, recorta gastos en rubros no indispensables, como televisión por cable o salidas a comer.

Haz del ahorro tu primer rubro de gasto. Ya que identificaste el monto que ahorrarás, sepáralo tan pronto te lleguen tus ingresos, así no tendrás la tentación de gastártelo antes de tiempo.

Cuéntales tus objetivos a otras personas. Compartir tus metas con gente de tu confianza generará una motivación adicional cuando te pregunten cómo has avanzado, dice Raúl Martínez Solares, especialista en economía conductual.

Mientras más joven, mejor. Comenzar a ahorrar e invertir desde una edad temprana tiene muchas ventajas, entre ellas, el llamado interés compuesto. Esto se refiere a los rendimientos que generan los rendimientos cuando reinviertes tu dinero. Funciona como una bola de nieve que, con el tiempo, hará más grande tu ahorro, ejemplifica Arditti.