Recupérate de la resaca de El Buen Fin

Si tus créditos ya se comen 30% de tus ingresos, es momento de acelerar el pago de tus deudas; los especialistas te dan consejos para priorizarlas y liquidarlas por orden de conveniencia.
deuda tarjetas  (Foto: Thinkstock)
Ilse Santa Rita
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Cuando de descuentos y promociones se trata, todo parece una fiesta, pero la resaca llega al momento de pagar las deudas. Si tú también eres de los que hicieron compras este Buen Fin y quedaste muy endeudado, estás a tiempo de sanear tu bolsillo y evitar que la cuesta de enero te llegue desde diciembre.

"Lo ideal es que una persona no destine más de 30% de su ingreso mensual al pago de sus deudas", recomendó la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Si ya estás en esos niveles o simplemente tu flujo de ingresos no alcanza para cumplir con tus compromisos, los especialistas te dan algunos consejos para priorizar tus deudas y liquidarlas por orden de conveniencia.

1. Descubre tu capacidad de pago y genera excedentes

Para conocer tu capacidad de pago, lo único que debes hacer es restar a tus ingresos todos tus gastos mensuales y el pago mínimo de cada una de tus deudas.

Procura que esta cantidad sea equivalente a por lo menos 10% de tu ingreso mensual. Si tus gastos rebasan a tus ingresos es momento de hacer recorte de gastos innecesarios o de generar ingresos adicionales.

Tal vez puedas disminuir tu consumo de cafés matutinos, cigarros o incluso levantarte más temprano para disminuir el gastos en taxis, sugirió Sofía Macías.

2. Enlista tus deudas

Detalla todos tus pasivos. Por cada uno de ellos debes hacer la siguiente operación: el monto de la deuda entre el pago mínimo que te pide el banco para tu tarjeta de crédito. El resultado son los meses que tardarás en liquidar cada deuda, señaló información de la Condusef.

El pago mínimo es la cantidad que debes abonar para mantener el crédito vigente y no caer en morosidad, pero debes estar consciente de que sí generará intereses. Sin embargo en caso de sobreendeudamiento este procedimiento te ayudará a no dejar de pagar.

"Generalmente se recomienda evitar el pago mínimo al máximo; sin embargo, en este caso se recurre a él bajo el supuesto de que no puedes hacer un pago mayor", expuso Resuelve tu Deuda.

3. Liquida de forma inteligente

Después del ejercicio anterior, pon en primer lugar la deuda que requiera el menor tiempo para liquidar.

"No es recomendable aventar ‘piedritas a los cocodrilos', es decir, abonar un poco de dinero a cada una de tus deudas, lo mejor es determinar cuál es la que requiere mayor atención y concentrar tus esfuerzos en liquidar una por una", dijo el especialista de Resuelve Tu Deuda.

4. La fórmula clave

En el caso de la deuda número uno, paga el mínimo más el 10% que lograste ahorrar con tu recorte de gastos. Repite este paso hasta que la liquides totalmente. Mientras tanto, es muy importante que no suspendas el pago mínimo del resto de tus deudas.

Enlace relacionado: Usa tu tarjeta sin pagar intereses

5. Pasa a la siguiente

Ahora que ya no tienes la deuda número uno, debes pasar a la deuda número dos. A este pasivo debes destinar el pago mínimo, más el monto que realizabas para la deuda uno (pago mínimo más el 10% que obtuviste de tu recorte de gastos). Repite este paso hasta liquidarla. 

6. Genera un ahorro permanente

Una vez cubiertas todas tus deudas, continúa ahorrando el 10% de tu ingreso y destina lo que antes usabas para tus deudas a tu ahorro.

7. Evita deshacerte de tu patrimonio

No vendas tus bienes para liquidar tus deudas. "Puede ser más costoso deshacerte de tu patrimonio. Primero hay que evaluar otras alternativas antes de recurrir a esta opción".

Sin embargo, Sofía Macías sugirió considerar las ventas de garage para obtener ingresos adicionales. "Puedes organizarte con amigos para hacer ventas de garage y así todos pueden obtener recursos con artículos que ya no utilizan".

8. La consolidación, una opción

Esta es una opción que ofrecen algunos bancos y significa que todas tus deudas se quedarán en una sola institución con el propósito de que no tengas que preocuparte por hacer muchos pagos, además de que te puede brindar condiciones más favorables de crédito. Pregúntale a tu banco si eres candidato para realizar este procedimiento.

Pero para hacerlo primero deberás conocer tu capacidad de pago, esa será tu carta de presentación.

9. Aprovecha tu aguinaldo para pagar

Que no se te queme el dinero en las manos. Antes de recibir tu aguinaldo, asígnale un destino. Aprovecha una parte de este ingreso para el pago de créditos y otra para enfrentar gastos decembrinos.

10. Evalúa acudir a una reparadora

Las reparadoras de crédito son empresas dedicadas a negociar con las instituciones financieras para ofrecerte la posibilidad de un descuento (quita) en la cantidad que debes. No son instituciones financieras, sólo intermediarios en la negociación y no pueden borrarte del Buró de Crédito.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Recurrir a ellas puede ser una alternativa en caso de que tu situación sea extrema y hayas suspendido definitivamente el pago de tus créditos.

Si decides buscar sus servicios y te piden que firmes un contrato, asegúrate de que entiendes las condiciones, el costo, la duración y las penalizaciones por dejar el programa o atrasarte. Nunca des dinero por adelantado, sugirió la Condusef.

Ahora ve
Al registrarse como precandidato, AMLO reitera que explora posible amnistía
No te pierdas
×