Guía para reducir la ansiedad financiera

La incertidumbre puede ser sustituida por estrategias que te regresan el control de tu dinero; crear un fondo de emergencia, ahorrar más y ponerse metas realistas son algunas recomendaciones.
ahorro  (Foto: Thinkstock)
Kerri Anne Renzulli

¿Cansado de sentir ansiedad por el futuro financiero de tu familia? Para reducir esa constante inseguridad económica, prueba estas estrategias.

Crea un plan. Lo que alimenta nuestra ansiedad sobre el dinero es la sensación de no tener el control, que acontecimientos económicos que no dependan de uno afecten nuestras posibilidades. Desarrollar un plan financiero con metas y objetivos específicos ayuda a sentir que el control regresa a nuestras manos.

Gallup reporta que el 80% de los no jubilados y el 88% de los jubilados con tales planes, dijeron que tener un plan aumentaba su confianza de poder alcanzar sus metas. Y una encuesta de Transamerica muestra que los trabajadores con un plan escrito son 47% más proclives a responder que van a jubilarse con un cómodo estilo de vida que aquellos sin un plan.

No sueñes con pasteles, sino con rebanadas. Fijarse elevados objetivos a largo plazo, como alcanzar una cifra de siete dígitos antes de jubilarse o ahorrar lo suficiente para pagar la universidad de tu hijo puede parecer imposible de lograr. Así que en lugar de centrarte en grandes números finales, fija tu mirada en metas intermedias más manejables.

“Crea pequeños pasos, cada uno con su propia fecha límite y recompensa,” recomienda la profesora de Harvard de economía conductual Brigitte Madrian. “Mientras más cosas pequeñas taches de la lista, menos ansioso te sentirás acerca de las metas más grandes.”

Acentúa lo positivo. “Nuestros cerebros suelen centrarse en lo negativo, así que batallamos para ver lo que nos está saliendo bien,” dice Rick Kahler, presidente de la Financial Therapy Association.

Es de mucha ayuda hacer un inventario de lo que va bien en el aspecto monetario, tal vez has aumentado tus contribuciones para el retiro, el valor de tu casa ha subido, o estás ahorrando dinero al llevar tu comida al trabajo. Usa la lista para darte ánimo cuando se produzcan contratiempos.

Rellena tu colchón. Lo mejor que puedes hacer para sentirte mejor con tus finanzas es construir tu fondo de emergencia.

Un estudio de la Universidad de Georgia concluyó que tener reservas adecuadas es un mejor predictor de la satisfacción financiera que otras medidas, como pagar la deuda de la tarjeta de crédito. “Es como tener un seguro adicional,” señala Terrance Odean, profesor de finanzas en la Universidad de California en Berkeley.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

No bajes la guardia. La recesión nos hizo reconocer lo vulnerables que somos, explica Madrian. Y esa conciencia llevó a muchos a recortar el gasto discrecional, pagar deudas y ahorrar más.

“Estos hábitos son buenos,” dice Odean. “Si la ansiedad motiva a las personas a hacer estos cambios y puede motivarlos a ahorrar aún más, no conviene que desaparezca del todo.”

Ahora ve
La primera tormenta invernal de la temporada cubre de nieve el norte de México
No te pierdas
×