¿Tienes más de 40? Garantiza tu retiro

Si te jubilas por la Ley del IMSS de 1973 puedes acceder a una pensión con mayores beneficios; el monto que recibas dependerá de tus semanas cotizadas, edad y salario, además recibirás aguinaldo.
afore  (Foto: Getty)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Si cotizas al Seguro Social desde antes de julio de 1997 tienes dos posibilidades para pensionarte: por la Ley del IMSS de 1973 o a través de tu cuenta de Afore. El primero te permitirá obtener una pensión hasta del 100% del salario promedio de los últimos cinco años de trabajo antes del retiro y el segundo, aprovechar lo que hayas ahorrado a partir de 1997.

Pero debes saber que cada esquema tiene sus propios requisitos y la decisión de cual te conviene más dependerá de tus circunstancias personales: tiempo de cotización y el monto de salario antes de retirarte.

El sistema que funcionó antes del que rige ahora, bajo la Ley del IMSS de 1973, se financiaba con las aportaciones de los trabajadores activos. A principios de los años noventa esta aportación con respecto al número de trabajadores retirados disminuyó, impactando los fondos para cubrir el pago de las pensiones.

De ahí que en julio de 1997 se creara la Ley de los Sistemas de Ahorro para el Retiro (SAR) que dio origen a cuentas individuales en las que los trabajadores ahorran parte de su salario que las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) manejan y resguardan.

La cantidad mensual que se integra a la cuenta individual proviene de aportaciones mensuales del patrón, el gobierno y el mismo empleado y corresponden a 6.5% del salario.

Para decidir el esquema por el que optarás al cumplir 50 años toma cartas en el asunto para “tener tiempo de acción y prevenir tu patrimonio”, recomendó el director de Grupo Pensar, Frank Ruiz de la Peña.

Por cualquiera de los dos esquemas la pensión será baja, según los expertos. “Aún cuando el trabajador logre cotizar con el rango más alto por cualquiera de los dos esquemas, terminará percibiendo una cuarta parte del sueldo que ganaba cuando estaba activo”, advirtió Jorge Sales Boyoli, director general del bufete de abogados que lleva sus apellidos.

De ahí que sea cual sea la opción que elijas utiliza otros instrumentos de ahorro para complementar tu pensión. Aquí te presentamos el comparativo entre los dos esquemas de jubilación:

Por la Ley del IMSS 1973

Bajo el régimen de la Ley del IMSS de 1973, el trabajador necesita tener 60 años cumplidos para acceder a una pensión por cesantía o 65 años por vejez y contar con al menos 500 semanas --10 años-- cotizadas o de preexistencia.

Esta ley establece que a mayor número de semanas cotizadas, mayor será el monto de pensión que reciba el trabajador, porque aumentará con base en las semanas extras que cotice y la edad que tenga al retirarse.

“Además estos factores (la edad y las semanas cotizadas) se multiplicarán por el promedio del salario que ganó el trabajador durante los últimos cinco años”, explicó Frank Ruiz de la Peña.

Si optas por este esquema los ahorros que hayas generado en tu cuenta de Afore se transferirán al IMSS, quien administrará tu pensión. “De ninguna manera se pierden”, aclaró Jorge Sales Boyoli, director general del bufete de abogados que lleva sus apellidos.

Como valor agregado, los pensionados por esta modalidad tendrán derecho a un aguinaldo que equivale a una mensualidad del importe de la pensión que perciban.

Las personas que quieran aumentar su pensión podrán hacer aportaciones voluntarias durante los últimos cinco años laborales a través del Régimen Voluntario del Seguro Social.

Por la Ley del SAR 1997

Por el contrario, si el jubilado opta por el ahorro que generó a través de su cuenta individual de retiro, lo que reciba dependerá del ahorro que generó en su vida laboral y su esperanza de vida.

En este esquema por cada 200 pesos ahorrados, el jubilado recibirá un peso de pensión, es decir “que si a lo largo de su vida laboral el trabajador ahorró dos millones de pesos, recibirá 10,000 pesos al mes”, ejemplificó Ruiz de la Peña.

Para jubilarte a través de tu cuenta única de retiro necesitas haber cotizado 1,250 semanas. Si tu monto no alcanza para la pensión mínima de 600,000 pesos, el Estado pondrá la diferencia.

Las personas que hoy se integran a la vida laboral ya no podrán optar por el régimen del 73, y comenzarán a hacer ahorros en su Afore. La manera de aumentar su pensión para el retiro es hacer aportaciones voluntarias a su cuenta.

Al momento de retirarse los trabajadores podrán hacer retiros programados de su Afore hasta que se acabe el ahorro o bien puede entregar el dinero a una aseguradora para que los administre mientras viva.

Es difícil determinar cuántas de los 16.8 millones de trabajadores que cotizan al IMSS podrán acceder a modalidad de la ley 1973.“ Todo dependerá de que hayan conservado sus derechos al llegar a la edad del retiro”, comentó el experto de Grupo Pensar.

Si pierden sus derechos tendrá que jubilarse por el esquema de la Afore. Para conservarlos deben estar activos laboralmente o hacer aportaciones a través del Régimen Voluntario que van desde 11% del salario que cotizó antes de ser despedido.

No lo dejes para después

1) Verifica tu historial de seguridad social en la clínica que te corresponda.

2) Continúa cotizando en el Seguros Social con este número.

3) Incrementa tu salario base de cotización mediante aportaciones voluntarias los últimos cinco años de trabajo para alcanzar una pensión cómoda.

4) Si tienes un excedente (utilidades, aguinaldo, bonos, herencia, etc.) destina la tercera parte al ahorro para tu retiro.

Ahora ve
Científicos crean la primera prótesis para tortuga impresa en 3D
No te pierdas
×