El ‘crowdfunding’ para financiar tu boda

Cada vez más parejas en EU piden financiamientos colectivos para pagar sus fiestas de matrimonio; más de 16,000 donantes han contribuido en el sitio GoFundMe a lunas de miel y bodas.
boda  (Foto: Archivo)
Melanie Hicken
NUEVA YORK -

A medida que las bodas se hacen cada vez más caras, algunas parejas están recurriendo a amigos, familiares e incluso a desconocidos para que les ayuden a pagar su gran día.

Incapaces de pagar una boda por su cuenta o con la ayuda de sus padres, las parejas organizan campañas en sitios de crowdfunding o financiamiento colectivo para pedir ayuda financiera.

La residente de Detroit Elizabeth Rodríguez, de 22 años, y su prometido Otoniel Cabrera, de 26 años, recurrieron al sitio de crowdfunding GoFundMe en enero, poco después de que Cabrera perdió su trabajo, lo cual lo dejó sin ocupación durante meses. Hasta ahora, la pareja ha recaudado alrededor de 4,200 dólares por parte de siete donantes, que serán destinados a su boda de 28,000 dólares en abril de 2015.

“Estamos tratando de ahorrar lo más posible”, dijo Rodríguez, quien dijo que redujeron su lista de invitados de 200 a 135 con el fin de reducir costos. “El resto depende bastante de nuestra familia y amigos”.

Su campaña 'Dream Wedding' es una de las más de 1,500 campañas relacionadas con bodas que han sido lanzadas en GoFundMe.com desde 2010.

GoFundMe no proporciona totales de recaudación de fondos, pero dijo que más de 16,000 donantes han contribuido a estas campañas de recaudación de fondos para bodas y lunas de miel. Pero aunque algunas campañas atraen miles de dólares, muchas de ellas reciben sólo unos pocos cientos, si es que reciben algún dinero en absoluto.

Muchas campañas son presentadas como un registro inverso, en donde las parejas piden a amigos y familiares que reinventen el tradicional regalo de bodas.

“Pedimos que todo el dinero que hubieran gastado en un regalo lo destinen a nuestros gastos de boda. ¡Cualquier cantidad ayuda!” escribió Ashlyn Walker, de 21 años, en mayo sobre su campaña en GoFundMe.

Walker y su prometido, John Schneider, han recibido 500 dólares por parte de media docena de personas desde que lanzaron su página de recaudación de fondos a principios de mayo. Debido a que sus padres son incapaces de contribuir en gran medida, la pareja tiene la esperanza de mantenerse dentro de un presupuesto de 3,000 dólares.

Más allá de las donaciones en línea, Walker dijo que muchos amigos y miembros de la familia están ayudando de otras maneras. Su vestido de novia es heredado de la tía de Schneider, mientras que un amigo de la familia le proporcionará servicios de catering sólo por el costo de la comida.

La experta en etiqueta Lizzie Post dijo que aunque “muchas bodas han sido realizadas al unir a un grupo de personas que juntan sus recursos”, la nueva tendencia de la recaudación de fondos en línea podría crear situaciones “difíciles”, donde los posibles invitados a la boda se sientan presionados a contribuir.

“Todavía no estoy convencido de que la población en general esté preparada para recibir un enlace sobre financiar una boda a la que son invitados”, dijo Post, tataranieta de la fallecida experta en etiqueta Emily Post y portavoz para The Emily Post Institute.

El año pasado, el activista de derechos LGBT Jamie McGonnigal y su ahora esposo Sean Carlson estaban asombrados cuando 5,225 dólares fueron destinados a su campaña Indiegogo por parte de docenas de donantes, entre ellos amigos y familiares, e incluso algunas personas que nunca habían conocido.

Los fondos que recibieron cubrieron alrededor de un tercio de los 15,000 dólares en gastos que hicieron en su boda en Provincetown, Massachusetts, en mayo pasado.

Aún así, McGonnigal dijo que algunas personas no fueron tan comprensivas. “Definitivamente recibí mucha oposición por parte de algunas personas”, dijo. McGonnigal incluso encontró un tablero de mensajes en línea que atacaba la campaña.

Pero hay algunos casos en los que la gente está dispuesta a aportar; especialmente cuando una pareja ha tenido mala suerte.

Tomemos como ejemplo a Brandi Ryans y R.J. Foster, quienes vieron desmoronar sus planes de boda en mayo, cuando el propietario de un popular restaurante de Brooklyn, Nueva York, llamado reBar cerró inesperadamente el lugar después de haber tomado más de un millón de dólares en depósitos de boda.

Un mes antes, los padres de Ryans le habían dado al propietario Jason Stevens un cheque por 16,500 dólares, que había dicho que cubriría el costo total de su boda en diciembre.

La Oficina del Fiscal General de Nueva York estima que Stevens debe 1.8 millones de dólares a unas 150 parejas. Aunque Stevens ha acordado pagar una indemnización a estas parejas, no está claro si, o cuando, tendrá el dinero para pagarla.

Decidido a ayudar a la pareja a salvar su boda, la amiga de Ryans Erin Telford lanzó una campaña en GoFundMe, 'Save Brandi & R.J.'s Wedding', que ha recibido alrededor de 7,500 dólares por parte de 142 donantes.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Ryans dijo que su boda probablemente será “más pequeña y menos frívola” de lo inicialmente previsto, pero que el apoyo que están recibiendo “literalmente está salvando el día”.

“Ha sido una montaña rusa, pero es difícil seguir enojado cuando tantas personas están haciendo cosas asombrosas por ti”, dijo Ryan. “Se trata de hacer que esta boda sea mucho más especial sabiendo que fue planeada con mucho amor”.

Ahora ve
Los hechos económicos que marcaron a México durante el 2017
No te pierdas
×