Evasión persiste pese a ‘e-factura’

El negocio de la compra-venta de facturas electrónicas apócrifas ha tomado fuerza en el país; el riesgo penal para las empresas que lo practiquen va de tres meses a seis años de prisión.
facturas  (Foto: Getty)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La evasión fiscal es un negocio basado en la emisión de facturas apócrifas que registran operaciones inexistentes y tiene dos objetivos: lograr más deducciones del Impuesto Sobre la Renta y aumentar el Impuestos al Valor Agregado para obtener devolución a favor, dicen expertos.

Si los ingresos de una empresa fueron por 10 millones de pesos al año y consiguió facturas falsas que acrediten que gastó 5 millones de pesos, al fisco sólo le pagará impuesto sobre el 50% de los ingresos que le quedaron libres, explicó el director de IndiciumSolutions, Luis Felipe Sánchez.

Ese esquema de evasión se llama“carrusel”, según el Servicio de Administración Tributaria (SAT). La empresa A le da facturas con operaciones no comprobadas a la empresa B y la empresa B, que tendría que reportar ingresos ante el fisco se queda con el dinero que posteriormente se reparte con la empresa A.

Los impuestos nunca llegan a las arcas del Gobierno porque la empresa B desaparece o cambia de razón social.

Algunos vendedores de facturas operan como consorcios, con una estrategia legal y operativa bien diseñada con compadrazgos políticos y empresariales y el apoyo de asesores profesionales, con brokers al mayoreo y al menudeo, dijo el director del despacho Pérez de Acha e Ibarra de Rueda, Luis Pérez de Acha.

“La evasión por carrusel se presta para lavado de dinero, dar “mordidas”, financiar campañas políticas y hasta desviar recursos de instituciones públicas como secretarías y universidades”, comentó el abogado Pérez de Acha.

La autoridad fiscal ha actuado al respecto, pues a partir del 1 de enero en el artículo 69Bl del Código Fiscal de la Federación se estipuló que el SAT haga público nombre, razón social y RFC de los contribuyentes incumplidos que simulan operaciones y emiten facturas apócrifas.

Hasta el momento el SAT investiga a 400 empresas, pero sólo ha señalado a ocho como emisoras de facturas apócrifas.

Las empresas “facturadoras” que aparecen en este listado, publicado el 1 de julio por el SAT, son Administración y Proyección Corporativa; Comercializadora Aberdeen; Comercializadora Catania; Coini, Comercio Internacional Integral; Cognotum Publicidad; Comercializadora y de Servicios Kiara; CAG Tecnología, y Mírame y no me toques publicidad.

Éstas tendrán 15 días hábiles contados a partir de la última de las notificaciones antes efectuadas para que aporten las pruebas para desvirtuar lo que estipuló el SAT.

De acuerdo con el fisco, el monto acumulado de las operaciones se calculaba en 105,000 millones de pesos (mdp), con un impacto fiscal de unos 30,000 mdp por concepto de Impuesto sobre la Renta (ISR) y de 16,000 mdp por acreditación del IVA.

La Auditoría Fiscal Federal del SAT informó que la sanción que establece el Código Fiscal de la Federación por el delito de defraudación es una pena de tres meses a seis años de prisión.

“También hay facturas que no cumplen los requisitos fiscales, pero no porque exista una mala intensión de trasfondo, sino porque el archivo XML está mal desde el origen porque la aplicación que las emite está mal implementada o configurada”, dijo Luis Felipe Sánchez, de IndiciumSolutions.

Sin embargo, quien recibe la factura y la deduce también comete un delito fiscal y tendrá 30 días hábiles para que haga las aclaraciones pertinentes y se desvincule de la red de facturas falsas.

Luis Pérez de Acha aseguró que este tipo de evasión fiscal “consolidado y establecido” genera una baja en la recaudación fiscal que se refleja en el cargo de más impuestos a los contribuyentes cautivos. “Porque lo que aquellos no pagan, alguien lo tiene que pagar”.

Demuestra que la factura que recibiste no es apócrifa

1. Revisar el listado de empresas que emiten facturas apócrifas con operaciones inexistentes que emite el SAT en su página de Internet.

2. Reúne la orden de compra o el contrato que firmaste con esa empresa, que acredite que le hiciste un pedido.

3. Comprueba que tienes el artículo o un servicio que te entregaron.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

4. Muestra la factura electrónica que te entregó la empresa por tu compra.

5. Comprueba las transacciones bancarias con las cuales pagaste esa factura.

Ahora ve
México, EU y Colombia dialogan para combatir en conjunto el consumo de drogas
No te pierdas
×