¿Cuál es tu perfil como inversionista?

La edad y el objetivo para invertir no son suficientes datos para designarte un portafolio adecuado; el momento de vida en el que te encuentras influye en la decisión que tomes sobre tus ahorros.
inversionista  (Foto: Thinkstock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Tu personalidad, aversión al riesgo, horizonte de inversión y tu meta de ahorro, son los elementos que tu asesor financiero tomará en cuenta para definir si te gustan las emociones fuertes o prefieres ser más conservador con tus inversiones.

“Determinar el perfil de un inversionista es como ir armando un rompecabezas con la ayuda del cliente”, explicó el director de Allianz Fóndika, Juan Carlos Pelayo.

Pues no basta con aplicarle al inversionista un cuestionario, se trata de conocerlo a fondo: saber su edad, su nivel de ingresos, cuánto tiene ahorrado y cómo alcanzo ese monto, en qué momento de su vida está, en qué entorno se desarrolla.

No es lo mismo ahorrar para una casa o un automóvil, tener 25 o 50 años, estar enfermo o tener una salud excelente. “de estos factores dependerá la disponibilidad o liquidez que requieras de tu dinero”, comentó Pelayo.

A menor edad, puede ser que el inversionista tiene menos compromisos financieros y más posibilidades de asumir riesgos, pero esto no asegura que sea inversionista arriesgado.

“El trabajo del asesor financiero es conocer en qué momento de su vida está el cliente, si tiene hijos o no y para qué está ahorrando”, agregó el asesor de Allianz Fóndika.

Otro factor que influye en la definición de su perfil es contar con información sobre los instrumentos de inversión y saber si el cliente cuenta con experiencia en el sector. “Ante lo desconocido, la gente se siente temerosa, quiere invertir su dinero sin riesgo y a corto plazo”, comentó el director de Ventas Afore Principal Financial Group, Alan Gómez.

Con la información que obtenga el asesor debe identificar la aversión al riesgo del cliente, es decir su temor a perder su ahorro y le recomendará ciertos instrumentos con los cuales armará un portafolio y el horizonte de inversión o plazo más indicado.

A partir de su perfil, un inversionista sabrá si le conviene apostar a la renta variable, como las acciones, con la posibilidad de tener una alta rentabilidad con un riesgo mayor de minusvalías. O invertir en renta fija, como la deuda gubernamental, que ofrece menores ganancias, pero también menor riesgo.

Los tres grandes perfiles en los que comúnmente se ubica a los inversionistas son: conservador, moderado y arriesgado. La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) propone algunas definiciones y Alan Gómez, de Principal, los portafolios que por lo general se recomiendan a cada perfil:

Conservador: poca tolerancia al riesgo, prefiere tener su dinero seguro aunque gane poco. Opta por depósitos a plazo fijo, fondos de inversión de deuda o cetes. Los plazos van de corto a mediano plazo. Portafolio recomendado: 80% de la inversión en deuda gubernamental y un 20% en instrumentos de deuda variable de largo plazo.

Moderado: busca mejores rendimientos, pero sin asumir riesgos. Procuran tener un balance entre rendimiento y seguridad. Invierten en fondos de deuda y de renta variable. No les asustan la bajas en el corto plazo, saben que obtendrán ganancias en el mediano y largo plazo. Portafolio recomendado: 50% en deuda y 50% en renta variable (índices de bolsas de valores nacional e internacional.

Arriesgado: coloca su dinero en fondos de renta variable y acciones, busca altos rendimientos y está dispuesto a asumir variaciones a cambio de obtener inversiones a largo plazo. Portafolio recomendado: 80% renta variable nacional e internacional y 20% en deuda.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Los asesores de inversión recomiendan a los clientes informarse sobre el producto que adquieran, leer los contratos y preguntar cualquier duda a su asesor.

8 preguntas básicas para encontrar tu perfil

  • ¿Cómo consideras que se encuentra tu situación actualmente?
  • ¿Cuál es el escenario que esperarías ver en tu inversión destinada al largo plazo?
  • Considerando que toda estrategia de inversión tiene distintos resultados posibles, ¿con cuál te sentirías más cómodo?
  • ¿En cuánto tiempo esperarías llegar a tu etapa de realización?
  • ¿Qué porcentaje de tu inversión inicial necesitarías para cubrir tus compromisos periódicos y/o imprevistos?
  • ¿Con qué frecuencia piensas hacer depósitos a tu inversión?
  • ¿Cuánto sería tu monto de inversión total?
  • Del 100% de tu inversión, ¿para qué la utilizarías: comprar una casa, tu retiro, un auto, la educación de tus hijos, algún evento o celebración?
Ahora ve
Blue Origin, de Jeff Bezos, prueba con éxito una nave para el turismo espacial
No te pierdas
×