Aprende a contratar ‘deudas buenas’

Pedir un crédito puede ser positivo si lo usas para adquirir bienes duraderos, pero no de consumo; conocer tu capacidad de pago y definir prioridades te ayudará a saber cuándo pedir un préstamo.
AHORRO INFONAVIT  (Foto: Thinkstock)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Endeudarte no siempre es negativo. Si lo haces para comprar bienes que te generen una ganancia, habrás hecho lo correcto; pero ocurre lo contrario si compras a crédito algo que caduca antes de terminarlo de pagar y que no te reditue, advierten expertos.

“La adquisición de bienes inmuebles o de un auto, así como materias primas para tu negocio o acciones de una empresa, son considerados 'deuda buena', porque de ellos obtendrás recursos que te permitan pagar lo que debes y tener un excedente”, dice la CEO de la consultoría en educación financiera Creadores de éxito, Ana Cortés.

En cambio, comprar a plazos bienes de consumo como ropa, viajes, boletos para conciertos o alimentos que tienen un tiempo de vida útil corto se consideran 'deuda mala', que deberá pagarse inmediatamente o a la fecha de corte de tu tarjeta de crédito, comenta el director general de la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, Juan Pablo Zorrilla.

La razón principal por la que las personas adquieren deuda mala, que representa pasivos en términos financieros, es que la gente busca mejorar su satisfacción en lugar de lograr independencia financiera, explica Cortés.

“Lo que no saben, es que para adquirir pasivos primero deben invertir en activos que les generen flujo de recursos”.

De acuerdo con los especialistas contraer deudas requiere de cierta madurez emocional y control de la satisfacción inmediata. Aquí te compartimos unos tips para adquirir deuda buena:

1.- Estudia tu deuda. Analiza qué impacto tendrá en tus ingresos la deuda que estás a punto de adquirir, cómo la pagarás, en cuánto tiempo y si es realmente necesario que la adquieras.

Hay que priorizar qué merece adquirir un crédito de acuerdo a la importancia que tienen esos bienes para ti y tu familia. No es lo mismo pagar a meses unas vacaciones de verano que una vivienda”, comentó la vocera del Programa Consumo Inteligente de MasterCard, Sofía Macías.

2.- No te sobreendeudes.Las deudas que adquieras no deben superar el 30% de tus ingresos, de lo contrario pagarlas significaría sacrificar otros gastos necesarios como vivienda, comida, vestido, salud o educación, señaló Juan Pablo Zorrilla.

3.- No pagues un crédito con otro. Querer tapar un hoyo destapando otro es el peor error de un deudor, dijo Sofía Macías porque “estás utilizando dinero que no es real, todo lo debes y a la larga se convierte en una bola de nieve que te aplastará”.

4.- Cumple puntualmente con tus pagos. En México 40% de las personas son totaleros (pagan al llegar la fecha del corte), 45% paga el mínimo de sus deudas y el resto no liquida sus deudas, comentó Juan Pablo Zorrilla.

Si tus deudas son muchas, comienza abonando 10% más de tu ingreso a tu deuda más pequeña, cuando la concluyas abona esa cantidad al pago de tu segunda deuda y así sucesivamente.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Ojo, en ningún momento dejes de pagar el mínimo en las deudas grandes. Al final ese pago se convertirá en un excedente que podrás comenzar a ahorrar o invertir en activos, explicó Ana Cortés.

5.-Más viejo = menos deudas. “La edad perfecta para adquirir un crédito es cuando comienzas tu vida laboral y estás joven, porque tendrás tiempo para liquidarlo y seguirás económicamente activo”, de acuerdo con Sofía Macías. El objetivo es llegar a la edad del retiro sin deudas ni presiones financieras para disfrutar tu ahorro.

Ahora ve
Este gel permite un mejor estudio sobre el comportamiento del cáncer
No te pierdas
×