5 errores comunes al planear tu retiro

No vigilar los planes de ahorro o no considerar las comisiones pueden pasarte factura en tu vejez; cuando elabores tu plan de jubilación, piensa en el estilo de vida que deseas en el futuro.
ancianos  (Foto: Thinkstock)
Melanie Hicken
NUEVA YORK -

Guardar diligentemente porciones de tu sueldo cada mes puede parecer un camino infalible para una jubilación cómoda. Pero hay muchas maneras en las que podrías estar saboteando tu propio ahorro.

Estos son cinco errores comunes que debes evitar.

1. Retirarse demasiado pronto: Puede ser tentador retirarse tan pronto como sea posible. ¿Quién no quiere escapar de la rutina diaria? Pero si tienes buena salud, posponerlo por algunos años puede hacer una gran diferencia.

Toma como ejemplo la Seguridad Social. No puedes calificar para todos los beneficios que has ganado hasta llegar a la “plena edad de jubilación”, que es de 66 años para la mayoría de los baby boomers. (En México puede ser entre los 60 y 65 años)

Eso significa que los cheques a los que tendrás derecho a los 62 años serán más pequeños que en en tu plena edad de jubilación. Y si esperas aún más tiempo, tus beneficios anuales crecerán cada año que esperes hasta los 70 años por los rendimientos que se acumulen.

2. Ideas excesivamente optimistas: Simplemente esperar que tu 'guardadito' sea lo suficientemente grande como para proveerte en tu jubilación no será suficiente.

Sin embargo, pocas personas se toman el tiempo para establecer un plan de ahorro realista, dijo Rande Spiegelman, vicepresidente de planificación financiera de Charles Schwab.

Cuando elabores tu plan de jubilación, piensa en el estilo de vida que deseas y cuánto tendrás que ahorrar cada año para cumplir con ese objetivo, dijo. Trata de usar una calculadora de jubilación en línea para empezar. La mayoría de los proveedores de jubilación también ofrecen herramientas en línea para ayudarte a planificar.

“La ignorancia no es una bendición aquí”, dijo. “El optimismo excesivo es peligroso”.

3. Ahorrar en piloto automático: En estos días, muchos empleadores estadounidenses están inscribiendo automáticamente a sus trabajadores en el plan de retiro de la empresa.

Aunque eso ha ayudado a impulsar las tasas de participación, también le ha dado a algunos empleados una falsa sensación de que están ahorrando lo suficiente.

Las tasas de autoahorro normalmente comienzan en apenas 3% y generalmente alcanzan el 6% del salario anual. Aunque es un buen comienzo, los planificadores financieros dicen que debes tratar de ahorrar entre el 10% y el 15% de tu sueldo cada año.

Nota del editor: En México, los trabajadores ahorran 6.5% de su salariio a través de las Administradores de Fondos para el Retiro (Afores).

Sin embargo, muchos empleados nunca aumentan la cantidad que están guardando. Es un “gran error que muchos ahorradores cometen”, dijo Chip Castille, director del grupo de retiro estadounidense de BlackRock. “Ellos creen erróneamente que están recibiendo algún tipo de asesoramiento implícito sobre cuál es el nivel adecuado de ahorro”.

4. Dejar dinero sobre la mesa: Si alguien te ofrece dinero gratis, ¿lo tomarías, verdad?

Sin embargo, muchos ahorradores no obtienen el máximo provecho del aporte de su empleador, con frecuencia porque no saben cómo funciona o cuánto pueden obtener.

“Lo confuso es que cada empresa hace algo diferente”, dijo la planificadora financiera Sophia Bera. Por ejemplo, algunas empresas hacen un aporte para sus empleados de un dólar por cada dólar hasta un cierto límite, mientras que otros aportan sólo el 50% de las contribuciones del empleado, pero a un nivel más alto.

Perderse de esos dólares puede costarte: un extra de 1,000 dólares cada año puede impulsar tus ahorros en decenas de miles de dólares a lo largo de varias décadas de ahorro.

Pide a tu departamento de recursos humanos que te explique su política de aportes y trata de sacarle el máximo provecho.

5. Pagar altas comisiones: Los estudios han demostrado que los ahorradores para el retiro pueden perder más de 100,000 dólares por comisiones y rendimientos perdidos (en sus inversiones) sin embargo, muchos ahorradores prestan poca atención a lo que están pagando.

“Si no sabes cuánto estás pagando, es que pagas demasiado”, dijo Yoav Zurel, director ejecutivo de FeeX, un servicio gratuito que ayuda a las personas a reducir las comisiones que paga.

Para averiguarlo, observa la relación de gastos de las inversiones en tu plan de pensiones. Éste es el porcentaje anual del saldo de tu cuenta que es destinado a las comisiones por manejo de inversión y a otros costos asociados con la operación de los fondos.

Los fondos activamente gestionados tienden a tener relaciones de gastos más altas, por ejemplo. En su lugar, considera invertir en fondos relacionados con algún índice, que siguen los movimientos generales del mercado y por lo general conllevan comisiones más baratas, de menos del 1%.

Otra cosa a considerar: aunque los planes patrocinados por el empleador a menudo absorben los costos administrativos, o los incluyen en las relaciones de gastos, las cuentas de plan de pensiones por lo general conllevan comisiones adicionales para cubrir esos gastos.

Ahora ve
En las calles de Tokio puedes jugar Mario Kart, pero en la vida real
No te pierdas
×