Fondos de búsqueda, alternativa de inversión en auge

Para fines de este año México se ubicará como el tercero en el mundo con este modelo de inversión; el mercado potencial para estos fondos son 15,000 empresas medianas con necesidad de recursos.
detalles, inversionistas  (Foto: Getty)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Buscar empresas medianas que tengan un mercado consolidado pero que necesiten institucionalizarse para invertir en ellas es un modelo de inversión que está tomando auge en México. En el país existen 15,000 empresas medianas que facturan entre 10 y 20 millones de dólares al año con posibilidades de recibir financiamiento a través de esta vía.

En México hay nueve fondos de este tipo y se espera que en los próximos meses se consoliden dos más, colocando al país como el tercero en el mundo con este modelo de inversión detrás de Estados Unidos y Canadá quienes en conjunto tienen 150 search funds

El search fund o fondo de búsqueda como se denomina, ofrece al inversionista rendimientos del 30% y lo convierte en emprendedor, explican expertos.

Esta modalidad de inversión se diferencia de los fondos de capital privado porque existe la figura de un operador del fondo, quien se encarga de reunir un capital inicial, de al menos 10 inversionistas, para comenzar el periodo de búsqueda de una empresa para después comprarla en su totalidad.

“El search fund sólo invierte en una empresa, el operador del fondo se convierte en el director general y los inversionistas que participaron en la financiación de la búsqueda forman parte del Consejo Administrativo”, explicó el coautor del libro ¿Cómo comprar una empresa exitosa? El Serch Fund como modelo de emprendimiento, Luis Perezcano.

Otra diferencia de un fondo de capital privado, que crea un portafolio de varias empresas en las que quiere invertir, es que en el fondo de búsqueda no hay diversificación, advirtió el socio director de Venture Partners, Fernando Lelo de Larrea.

Este modelo de financiamiento inició en los 80 en la Universidad de Stanford en Estados Unidos y en México tiene una vida corta pero activa: comenzó en el 2008 con Clarum Capital; le siguieron Innova-Mex y Vestige Capital en 2009; Arcos Capital en 2010 y en el 2013 llegaron ARCUS Capital, Lottus Capital y Vento Capital.

“Lamentablemente por su falta de profesionalización, las empresas medianas han sido un sector poco atractivo para la banca, por eso la decisión de tomarlas, financiarlas y transformarlas”, dijo el socio director del fondo de búsqueda Vento Capital, Gustavo Treviño.

Vento Capital está a la caza de empresas que tengan ventas entre 10 millones y 50 millones de dólares anuales en el sector de alimentos, farmacéutica, metalmecánica, energía, retail y servicios. “Hemos visto a más de 100 empresas y en 20 hemos hecho ofertas no vinculantes”, comentó Félix Cárdenas, también socio de ese fondo.

One Line Partners y Arpa Capital nacieron este año y a la brevedad se espera que otros dos más aparezcan en el radar del sector de capital privado, apuntó Cárdenas.

Arpa Capital, concentra a 16 inversionistas y desde agosto busca invertir en empresas medianas de servicios financieros, salud, educación y consumo con márgenes de utilidad anuales del 10% y con potencial de crecimiento.

“Estamos en busca de un vendedor de edad mayor que esté buscando la salida de la compañía o un emprendedor exitoso que necesite apoyo institucional para tomar el control de la compañía mayoritariamente y dejarlo participar en ella, pero no como figura principal”, comentó el socio director del fondo Vicente Ariztegui.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

La rentabilidad promedio esperada al invertir en este tipo de compañías es de 30% anual, sin embargo existen dos riesgos latentes: que la búsqueda de la compañía que dura entre uno y dos años no de resultado y se pierda una inversión de entre 250,000 y 500,000 dólares. O que la empresa no repunte como los inversionistas esperaban.

“El inversionista ideal para estos fondos es una persona física o moral de perfil arriesgado, que tenga una maestría en administración de empresas, con un capital de al menos 300,000 o 500,000 dólares y que en esta inversión de largo plazo sólo coloque el 10 o 25% de su patrimonio”, detalló Perezcano.

Ahora ve
La Cumbre de la OMC terminó prácticamente sin acuerdos en Buenos Aires
No te pierdas
×