Helicóptero, la opción de los ricos contra el tráfico

La firma Blade lanzó una aplicación para que los millonarios de Nueva York pidan un taxi aéreo; un paseo de cinco minutos cuesta 800 dólares por seis asientos.
helicoptero  (Foto: Getty)
Emily Jane Fox
NUEVA YORK (CNNMoney) -

La mayoría de los estadounidenses pasarán horas de espera en las garitas de seguridad de un aeropuerto o sumidos en el lento tráfico para llegar a sus destinos en el día de asueto de Acción de Gracias. Pero los súper ricos tienen otros planes.

Dado que ya no basta con evitar el temido vuelo comercial en un día festivo, un nuevo servicio permite que los más ricos de Manhattan, ese selecto 0.01%, fleten un helicóptero para que los traslade directamente a su avión privado, sin necesidad de meterse en el tráfico de camino al aeropuerto. Y se les garantiza que el helicóptero llegará por ellos en un lapso de 20 minutos tras solicitarlo.

A partir de hoy, Blade, el servicio de aviación que transportaba a los ricos de Manhattan a los Hamptons por 575 dólares el asiento durante todo el verano, permitirá que sus clientes reserven a través de una app un helicóptero desde los helipuertos de Manhattan al lujoso aeropuerto privado Teterboro en Nueva Jersey. El servicio, llamado Blade Bounce, utiliza helicópteros operados por Liberty Helicopters.

Ir de Manhattan a Teterboro en auto puede tardar hasta una hora, pero ya sabemos que los ricos no tienen tiempo para eso, así que Bounce los llevará allí en cinco minutos.

Ese paseo de cinco minutos cuesta 800 dólares por seis asientos, o 2.6 dólares por segundo, una tarifa que la compañía promociona como una auténtica ganga.

Un comunicado de prensa sobre el servicio informa que las ofertas actuales de los competidores tienen un precio de hasta 3,500 dólares.

Greg Ramey, director de nuevos mercados en Blade, señala que si un grupo de seis viajeros tomaran un servicio de taxi, les costaría la misma cantidad que viajar en Bounce.

Para nosotros los plebeyos que no tenemos jet privado pero queremos la comodidad de Bounce (y tal vez el vino rosado en una taza de marca que ofrece a los pasajeros) hay esperanza. La compañía anunció que proyecta volar a aeropuertos más grandes en el área de la ciudad de Nueva York en un futuro próximo.

Ahora ve
Jorge Glas, vicepresidente de Ecuador, es condenado a prisión por caso Odebrecht
No te pierdas
×