Fraude de Ficrea: 5 historias de terror

La pérdida de su patrimonio, un hijo y la salud son parte de las tragedias que relatan ahorradores; su esperanza está en que pronto recuperen su dinero.
Fraude.  Más de 6,500 familias perdieron los ahorros que depositaron en Ficrea.  (Foto: iStock)
Samantha Álvarez /

Nota del editor: Esta nota fue publicada originalmente el 14 de enero de 2015.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) - La paciencia y la esperanza por recuperar su dinero ha llegado al límite de los ahorradores defraudados por la Sociedad Financiera Popular (Sofipo) Ficrea, quienes buscan la manera de resolver su situación jurídica en conjunto o bajo sus propios medios.

Lee: Solución al fraude de Ficrea...hasta 2018 (por lo menos)

Éstas son solo algunas voces de las más de 6,500 familias que se han visto afectadas por la disolución de la entidad financiera:

“Pensé en el suicidio”: Diana Rojas

Tras la intervención de Ficrea --el pasado 7 de noviembre de 2014--, los 2 millones de pesos de ahorro de Diana Rojas fueron congelados. A su vez ella detuvo el pago a proveedores, nómina, aguinaldos e impuestos de su empresa comercializadora de alimentos. Hasta enero de 2015 debía un millón de pesos.

Llegó a pensar en el suicidio como salida al problema. El 4 de noviembre de 2014 fue la última vez que la empresaria vio sus ahorros que depositó a través de un pagaré a 24 horas a una tasa del 4% diaria con reinversión automática.

“Necesitábamos liquidez para pagar a nuestros proveedores, por eso decidimos esas condiciones”, especificó la empresaria.

La disolución de la Sofipo obligó a la empresaria de 32 años a cerrar la cortina de su negocio y despedir a más de 50 personas. Para demandar a Ficrea en 2015, los abogados le piden al menos 40,000 pesos y entre el 10% al 30% del monto que recuperara.

“Mediocre no soy, yo sí investigué”: Daniela Butrón

Hace 14 años que Daniela Butrón intenta embarazarse. El 23 de noviembre del 2014 por fin recibió la gran noticia, pero sus emociones y atención estaban puestas en otro asunto: la intervención de Ficrea.

Para defender sus ahorros de unos 2 millones y medio, Daniela asistió a marchas y manifestaciones y no tomó el descanso que requería. En diciembre de ese año perdió a su bebé.

Su ahorro era parte de la herencia que su padre le había dejado y después de un mes de investigar a la Sofipo decidió invertir su dinero ahí. “ Investigué ante la Condusef y la CNBV”, dijo.

Desde febrero de 2014, recibía poco más de 17,000 pesos de intereses de su inversión que financiaba el tratamiento para embarazarse, en el cual gastaba 3,000 pesos mensuales.

“Ya no hay tiempo de fincar otro patrimonio”: Armando Garfias

Armando Garfias tiene 71 años de edad y una hipoteca que pagar. Su salud está en riesgo por la colostomía expuesta que padece, tiene una bolsa de plástico que drena su intestino a mitad de su cintura y gasta hasta 4,000 pesos en mantener su salud mensualmente.

Don Armando había empezado a ahorrar en septiembre del 2014 en Ficrea porque sus ahorros en Banorte tenían rendimientos de 0.68% anual y la Sofipo le ofrecía 4 y 5% a través de dos pagarés por 500,000 pesos.

Los ahorros para su operación ahora están perdidos y “ya no hay tiempo de fincar otro patrimonio”, dice. En 2015 un abogado le ofrecía a él y a otros ahorradores llevar su caso, pero para iniciar el trámite debía pagar 6,000 pesos y posteriormente 500 pesos mensuales, además del 8% del monto que se recuperara.

“Mi vida y mis planes están detenidos”: Maribel Jiménez

Por más de cinco años Maribel invirtió en Ficrea, con los intereses pagaba su licenciatura en el Tecnológico de Monterrey. No sólo ella optó por este método de inversión, su abuela y su tío reunieron 2 millones de pesos en la financiera.

La deuda que Maribel tenía en 2015 con la Universidad era de 200,000 pesos. Además los planes de boda que hizo con su novio tuvieron que esperar. “Mi vida y mis planes están detenidos, hoy no confío en las autoridades, no sé dónde poner mi dinero y me pregunto si es seguro invertir en México”, dijo Maribel.

“Tuve suerte”: Cyndi Hernández

Cindy formó parte del 42% de los ahorradores que recibieron de vuelta el 100% de sus ahorros, pues en su caso ascienden a 102,000 pesos. El seguro de depósito del Fondo de Protección de Sociedades Financieras Populares y de Protección a sus Ahorradoress (Prosofipo) de 25,000 UDIS alcanzó para resarcir el daño que le hizo la Sofipo.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Después de meter su dinero por cuatro años en Inbursa y recibir la mitad de la tasa de Cetes, decidió invertir en mayo de 2014 en Ficrea por recomendación de un amigo. Su primer pagaré fue de 50,000 pesos a 90 días con una tasa anual del 5%. Fue en agosto de ese año cuando depositó los siguientes 50,000 pesos.

La suerte de Cindy fue mejor que la de los casos anteriores, aunque su tiempo se ha visto mermado por tener que realizar el trámite para recuperar su dinero. El sueño de comprarse un departamento también tendrá que esperar para la joven ahorradora.

Ahora ve
Organización capta el trato cruel que reciben las vacas en una granja de Florida
No te pierdas
×