Tres opciones para limpiar tus deudas

Negociar con los bancos hasta recurrir a instituciones externas son algunas alternativas; los negociadores externos pueden conseguir para ti hasta 70% de descuento en el monto adeudado.
deudas  (Foto: Archivo)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Después de meses de gastos elevados y sobreutilizar tu tarjeta de crédito, organizar y limpiar tus deudas te ayudará a que éstas no te coman. Los retrasos en tus pagos pueden ocasionar la acumulación de intereses y llevarte a caer en impago y ensuciar tu historial crediticio.

“Cuando una deuda se vuelve difícil de pagar es que ya ha superado el 45% del ingreso mensual de una persona, porque esto se suma a sus gastos diarios y estos se vuelven insostenibles”, afirmó el director general de la reparadora de crédito Deuda Fin, Alberto García Bravo.

Si cada mes te cuesta más trabajo liquidar tus tarjetas de crédito o ya has dejado de pagar más de dos mensualidades seguidas, evalúa las posibles soluciones:

Opción 1: La Consolidación

Esta opción es ideal para aquellos deudores que tiene tarjetas de crédito con diversos bancos y tiendas departamentales, pero que aún pueden pagarlas. Su único inconveniente es que al ser pagos con varias instituciones no están organizados y administrados, lo que los lleva a quedarse “cortos de dinero” cada quincena.

Con la consolidación de deudas se busca unir todos los pasivos en una sola cuenta”, explicó el director general de la Reparadora de crédito, Resuelve tu Deuda, Juan Pablo Zorrilla.

El usuario debe acudir al banco, exponer su situación y elegir una tarjeta de crédito que alcance a pagar el total de las deudas que ha contraído.

“Antes de decidirse por un producto, el deudor deberá comparar al menos tres bancos, conocer qué tasa de interés preferencial le ofrecen, el CAT, la anualidad y otras comisiones”, detalló el economista y profesor de posgrado de la Escuela Bancaria y Comercial (EBC), Álvaro Vargas Briones.

Opción 2: La Reestructuración

Para hacer una reestructuración de tu crédito deberás ir directamente con tu institución financiera y exponer cuál es el motivo de tu atraso o por qué no puedes continuar pagando ese monto. Si ya registras atrasos en las mensualidades, es probable que el banco te busque automáticamente.

El banco evaluará tu capacidad financiera y antes de que decidas no pagarle, optará por ajustar las condiciones de tu crédito como plazo y tasa de interés.

“El adeudo puede disminuir drásticamente si el pago se hace en una sola exhibición o la tasa de interés puede reducirse si el plazo de  pago se extiende”, dijo el académico de la EBC.

Sin embargo, el acreditado debe saber que reestructurar un crédito sí dejará una marca en su  historial del buró de crédito, a pesar de ser liquidado, dijo Juan Pablo Zorrilla.

Opción 3: La Reparación

“La reparación de un crédito es el último paso que dan los deudores para corregir su camino”, dijo Alberto García Bravo, de Deuda Fin. Este va dirigido a personas que ya no pagan ni el saldo mínimo de sus créditos y los intereses se han convertido en una bola de nieve casi imposible de detener.

Las reparadoras de crédito son empresas que ofrecen al deudor un modelo de ahorro en el que mensualmente deposita una cantidad menor al pago mínimo que tenía que realizar al banco durante uno o dos años.

El dinero ahorrado servirá para que, al término de ese tiempo, la reparadora de crédito negocie con el banco alguna oferta de descuento y realice el pago. El descuento que las reparadoras pueden conseguir con las instituciones financieras para los deudores es en promedio de hasta el 70% de la deuda.

A cambio la reparadora cobrará al deudor una comisión mensual y otra cuando se termina de pagar la deuda

Ahora ve
Así crece la bebé panda gigante que nació en el zoológico de Tokio
No te pierdas
×