Pros y contras de que tu Afore invierta en CKDs

El horizonte de inversión de estos instrumentos es mayor a 10 años y su riesgo es alto; los rendimientos que obtienen las Afores al usar este vehículo aún no son medibles, dicen expertos.
inversion  (Foto: CNN)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Como una estrategia de diversificación, las Administradoras de Fondos de Ahorro para el Retiro (Afore) invierten en instrumentos de mediano y largo plazo.

Entre estos instrumentos están los Certificados de Capital de Desarrollo (CKDs), fideicomisos dedicados a apoyar proyectos de infraestructura, bienes raíces, salud, energía y a empresas medianas de diversos sectores.

Desde 2009, las Afores han invertido en 37 CKDs  poco más de 80,000 millones de pesos, con el fin de tener retornos más altos que los esperados en instrumentos de renta fija como los bonos o de renta variable como las acciones.

Sin embargo estos instrumentos no están exentos de riesgos.

Afore Sura se ha mantenido activa en la inversión en CKDs, y actualmente 6.4% de su cartera está colocada en elementos estructurados, dentro de los cuales se encuentran 22 CKDs.

La firma invirtió 1,500 millones de pesos -menos de 0.5% de su cartera- en CKDs emitidos por la empresa de servicios petroleros Oro Negro, que recientemente ha tenido problemas para colocar contratos con Petróleos Mexicanos. 

La operación ha sufrido minusvalías por los resultados de la compañía, pero los recursos de los trabajadores no se han visto afectados, aseguró Enrique Solórzano, director general de Afore Sura.

“Para las administradoras que ya han invertido en CKDs en el sector energético les digo que tengan paciencia, y para aquellas que no lo han hecho, inviertan porque el ciclo va a cambiar en unos 20 o 30 años”, comentó Solórzano.

Al colocar dinero en estos instrumentos, el inversionista debe pensar en un horizonte de largo plazo, dijo.

Invertir en CKDs tiene un riesgo, que está ligado al éxito o fracaso que tenga el proyecto que se está financiando. Su liquidez es casi nula pues es una inversión a largo plazo.

“La relación entre una Afore y un CKD es como un matrimonio, se casan esperando que a la larga la relación dé altos rendimientos”, explicó por su parte el presidente de la Comisión Nacional del sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), Carlos Ramírez.

“De ahí que si la Afore decide retirar su dinero puede ser penalizada”, añadió el socio director de la firma de gestores de portafolios de inversión, Sierra Madre Capital, Julio Hernández.

Sería prematuro saber qué rendimientos dan los CKDs, pues estos dependen del éxito del proyecto en el que invierten. Al comienzo la rentabilidad  es baja y puede ser negativa, pero cuando el proyecto comienza a tener ganancias, la rentabilidad despega, explicó Carlos Ramírez.

“Nos falta ver cómo evolucionan los proyectos. Sin embargo, nuestra experiencia ha sido buena, hay CKDs que ya nos han dado resultado sobre todo los que están invertidos en deuda o crédito”, dijo el director General de Afore Sura, Enrique Solórzano.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Las Afores tienen 5.25% del total de su cartera invertido en CKDs, que dividen en inversiones en empresas en desarrollo (34.6%); proyectos de infraestructura (30%); sector inmobiliario (23%); industria energética (5.2%); sector forestal (4.1%) y servicios financieros (3.1%).

“La finalidad de apoyar a un proyecto o empresa en desarrollo es que salgan a vender acciones en la Bolsa Mexicana de Valores, ese es el mayor atractivo para los inversionistas”, aseguró Julio Hernández. “El reto está en que las afores encuentren proyectos con potencial de crecimiento”, dijo.

Ahora ve
España interroga a los cuatro detenidos por el doble atentado en Cataluña
No te pierdas
×