Tarjetahabientes perdieron 2,100 mdp por fraudes en 2014

Los bancos devolvieron a sus clientes 60% del monto que reclamaron ante la Condusef; Santander, Banorte, Scotiabank e Inbursa concentraron el 34% de las quejas por esas operaciones.
grafica  (Foto: Getty)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Los usuarios de tarjetas de crédito y de nómina que reclamaron algún fraude en su contra ante las autoridades en 2014 perdieron 2,100 millones de pesos que las instituciones bancarias ya no devolverán, informó la Comisión Nacional para la protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Los bancos regresaron a sus usuarios el año pasado 60% de los 5,165 millones de pesos que reclamaron en total. Las operaciones irregulares que padecieron incluyen pagos no reconocidos, transacciones electrónicas, y robo o extravío de los plásticos.

"Esto nos preocupa por el impacto que tiene sobre el bolsillo de una persona o de las cuentas de los micronegocios, en los que el monto recuperado puede hacer la diferencia entre seguir operando o no", dijo el presidente de la Condusef, Mario Di Costanzo.

El motivo por el cual las instituciones no devuelven lo reclamadado es porque la queja no procedió. "El banco puede responder por las operaciones no reconocidas inmediatamente que el usuario reporte su tarjeta", señaló el funcionario.

En el caso de las tarjetas de crédito, la Condusef recibió 2.8 millones de reclamaciones por 3,565 millones de pesos. Sin embargo, los bancos solo devolvieron 2,285 millones de pesos a sus clientes.

En el caso de las  tarjetas de débito los casos de fraude registrados fueron 971,268 por unos 1,600 millones de pesos, de los cuales las instituciones bancarias regresaron a sus tarjetahabientes solo 779 millones de pesos.

El número de quejas que recibió en 2014 Condusef imputables a una posible operación fraudulenta fue 2% menor que el año anterior sumando 2.8 millones de reclamaciones, según el reporte que dio a conocer el órgano regulador en conferencia de prensa,

“Santander, Banorte, Scotiabank e Inbursa fueron los cuatro bancos que concentraron el 34% de las reclamaciones”, señaló Di Costanzo.

Para evitar que sucedan más fraudes, HSBC y BBVA Bancomer han implementado el uso de la firma electrónica que suple a la firma tradicional, donde al hacer el pago en la terminal punto de venta se pide al usuario poner NIP para autorizar el pago, explicó Di Costanzo.

Peligro en los medios electrónicos

En 2014 aumentaron 45% las quejas por fraudes en los depósitos a la vista en comparación con el año anterior, al registrarse 125,997, lo que representa 39,000 casos más que en el 2013.

Las reclamaciones por una operación fraudulenta en estos casos derivan de retiros no reconocidos a través de transferencias electrónicas en sitios de internet falsos o no seguros y del cobro de cheques con firmas falsas directamente en las sucursales.

“Aunque los reclamos en sucursal ocupan el primer canal de transacción, los reclamos por pagos por celular aumentaron 30,000 casos para pasar de 3,427 en 2013 a 33,243 en 2014”, detalló el estudio.

Di Costanzo aseguró que la tarea de prevenir estos fraudes depende de ambas partes: usuario y banco.

“Estaremos insistiendo a los bancos para que cada vez que haya una transacción electrónica o móvil, los usuarios tengan de regreso un correo o mensaje que demuestre la transacción que se llevó a cabo”, dijo.

 

Ahora ve
La película ‘Cartas a Vincent’ llega a México
No te pierdas
×