7 tormentos que puedes enfrentar al hacer tu declaración

Pese a los obstáculos que encuentres en tu camino debes declarar antes del 30 de abril; extraviar la FIEL y olvidar hacer pagos provisionales de impuestos son errores frecuentes.
declaración  (Foto: istock)
Samantha Álvarez /
CNNExpansión -

Los contribuyentes que hayan obtenido ingresos por honorarios, arrendamiento, actividad empresarial, enajenación y adquisición de bienes, dividendos o premios, salarios iguales o superiores a 400,000 pesos o más de dos empleos el año pasado tienen hasta el 30 de abril para hacer su declaración anual.

En esta ocasión, el Servicio de Administración Tributaria no dará prórroga para emitirla después. No presentarla a tiempo implicará el pago de una multa o recargos más actualizaciones, si existe algún saldo a cargo, advirtió el catedrático y experto fiscalista de la Universidad Anáhuac México Sur, Joel Álvarez.

Las personas físicas que comenzaron a trabajar después del 1 de enero del 2014 o que dejaron de trabajar antes del 31 de diciembre del mismo año también deberán enviarla, precisó el presidente de la consultoría fiscal Impuestum, Rubén Herrero.

Si aún no llevas a cabo esta obligación, toma tus precauciones antes de hacer tu declaración para que no caigas en las siguientes situaciones:

1. "No encuentro mis documentos"

Para realizar tu declaración necesitarás contar con Firma Electrónica (FIEL), contraseña, constancias de retenciones, pagos provisionales, acumulado de ingresos, RFC de los contribuyentes a los que hiciste pagos que deseas deducir y tu clabe interbancaria.

La FIEL tiene una duración de cuatro años, para tramitarla puedes hacerlo a través del portal del SAT. Pero si lo que te falta son las constancias de retenciones o algún dato está mal tendrás que acudir con la empresa a la que prestaste tus servicios.

“Está obligada a dártela desde el primero de abril y en caso de que los datos estén mal, tendrá que hacer una declaración complementaria de su Declaración Informativa Múltiple para corregir el error”, explicó Joel Álvarez.

2. “El contador se llevó todo”

La confianza que depositan algunos contribuyentes en sus contadores a veces es ciega. Sin embargo, es común que al terminar la relación con ellos se lleven las contraseñas, firmas electrónicas o documentos.

“En caso de extraviar la contraseña puedes acudir a la oficina del SAT que te corresponde y tramitarla en el módulo exprés”, recomendó Álvarez.

Conserva contigo una copia de los archivos y pídele que el día que realice tu declaración anual, te envíe el acuse de envío que recibe del SAT para estar seguros de que realizó el trámite, agregó el académico de la Anáhuac.

3. "No entiendo los términos"

Al llenar la declaración anual encontrarás conceptos complicados de entender por ejemplo “ingresos nominales, acumulables y exentos”, entre otros. Para aclarar tus dudas utiliza el servicio del chat o atención telefónica que ofrece el SAT de manera gratuita, agregó Rubén Herrero.

4. “No hice mis pagos provisionales”

El 17 de cada mes todas las personas físicas tienen que hacer el pago provisional del Impuesto Sobre la Renta y del Valor Agregado, si no lo realizaste sí podrás emitir tu declaración anual. Pero si el SAT detectará que hace falta un pago te aplicará una sanción económica.

“Para evitar que esto suceda realiza los pagos mensuales antes de hacer tu declaración anual”, comentó Álvarez.

5. “Me equivoqué al llenar los formatos”

Es común que por la serie de números y letras que integran los RFC, las claves interbancarias y montos e impuestos, los contribuyentes confundan números con letras y viceversa. Los errores afectarán las deducciones pues no las recibirás a tiempo.

“Las aplicaciones del DeclaraSAT y Asalariados te permitirán guardar e imprimir tu declaración antes de enviarla, eso funcionará para corroborar los datos y evitar sorpresas”, dijo Álvarez.

6. “Las deducciones tienen un límite”

No olvides que a partir de esta declaración anual, las deducciones personales tienen un límite del 10% de tus ingresos o hasta cuatro salarios mínimos generales anuales (entre 93,000 y 98,000 pesos), lo que resulte menor. Por lo tanto no esperes que el SAT te regrese todo lo que gastaste, agregó Herrero.

7. “Tuve que madrugar y además me trataron mal”

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Si quieres que el SAT te brinde ayuda presencial para elaborar tu declaración anual tendrás que solicitar una cita por internet, pero es posible que ya estén saturadas. De ser así tendrás que llegar desde las 6:00 am a la oficina de la dependencia que te corresponda y tomar un turno.

Si por alguna razón tuviste algún mal trato por parte de algún funcionario del SAT podrás denunciarlo a través de la encuesta de satisfacción que te entregarán al término del servicio o quejarte ante la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, recomendó Joel Álvarez.

Ahora ve
Los grupos radicales “no son del pasado”, dice periodista amenazada por KKK
No te pierdas
×