8 herramientas para que los niños aprendan a usar el dinero

Enséñale a administrar mejor sus domingos con prácticas sencillas, ejemplos y analogías; la edad recomendada para empezar es a los 5 o 6 años, cuando tienen inquietud de comprar algo.
niños dinero  (Foto: Getty)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Seguramente has escuchado que los niños absorben todo como “esponjitas”, y es cierto. Ellos aprenden de sus padres hábitos y actitudes que replicarán en su adultez. Por eso es importante enseñarles la administración, el valor y uso del dinero desde pequeños, sugieren expertos.

“Si dejáramos que los niños no tengan contacto con la educación financiera, la consecuencia será que pasarán su vida trabajando demasiado para ganar dinero que no sabrán cómo administrar”, comentó el consultor de Finanzas Personales México, Juan José Salas.

Los expertos recomiendan no subestimar el talento y la inteligencia de los pequeños y hablarles del dinero desde los 5 o 6 años, cuando surge la inquietud de comprar cosas.

“La ventaja de educar a un niño financieramente es que no tendrás que mantener a un adulto”, agregó el vocero de Resuelve tu Deuda, Ricardo González Aragón.

Al hablar con tus hijos utiliza ejemplos, analogías y sobre todo no le pongas adjetivos al dinero. “Si el niño crece pensando que tener dinero es malo, que corrompe y vuelve mala a la gente, no lo ahorrará y se lo gastará de inmediato”, aseguró la autora de Blogylana.com, Sonia Sánchez-Escuer.

Comparte con tus hijos las siguientes herramientas financieras:

1. Jerarquización

El niño debe aprender a distinguir entre deseos y necesidades, esto le permitirá definir cuáles son sus prioridades. “Hazle saber a tu hijo que comprar algo inmediato por satisfacer su deseo puede implicar un mayor gasto y una menor calidad en el producto (…) Pensar dos veces las cosas lo ayudará a identificar si realmente necesita lo que quiere comprar”, dijo José Salas.

2. Autodisciplina

Explícale a tu hijo que en el gasto del dinero hay que ser pacientes y retrasar la gratificación inmediata para esperar mejores productos o servicios en el futuro. “El niño tiene que entender que debe gobernarse a sí mismo, saber esperar, comparar, buscar y tener paciencia”, dijo Salas.

3. Comparación

Los diversos contextos en que se quiere comprar algo alteran el precio de los productos. Enseñarle al niño que comparar precios en diferentes temporadas del año, circunstancias o lugares puede encarecer o abaratar las cosa.

Cuando vayan al supermercado a surtir la lista de alimentos, dile que te ayude a ubicar los productos más baratos y hagan la cuenta de cuánto están ahorrando, sugirió Ricardo González.

4. Presupuesto

Con ayuda de tu hijo, en una hoja o pizarrón plastificado anota las fuentes de ingreso que tiene a la semana o al mes (mesada, ingresos por venta de juguetes o ropa vieja, un pequeño negocio o la recompensa que le dejó el ratón de los dientes) y escriban sus gastos. De esta manera sabrá cuánto dinero destinar a cada rubro. “Trata de que el 10% de su ingreso se vaya al ahorro”, sugirió Ricardo González.

“Conocer sus gastos no lo preocupará ni lo agobiará; al contrario, lo hará consciente de su decisiones financieras”, agregó José Salas.

5. Reflexión

Las decisiones de compra deben ser tomadas exclusivamente por los niños, los padres solo podrán darles consejos, sugerencias y orientarlos sobre cómo usar su dinero, sugirió Sonia Sanchez-Escuer. Pero al final de cada compra es necesario analizar si la compra fue una buena o mala idea y por qué. “De los errores también se aprende”, señaló José Salas.

6. Gratificación

Dale a tu hijo una mesada, pero recuérdale que ese dinero le debe durar hasta la siguiente semana o mes según hayan pactado la entrega de ésta. Él deberá dividirlo en gastos corrientes, ahorro a futuro, donaciones e inversión. “Usar una alcancía transparente para concentrar el dinero, incentivará al niño a seguir ahorrando pues verá que la alcancía se está llenando”, sugirió Sonia Sánchez-Escuer.

7. Inversión

Skotiabank, Banamex, BBVA Bancomer y HSBC tienen cuentas de ahorro infantiles, de acuerdo con la Condusef sus rendimientos no superan la inflación, pero ganan en seguridad porque están en el banco. Los montos para abrir estas cuentas pueden ir desde los 500 pesos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe los mejores tips para tu ahorro, gasto e inversión.

Es recomendable que la tarjeta de débito que se le entrega a los niños se utilice para los gastos corrientes, y las inversiones de montos más altos se metan en otros instrumentos financieros que generen mayores rendimientos y que las administren los papás, sugirió Sánchez-Escuer.

8. Préstamo

Si tu hijo quiere comprar algo pero no le alcanza, hazle un préstamo. Sin embargo, recuérdale que le descontarás de su mesada cierta cantidad fija para que él sepa que no le regalaste ese dinero. “Deberás ser disciplinado con los cobros”, agregó Ricardo González, de Resuelve tu Deuda.

Ahora ve
Testigo relata momentos de terror en La Rambla, Barcelona
No te pierdas
×