Cómo se beneficia tu Pyme al ayudar a otros

Las donaciones a organismos sin fines de lucro pueden deducirse hasta por 7% de las utilidades; al comunicar este tipo de acciones debe difundirse el beneficio social que se logró hacer.
cheque  (Foto: Getty)
Samantha Álvarez /
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Las donaciones a fundaciones o asociaciones civiles sin fines de lucro pueden traer a la empresa beneficios fiscales, buena reputación e imagen ante tus stakeholders o grupos de interés.

Hoy las donaciones tienen un límite para evitar fraudes y conflicto de intereses. Pueden ser en especie o efectivo pero el monto debe ser igual o menor al 7% de las utilidades de la empresa declaradas el año fiscal anterior, explicó el presidente de Impuestum.com, Rubén Herrero.

“Anteriormente las empresas podían entregar recursos ilimitados a las fundaciones que pertenecían a su mismo grupo empresarial y el dinero quedaba en la misma compañía. Por lo tanto se repartía entre los socios”, recordó el catedrático de la Universidad Anáhuac México Sur, Joel Álvarez.

Por ejemplo, si las utilidades de la empresa en 2014 fueron de 1 millón de pesos, la compañía solo podrá deducir donativos en 2015 por 70,000 pesos, aunque el donativo final supere esa cantidad.

Aún con esta reducción el tema puede ser en algunos casos tema de conflicto de intereses.

Recibir un donativo no compromete en nada a las fundaciones u organizaciones que lo reciben. “Son donativos no onerosos ni remunerativos, lo que significa que la fundación no deberá nada”, dijo Joel Álvarez.

La decisión de tejer una relación entre donataria y donante no se toma a la ligera. Debe involucrar cuatro áreas de la empresa: la dirección general, financiera, fiscal y marketing.

El área financiera determinará en qué condiciones está la empresa, si tuvo utilidades o buen flujo de efectivo. “Si la empresa está en su punto de equilibrio, poco arriba de él o tiene pérdidas, no es buen momento para hacerlo”, dijo Herrero.

Cuando el comité integrado por las direcciones principales de la empresa haya elegido a la donataria, deberá verificar su reputación, que tenga su registro ante el SAT actualizado (éste se publica en el Diario Oficial de la Federación) y que expida comprobantes fiscales digitales.

El área de marketing se encargará de comunicar a los clientes, empleados y proveedores el impacto que la donación causó en la sociedad, ambiente o grupo de interés.

“Es importante que en la comunicación, el protagonista no sea quien donó, sino quien recibe el apoyo y lo haga través de un testimonio, declaración o entrevista”, dijo el director general de la agencia de relaciones públicas ALTO IMPACTO, Luís García.

El fisco no pide explicaciones sobre el tipo de causa a la que cada empresa destina el dinero. Sin embargo, sí pide que las fundaciones se encuentren dentro de las donatarias autorizadas publicadas en su sitio oficial.

“La actualización del registro de las donatarias autorizadas sale los primeros 10 días de enero y los primeros días de julio”, agregó Álvarez

Por su parte, el 15 de febrero del 2016, las empresas donantes en su declaración informativa múltiple, deberán avisar al SAT cuánto donaron, ya que ésta información deberá coincidir con la que presentaron las donatarias el mes de noviembre anterior.

La estrategia para realizar las donaciones debe ser escalonada, es decir donar poco a poco: primero dinero, después becas o en especie o combinar ambos (efectivo y especie), con montos que van de menos a más, recomendó Luis García.

Ahora ve
Periodista hispana vivió en carne propia la intolerancia de integrante del KKK
No te pierdas
×