Estudio + trabajo: la combinación ideal

Si estás en la universidad y decidiste entrar al mundo laboral, debes tomar varias consideracio administrar el tiempo y mantener una red de contactos, te ayudarán a no morir en el intento.
Combinar la universidad con un empleo de medio tiempo te ayu
Tania M. Moreno
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

Estudiar y trabajar al mismo tiempo no es una tarea imposible, aunque sí puede ser una labor titánica, sobre todo si no tienes un plan definido. Si estás iniciando la carrera y deseas comenzar a adquirir experiencia laboral, es preciso que definas tu objetivo, pues si esperas obtener un empleo altamente redituable, te llevarás más de una desilusión.

“Si estudias y trabajas, debes valorar, más que un buen salario, la experiencia y los vínculos que puedes generar, ya que te servirán a futuro. Además, es importante que recuerdes que es el inicio de tu independencia económica”, dice Ana María Gueli, de Bumeran.com México.

Para tener éxito en esta tarea, la especialista en temas laborales y de Recursos Humanos, recomienda atacar tres áreas específicas:

1.- Lo que debes tomar en cuenta

  • La administración del tiempo: lo ideal es conseguir un trabajo de seis horas que te permita dedicarle el tiempo suficiente a los estudios, recuerda que no se trata de sacrificar uno por otro, sino de complementarlos.Inclínate por trabajos con menor carga de horas y cercanos a tu domicilio o universidad.
  • La experiencia vale oro: en todo trabajo se aprende algo nuevo, así que debes aprovechar cualquier oportunidad. Si ya estás en la segunda mitad de la carrera, lo mejor será que busques empleos acordes. Lo más importante es que no llegues tarde a la universidad o comiences a faltar, pues corres el riesgo de no terminar tus estudios. Siempre respeta los horarios.
  • En el pedir está el dar: toda escuela tiene un calendario de exámenes, así que puedes pedir con anticipación tiempo para estudiar y prepararlos, así no quedarás mal ni en el trabajo ni en la universidad. Puedes aprovechar los espacios muertos, como traslados, esperas o trámites para estudiar un poco. Averigua si la empresa para la que laboras otorga becas o estímulos a estudiantes,

2.- Actualiza tu CV

La rotación laboral está a la orden del días, así que es mejor que estés preparado para cualquier contingencia. Siempre preocúpate por tener un buen currículum. En él deberás incluir tus proyectos universitarios más importantes, ya que aún no tienes experiencia laboral. No olvides mencionar los trabajos voluntarios, prácticas profesionales y los empleos de medio tiempo que has tenido.

3.- Mantén una tu red de contactos

En el trabajo cuanta más gente conozcas y te relaciones bien, es mejor, ya que nunca sabes dónde podrá presentarse la siguiente oportunidad. Además de en lo laboral, puedes establecer diálogos y asesorías con profesores, pues aunque no lo creas, también son una buena fuente y tendrás el beneficio extra de que al conocerte mejor, serán más comprensivos de tu situación.

Ahora ve
No te pierdas